SEGUIDORES

sábado, septiembre 20, 2008

LA NO-IMPORTANCIA DE RIMBAUD. ¡Respuesta a vosotros, Oh incrédulos!


(Con respecto a las tres entradas anteriores y a varias de sus reacciones)

La poesía tal vez no haya que tomársela en serio, ni la guerra, ni el abuso, ni el homicidio, ni la alegría, ni nada.

Mi tésis es que la vida es creciente complejidad de sustancias a partir de la interacción fortuita de elementos primarios, nada más.

¿Y qué sentido tiene eso? Ninguno. Es puro Prinzip Caos. Movimiento circular de hojas. Huracanes creados por el choque de aire frío y aire caliente en el Atlántico oriental. Supernovas explotando por simple agotamiento estelar.

Nada importante.

Solo hechos fortuitos de una serie de elementos fortuitos y ya más o menos predecibles en cuanto a los resultados de sus combinaciones. La poesía no tiene importancia porque la vida no tiene importancia. El sentido de la vida no es más que un encuentro químico en el cerebro de un primate y no pasa a ser nada más que eso. Las tres cosas: sentido, primate y cerebro, no son más que relaciones químicas en acción… … Y, por cierto, la química tampoco ni es Dios ni es el sentido de la vida. Solo es un descubrimiento del primate mencionado, de cómo él y todo lo demás se alínea pero no para producir un sentido último, se alínea porque esa es su naturaleza, física y espontánea.

Y la jerarquía de esos alineamientos es también ilusa. Están al mismo nivel un átomo de hidrógeno que viaja de Sirio a la Tierra impulsado por el viento estelar, y toda la metafísica de todos los filósofos de este planeta. Repito: en el orden de importancia no existe el orden de importancia. Son solo alineamientos y reacciones químicas en el cerebro del primate.

Y como no hay sentido real ni propósito último, dirían los existencialistas, (otro grupo tan importante como el pedo de banano enchichado que se echa un bonobo). Entonces, juguemos a darle sentido a todo. Y el que no quiere que no le dé sentido, incluso, si lo desea se puede ir, como DFW o como Rimbaud, Total irse no es más que cambio de estado y forma de las estructuras químicas, que como ya dijimos, no significan nada en una escala jerárquica que no existe.

Y si jugamos (una reacción más), ¿a qué jugamos? Podemos jugar a que hay ética, horror, miedo, alegría, paroxismo o simplemente crear una escala musical para los sonidos ideológicos (otra forma de acomodamiento de elementos) que la química del cerebro del primate construye. Podemos jugar a que hay dioses para empezar a llenar la escala jerárquica que acabamos de inventar. Podemos jugar a que hay pedos y que hay bananos y que hay bonobos para hacer la escala más compleja (porque, al igual que los alemanes, una ilusión de ultramar, que a la vez es otra ilusión) nuestra escala, entre más compleja, será más divertida.

Y así, yo (que soy la suprema ilusión de esa escala) le puedo dar sentido a la vida, que como dijimos es una secuencia y grupo de reacciones químicas con orden pero sin sentido.

Yo juego entonces a que hay sentido. Y ese sentido lo gobernaré yo (como hago con cualquier otra reacción sin importancia y sin escalafón). Pero voy a jugar a que ES muy importante y que ES muy alta en la jerarquía-ilusión (que realmente no existe porque solo es un juego en el cerebro del primate que es un juego químico que a su vez… … etc., etc.

Decido entonces que ese sentido sea dionisíaco (otro sinsentido no importante que subo en mi camioncito mental de escalafones).

Luego decido que Rimbaud (otra ilusión más en el sin fin de ilusiones químicas) es un dionisiaco y que ese dionisiaco, por 14 o más razones (todas procesos químicos en el cerebro del primate-ilusión) es un genuino ancestro del movimiento PUNK, tanto en su poiesis como en su biografía. Recordemos que todo eso: "ancestro", "primate", "genuino", "movimiento", “punk”, “biografía”, etc., no son más que reacciones químicas y que hasta la palabra “química” es una reacción química.

Una vez hecho esto, comparo mi escalafón con otros cuerpos químicos con afanes escaloneadores (y escalofriantes) y decidimos por imposible concenso (imposible por ser solo una reacción química, pero válida como parte del juego) que el ya mencionado Rimbaud es un dios dentro de la religión llamada arte. Es decir, que es parte de la broma de darle sentido a lo que no son más que reacciones de partículas elementales dentro y fuera de las estructuras subatómicas.

En resumen: la única realidad son las partículas elementales y el vacío.

Lo demás es una ilusión llamada poesía.

Por eso, claro, … … ni Rimbaud ni la poesía tienen importancia.

Un quark o un neutrino siempre será más importante que un poema.

8 comentarios:

Asterión dijo...

"The monkey sat on a pile of stone/ staring at the broken bone in his hand".

"Memory is a stranger/ history is for fools".

"And the man is a tool/ in the hands of the great God almighty/,
and they gave him command of a nuclear submarine/ and sending back
search for the Garden of Eden".

"Can´t you see/ it all makes perfect sense/ expresed in dollars and cents, pounds chillings and pence./ Can´t you see, it al makes perfect sense".

"This species has amused itself to death"

Escatonauta dijo...

Asterión, extraordinary poem, really beautiful. Who's the author?

It´s gotta be worth at least three quarks and two neutrinos!! :)

Asterión dijo...

Jaja, do you think?

Es de "Perfect sense", del album Amused to death, de Roger Waters. Lo puse de memoria y está lleno de errores. El disco es magnífico.

Los primates y los bonobos de tu textos me hicieron pensar en él. Y bueno, es obvio que el primer verso remite a 2001.

Apostilla: en verdad, la única realidad es el lenguaje. Los neutrinos, quarks, Rimbaud, Waters, un bonobo, vos y yo, las ilusiones, el punk y las mentiras existen por él.

Escatonauta dijo...

AAAHHHH!!!!! Conque lacaniano, el muchachito???

Muy pero muy interesante!!!

:)

Asterión dijo...

Jaja, exactamente. Pero primero freudiano, y luego paciano y wittgensteiniano, y así sustantitvamente, dijo el Chavo.

Sentenciero dijo...

Álex, leí esta seguidilla, o intenté hacerlo, conteniendo la respiración, en señal de máximo suspenso. Cómo no llegué a la asfixia, aún me lo pregunto.

Escatonauta dijo...

Guillermo, estoy apenado de haberte provocado síntomas semi asmáticos. (Te recomiendo salbutamol en su presentación de inhalador).

Por otro lado hice una concienzuda revisión lexical de "seguidilla", y aunque solo me aportó conocimento poético, creo haber atrapado tu metáfora.

Aún así, quedo en duda en cuanto a tu comentario. Porque asma, lo que se dice asma, solo me ha pasado dos veces en la vida. 1. Cuando me leí en voz alta y total fascinación el Altazor, y 2. cuando la suegra nos pilló a mi novio y a mí (teníamos 15 y 16 años) besándonos en el sillón de la sala. El ataque fue tan fuerte (con ambulancia y de todo) que a la señora se le olvidó, al menos de momento, que su cachorrito adolescente era maricón.

Así pues aclararme cuál variedad de asma fue, dejando de lado, claro está, los buenos modales.

HAVE A NICE, ASTHMA FREE DAY :)

DM dijo...

Yyyyy mae! Lo que hacen los putos quarks en los primates!