SEGUIDORES

martes, diciembre 14, 2010

SONETO AL HUECO DEL CULO: Rimbaud y Verlaine.

 Rimbaud en 1871.

Los poemas a ciertas partes del cuerpo son comunes: los senos, los ojos y las piernas están quizás entre los preferidos. Pero hay otras partes poco o casi nada nombradas. En tiempos recientes el pene, la vagina y las nalgas han tomado cierta relevancia entre la poesía de les autores modernes, pero todavía hay rinconcitos innombrados e innombrables. El esfínter anal, por ejemplo, es aún una parte tabú del repertorio sexual entre les poetas; tanto así, que mucha gente -culta o no- se resiste a verlo como un órgano propiamente sexual.

Paul Verlaine y Arthur Rimbaud se dedicaron a tratar de entender a ese desafortunado huequito como un auténtico centro de placer. Y por eso acometieron la tarea de adorarlo con algo que fuera más allá de sus folladas cotidianas.

En esta colaboración poética las dos cuartetas son de Verlaine y los dos tercetos de Rimbaud. ¡Disfrutad!


SONETO AL HUECO DEL CULO

Oscuro y fruncido como un clavel violeta
respira, tímidamente oculto bajo el musgo;
el licor del amor todavía lo humedece
y fluye por el leve declive de las nalgas.

Filamentos parecidos a lágrimas de leche
lloran ante el triste soplo que los arrastra
a través de piedritas de abonos arcillosos
hacia el declive que ahora los reclama.

A menudo mi boca se acopla a su ventosa
y allí mi alma, del coito material envidiosa,
cava su lagrimal feroz, su nido de sollozos.

Es la argolla extasiada y la flauta mimosa,
tubo por donde baja el celestial confite,
Canaan femenino de humedades nacientes.

En lo que a mí concierne, el poema conserva toda su actualidad.

15 comentarios:

J.P. Morales dijo...

"A menudo mi boca se acopla a su ventosa
y allí mi alma, del coito material envidiosa,
cava su lagrimal feroz, su nido de sollozos"

Más allá del humor o la exitación que el texto pueda contener, reacciones que innegablemente provoca, lo que me limpia es la manera en que el poema se eleva y alcanza la sublimidad, sin dejar de ser lo que es: un soneto al hueco'el culo. Vaya manera.

Germán Hernández dijo...

Ojo!

Ya empecé mal con las aluciones...

Ojo! que el culo tiene dignidad literaria, no se discute...

Pero hay que hacerlo como siempre genialmente como los tipejos traídos a colación...

Un abrazo grande mi precioso Alex

J.P. Morales dijo...

Germán, permitime una sugerencia: la próxima vez que llamés precioso a Alex, poné la primera "o" en mayúscula: preciOso. Como miembro de la Comunidad Mundial de Osos Humanos (COMOH), me veo en la obligación de aprovechar cualquier oportunidad de llamar oso a quien lo merece (jaja, de cariño, obviamente, es que soy muy cariñOso).

Alexánder Obando dijo...

Yo no sabía que era miembro de COMOH. ¡Vaya, qué honor! Gracias, gracias, ☺

Byron Espinoza dijo...

Maravilloso!!!!

FRANK RUFFINO dijo...

Estimado Alexánder:

Por ser tan apasionados del culo, Verlaine (escapándosele a su esposa, el vate más madurón anduvo una temporada de amoríos y aventuras malditas con el joven poeta) le descerrajó un plomazo a su amante Rimbaut en el pecho, y del cual milagrosamente salió vivo, y todo por tan pequeña pero trascendente región geográfica del cuerpo.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

P.D.Saludos a J.P., a Byron y a Germán.

ANUNCIO:

En marzo o abril me voy a encontrar con mi novia platónica en Sevilla. Abriré una pequeña marisquería en un pueblo costero, o cerca de la costa llamado Frigiliana. En ese pueblo que te cuento, mucho turismo europeo, con capacidad económica: ingleses, alemanes, holandeses... Al fin emigro de este estercolero cultural (aunque amo al país y a sus buenas y sencillas gentes). Hace cinco años me había juntado con la mamá de mi pequeño hijo Octavio de casi dos años, y su ex marido le dejó la marisquería. Ahí aprendí a cocinar varias cosas y el famoso ceviche. Cuando esté instalado puedes visitarnos (hago invitación extensiva a todos los poetas y poetisas nacionales): tú tendrías comida y habitación asegurada y no tendrías que gastar nada. Haré de Frigiliana un emporio de la Poesía latinoamericana. Enseñaré a los españoles a escribir como poetas malditos, tan escasos en España, pues muchos fanfarrones solo tienen esa etiqueta y no han vivido las aventuras y estrecheces de uno.

Abrazos,
Frank Ruffino.

P.D.2: Ya ves amigo: hace un año jamás habríamos calculado el futuro, que es este presente: los dos forzosamente autoexiliándonos, tú en Gringolandia, y yo en España. Es mejor así, creo sufriremos menos fuera de este sistema cultural tico, preferimos el ostracismo voluntario, a esta invisibilización humillante y adrede de los círculos del poder cultural, cuatro o cinco gatos y gatas mafiosos LAGARTONES.

Wílliam Venegas dijo...

A todos los amigos de este blog, muchas felicidades y que sigamos tenaces en la construcción de un mundo mejor, lucha cada vez más dura y larga, pero que hay que dar.

[¿Están seguros que es un hueco?]

don vito andolina dijo...

Hola impresionante entrada,muy bella,lindo blog,si te gusta la palabra elegida y la poesía te invito al mio,es un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/gracias, buen jueves, besos, feliz poesía.
Que dos grandes...¡¡¡¡¡

Lyn dijo...

Desearle una feliz Navidad

LUANHA M.G dijo...

Vaya que sabian del placer mas delicioso que nos dio la vida
Rimbaud Y Verlaine!!!
CLAROO Y SADE...en fin
como no amar a mis poetas malditos con tanta intensidad. son grandes...
Eel culto aqui visto a ese delicioso boton fue muy fino excitante y por supuesto placentero
un beso

Alexánder Obando dijo...

Gracias a otodos, pero especialmente a Verlaine y su Rimbaud por permitirnos soñar habitando regiones prohibidas.

El ultimo ser dijo...

A mi me parece que el poema es hacia el clítoris, no hacia otra parte del cuerpo, es lo que dice en realidad, va dirigido al clítoris, a ninguna otra parte del cuerpo, si me piensan que me equivoco díganme porque?

Alexánder Obando dijo...

Como el último ser (¿sobre la Tierra?) tiene usted derecho a escoger la identidad de esa abertura sexual, recordando, empero, que el clítoris no es un hueco. Por mi parte prefiero describir el placer antes qu justificarlo. Para mí es un ano, porque he conocido más de uno en mi vida, porque el título del poema es al "hueco del culo" y porque Rimbaud, hasta donde sabemos, todavia no conocía un clítoris en persona, a no ser el de la mama por donde pasó con la cara arrugada y los ojos cerrados el día 20 de octubre de 1854.

Begoña Leonardo dijo...

Hola desde España:
Estoy investigando poetas costarricenses y me he topado con tu blog. Pinché en poetas europeos y tachán aparece este sobervio poema que me encantó, lo desconocía, gracias.
Enhora buena por su trabajo.

Saludos

joerodriguez dijo...

sin duda un poema cargado de metáforas, si no es por el título podríamos divagar, pero hay que releer, para encontrar la exquisités literaria oculta,tal como está la figura inspiradora. gracias por difundirlo, por el título no parece ser lo que es, saludos desde la eterna primavera de méxico.