SEGUIDORES

miércoles, septiembre 17, 2008

Video experimental tributo a Arthur Rimbaud

Y siguiendo con nuestra semana de muestra de chucherías Rimbaud, he aquí un interesante video experimental.

Como acto de absurda distorsión psicológica, hemos adornamos la entrada con la foto de primera comunión del joven futuro dipsómano, traficante de armas, sodomita y enfermo de sífilis. (El Señor siempre pasa su factura. Amén).

Deseamos dedicar esta entrada al clero costarricense, en especial a cualquiera de ellos que se encuentre privado de libertad.

6 comentarios:

Asterión dijo...

¡Vaya una "letanía posmoderna"! (Sin ofender, jaja) Me ha gustado mucho.

La comparación entre Mozart y Beethoven (este último mi preferido), yo la hubiese aplicado también a Baudelaire y Rimbaud (aunque aqui el asunto cronológico se invierte: el segundo, evidentemente, no existiría sin el primero). A Baudelaire lo prefiero antes que a Rimbaud (a pesar de lo que digan varias amistades).

También, Baudelaire es ejemplo de pocos libros (uno o dos, si queremos ser extremistas), con los cuales logra "todo". Aunque en esto sí se asemeja a Rimbaud.

La "poesía maldita" y la "generación beat" han sido una maldición para todos las generaciones, europeas y americanas. Todos siguen pateando el balde, 150 años después, y creen que son "malditos" por eso.

Tu estadistica de aspirantes a Rimbaud es austera y precavida. Con Internet, las generaciones ya no saltan de diez años en diez años, sale una nueva cada día en cada esquina, y todas creen ser la "revolución".

Nota 1: yo también creo que Di Caprio es buen actor.

Nota 2: en clásica contemporánea ya me quedo corto. Apenas llego a los años cincuenta con Berio, Ligetti, Stockhausen (y rara vez los escucho).

Nota 3: en popular anglosajona: The Beatles (obvio), Pink Floyd, Bob Dylan, Leonard Cohen, David Bowie, Tom Waits, Captain Beefheart, Frank Zappa, Robert Wyatt, Rufus Wainwrigth, etcétera, etcétera...

Alexánder Obando dijo...

Asterión, empiezo por contarte que Ligeti, uno de los tres genios que le dan su música a "2001, Odisea espacial" (los otros Strauss hijo y Jachaturian) pateó el basurero por última vez en junio del 2006.

Gracias por tus comentarios y te doy toda la razón en 3 cosas. 1 No se me ocurrió la relación Baudelaire/Rimbaud, tal vez precisamente para alejarme del sujeto en cuestión y no ejemplarizar a Rimbaud por medio de Rimbaud. 2. La moda Rimbaud es inextinguible, otra de las maldiciones con las que tendremos que vivir todos, amantes, enemigos e imitadores. 3. Confieso que DiCaprio me parece guapillo, pero la elección que hizo la Holland se basó prioritariamente en tres factores: Leonardo era el único maecillo con suficiente talento como para hacerle segunda a un actorazo de la calidad de David Thewlis, también era el único actor ya experimentado que podía dar la ilusión de ser un güililla de 16. Y por último, DiCaprio era el chineadito de moda en Hollywood, y en el arte como en el comercio, un nombre conocido vende más.

Em cuanto al PUNK, ya ves que por medio de sus múltibles sentidos tiene puntos de concordancia con Rimbaud que son vitales. Pero la palabra clave es no conformismo, o bien, contracultura, destrucción y creación permanentes. Por eso me parece una metáfora valiosa. lo demás, creo que ya está dicho en la "letanía" (me gustó esa forma de llamar a este comentario punkero).

No estamos escribiendo.

Asterión dijo...

Como te diste cuenta, me equivoqué y puse el comentario aquí. Vos, con gran deferencia, me seguiste la corriente (a ver si lo pasás de lado).

Strauss hijo. Antes pensaba que Johann era hijo de Rijard. Luego supe que Rijard es hijo porque tuvo otro papá, Franz, (como es usual, muy lógico, ¿no?); y que Johann, quien coincidentemente también es hijo, lo es en virtud de otro padre, también de nombre Johann. Como que la geneaología si estaba para complicarse. Eso sí, mientras no se confunda El Danubio Azul con Así habló Zaratustra.

Sí, supe que Ligeti murió en 2006. Por cierto, ¿viste que ayer murió Richard Wright, de Pink Floyd?

Saludos.

Alexánder Obando dijo...

Asterión, soy un bloguero pollito. Tan pronto aprenda a pasar comentarios de una entrada a otra, con mucho gusto cumpliré tu solicitud.

En cuanto a Richard Wright, mae es un poco escalofriante. Lo leo en el mismo momento que estoy eschando a Pink Floyd, específicamente el álbum MEDDLE. Tu noticia me llena de nostalgia. :(

Asterión dijo...

Jaja, lo de pasarlo era joda. El otro día, Germán Hernández puso su comentario también donde no era. Y uno de mis mejores amigos, no hay forma, no logra poner ni siquiera un comentario.

Y lo de Wright, pues sí, una lástima. Su estilo y sus aportes me encantan. Lo primero que piensa uno es que ahora sí ya no habrá "reunión", pero luego se da cuenta de que en ese caso no es tal: aunque genial, en The Wall fue despedido y contratado como músico de estudio y casi no tocó. En The final cut no aparece. En Delicate... músico de sesión. Luego, tanto el grupo, como Waters y Gilmour tocan con toda una banda de apoyo. Además, como tampoco está Barret, bien podemos esperar una super gira de tributo, con los otros tres y los ochos músicos adicionales.

Alexánder Obando dijo...

Soy anacrónico en algunas cosas. (Creo que algo parecido dijiste con referencia a lo histórico). No veo obras de teatro clásicas, porque disfruto mucho más de su lectura y nunca, jamás, voy a conciertos de música que no sean clásicos. No me gustan las desviaciones del modelo original por medio de recursos extramusicales. Es decir, prefiero la música sin el "show". Ahora bien, no es que no me gusta los mixes y remixes; me encantan, por ejemplo, los de Nine Inch Nails porque no usan recursos extra musicales. Digo todo esto, asumiendo que cosas como la distorsión y el ruido son, de suyo, recursos "musicales", al menos en el sentido contemporáneo de la palabra "música". Por eso no me desvelan los reencuentros y y otros recursos afines. Ya está la música en el cd o dvd y punto. Mención aparte merecen las grabaciones de conciertos históricos como Led Zeppelin en Toronto o algunos conciertos de los Doors donde las improvisaciones de Morrison son abslutamente geniales. Pero Pink Floyd en Berlín, para ponerte un ejemplo, no me desvela porque no me parece que hiciera algo que superara lo ya hecho en el estudio.

En fin, más que anacrónico, llamame trasnochado, pero ese es mi estilo. Sin embargo, no soy avaro en prodigar elogios si creo que son merecidos. Si un concierto en vivo resulta espectacular, pues al césar lo que es del césar...
Saludos.