SEGUIDORES

jueves, septiembre 09, 2010

VIVR SOLO: Un poema de Alexánder Obando


Threesome. Felix Nussbaum, 1904-1944. 

Vivir solo

                                                                                   
El supremo hastío, aquel al que la propia
muerte rehúsa su último humo, se retira
disfrazado de señor.
— René Char

                                                                       (Para Rodolfo Álvarez y Manfred Werther)

Eso que llamamos vivir solo
es transitar en un silencioso dirigible
por las ventosas noches de esta ciudad.
Es no tener quien se ventile con tus cartas
esperando impaciente
a que llegués para abrirlas.
Vivir solo es llamar a Manfred
o a Rodolfo
para ofrecerles una noche de juerga
a costas tuyas,
pero sonriente, acompañado,
feliz de ver una mesa servida para dos.

Vivir solo es comer en restaurantes
cuando tenés plata,
y distraerte haciendo la comida
cuando no tenés plata.
Es tratar de convencer a las amigas
de que aún es muy temprano
                                               para tomar el bus,
y llegar a la torpeza de mentirles
                                               respecto a la hora.
Es mordisquear los hombros
de todos tus amigos y amantes
para delimitar el terreno de tu ternura
y para decir hasta aquí, o a veces,
                                               a partir de aquí.

Vivir solo
es no masturbarse de puro cansancio
                                               de masturbarse.
Es encender la tele para oír bulla
y creer ingenuamente
que te están llamando;
sin embargo, este autoengaño
jamás te da resultado.
Terminás pagando más en insomnio
y al final de cuentas
te volvés a encontrar a oscuras.

Vivir solo
es añorar durante nueve meses las vacaciones
para luego no tener con quien compartirlas.
Alguien ya se ha ido para la playa
y otros se irán con sus otros amigos.
Vos solo sos el alter ego urbano,
aquél con quien se comparte una que otra
noche de bohemia libresca;
pero los amigos, la verdadera diversión,
no es miope ni tampoco
se la pasa hablando de Tomasso Albinoni.

Vivir solo es pues,
pasarse las noches
miserablemente agarrado a las barras
de este zepelín silencioso,
esperando distinguir algún conocido
entre esa masa que ya no se acuerda
de vos.
Que te desnombra
desde que vos olvidaste
los ojos de aquella única hembra
que alguna vez te vio con ternura.

Vivir solo es,
a fin de cuentas,
el trauma
de haberla perdido.

13 comentarios:

Sentenciero dijo...

Me llegó en la primera lectura, tanto que te lo pedí por correo (¿te acordás?); me siguió llegando en las sucesivas: la presentación de Ángeles... y la más reciente en CAMN. Gran trabajo.

Geovanny Debrús Jiménez dijo...

Me identifiqué en varias escenas del poema, no sé por qué me pareció el inicio de una buena novela con un narrador protagonista, más que un poema, pero me encantaron las imágenes que encontré. Es un lujo disfrutar el poema en un todo, la imagen más potente. Gracias.

En este momento no estuviste solo, te acompañé en la lectura. Un abrazo.

Asterión dijo...

Ya lo he dicho, pero igual vale. Un poema hermoso, que destila una tristeza que realmente duele. Y para los que solo leen las novelas de Álex, este poemario es imperdible.

Saludos

FRANK RUFFINO dijo...

Estimado Poeta amigo:

Bien nos da un atisbo el texto de la soledad, aunque con cada ser humano tiene sus matices, mas en general gran "pintura" de ese estado de la vida que termina por joder nuestro estado de ánimo.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

P.D. Cuando me siento así, tan derrotado recurro a las dos botellas que tengo en casa por cualquier emergencia: la de guaro, y la de sirope, esto no tiene nada parecido a una salida, es solo un callejón ciego. Pero mae: qué más da si de todo este infortunio personal se alimenta nuestro arte!

LUANHA M.G dijo...

Muy bien escrito
como muchos de los que ya te comentaron
tambien me identifique con varias de las escenas de tu poema,
y pense en una frase de un poeta amigo:
"mi soledad no es estar solo, mi soledad es estar sin ti"
un honor pasar por sus letras
saludos y pura vida!!

FRANK RUFFINO dijo...

Es increíble: te han abandonado los amigos de la bloguesfera o los amigos reales que tenías cuando estabas en Tiquicia. También me estoy desencantando de esta mierda de comunicación. Mejor hacerse ostra.

Esto le dije ahoritica al Poeta Cristian Marcelo:

El texto es lo que es: todos somos cósmicos aunque le cante vanamente a la luna, mas ella es ella a la hora de las realidades físicas: terrón que nos equilibra la vida -23º-, sin ella no hay esto que tenemos, no podríamos contar ni poetizarnos los unos a los otros.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

Asterión dijo...

Había comentado pero parece que el mensaje no llegó. Un gran poema, que duele realmente. También mencionaba la necesidad de que quienes se centran en la narrativa de Álex también deberían prestarle atención a su poesía.

Saludos

Asterión dijo...

Había comentado pero parece que el mensaje no llegó. Un gran poema, que duele realmente. También mencionaba la necesidad de que quienes se centran en la narrativa de Álex también deberían prestarle atención a su poesía. "Ángeles para suicidas" es un gra libro.

Saludos

FRANK RUFFINO dijo...

Mae, camarada Alexánder:

Sí fuera un Max Jiménez Huete te sacaría de esa tierra que es grande pero ofensora de la Humanidad, racista y neoliberal. He pasado dos días tomando sirope con guaro y follando con las putas de este pueblo. Las damas y beatas se ofenderán cuando lean este comentario machista, pero así soy: como esos viejos patriarcas en los que ellas creen ciegamente no sabiendo que si pudieran volverían del pasado y se las cogerían salvajemente. Envidio a Salomón y a David: tendría mi palacio hasta el olote de concubinas: una habitación pequeñita para la viejas sabias y otra gran habitación para las bestias con el entendimiento corto. Jajaja! Perdona todas estas confidencias que ya no lo son por aparecer aquí, en El más violento paraíso. ¿O desean todos que esto sea un remanso de paz? Soy un pedazo de maldito hombre que está consiguiendo hacerse ángel así mismo sin religiones ni dioses. He levitado en mi cama. A un fruto le dije cae, y cayó. Debo afinarme y dejar este hijoeputa ripio del alcohol impidiéndome volar, realizar los mismos milagros de Jesucristo. Hermano: lo sé: mis alas se esconden en las palabras, tan fuertes algunas veces que podré estrechar tu mano a la distancia y sentir un calor extraño de amigo.

Así el clima de este lado del paraíso.

Frank

FRANK RUFFINO dijo...

Mejor digo: "...Soy un pedazo de bendito hombre...".

Así, soy tan supersticioso que tuve que regresar y corregir.

Abrazos,
Frank.

Wílliam Venegas dijo...

Vivir solo es...
tener tiempo para escribir tal poema...

FRANK RUFFINO dijo...

Con el permiso de Alexánder:

No William: en mi caso no tengo tiempo para escribir nada porque le tengo un miedo inmenso y miserable a la hoja blanca. Tomo guaro, visito chicas, hago pesas, atiendo mi pulperiilla... todo rehuyendo a la aridez blanca y temible de la hoja, como estar perdido en medio Polo Norte. En el 98% de las veces escribo convencionalmente y la mayoría de las veces una musa me sopla cosas y metáforas en el sueño. Algunas veces me logro despertar y escribo algo de lo que creí escuchar. Es una voz de ángeles de uno, nada que se le parezca a un esquizoide, eso es otra vara.


Abrazos,
Frank.

Alexánder Obando dijo...

Lamento haber olvidado contestar a estas entradas, pero gracias a todos por participar.