SEGUIDORES

viernes, abril 23, 2010

¿CUÁNTO VALE LA CONCIENCIA POLÍTICA DE UN PAÍS?

¿Cuánto vale la conciencia política de un país? ¿Cuánto vale eso que llamamos "amistad" y "lealtad"? Para un político hipercorrupto y para un pueblo becerril muy poco... apenas unos cuantos millones... lo suficiente para construir un estadiecito de segunda que en un país de segunda pasa por estadio de primera.

¿Y cómo lo van a inaugurar? Con la mediación de quien convirtió el concierto de Guns n' Roses en una ilusión de sospechosas proporciones.

Pero todo va muy bien. Un día de estos cambiamos de presidente a presidenta, y por algunas horas, el fervor patriótico nos recordará que vivimos en un paraíso. Es decir, un paraíso fiscal, donde solo los muy corruptos prosperan.

La democracia costarricense ya está en cuidados intensivos... ¿Pero quiénes la están cuidando? Los que siempre dicen que el PLN es un partido socialdemócrata.

La conclusión sigue siendo la misma: a los niños todavía se les puede engañar con confites.

7 comentarios:

Pelele dijo...

Recién pasadas las elecciones, salió en La Nación S.A un artículo del historiador Iván Molina ("Algo de historia reciente"), que me parece hace un justo balance de cómo están configuradas (y se han venido configurando)las distintas fuerzas políticas del país. El objetivo de Molina era sobre todo desmentir el asunto este de la "reciente" derechización de la política tica y recordarnos que este es un rumbo que se toma desde el gobierno de L.A. Monge, y que de una u otra forma, los mecanismos MATIZADOS para cambiar de un modelo productivo capitalista con el énfasis en pequeños empresarios, etc, a un capitalismo corporativo, se ha debido en buena medida al descontento y manifestaciones sociales contrarias a este "giro" -aclaración que me parece importantísimo de hacer.

Acá esta el enlace:

http://wvw.nacion.com/ln_ee/2010/febrero/17/opinion2271319.html

Sobre el PLN hay un libro muy bueno de Manuel Solís que te recomiendo, si es que no lo has leído ya: "Costa Rica: ¿Reformismo socialdemócrata o liberal?"

Saludos.

Alexánder Obando dijo...

Pelele:

Molina suele ser sagaz en sus perspectivas. Y gracias por la recomendación de lectura. No lo he leído.

Esteban U. dijo...

Bueno, el tema con China a mí me sigue pareciendo complejo en sus ramificaciones económicas y de política, y medio oculto. Habría que entrarle a todo eso.

Muy bueno el artículo de Molina (gracias Pelele). La derechización es un tema que se desarrollaba ya en su “Historia de Costa Rica” (Molina y Palmer); lástima que no hagan una versión ampliada de eso. La crítica de Molina a la izquierda es certera pero a muchos les caerá mal.

Por cierto, Alex, por fin entendimos “El gran orinador” de Neruda; mirá el grafitti en este enlace (un blog donde participa Pelele):
http://avosnotecreo.blogspot.com/2010/04/el-diccionario-mano.html

Alexánder Obando dijo...

Hola Stavros:

Sí, el tema se las trae. Yo enrindo la neceisad dentro del concierto capitalista de empezar relaciones con un gran país comunista (irónico, ¿no?) pero la forma en que se ejecutó, el secretismo en torno y, principalmente, el descarado oportunismo, me ha parecido realemnte un desacierto moral.

En cyuanro al gran orinador, pues bien, el secreto queda develado.

Abrazos.

FRANK RUFFINO dijo...

Estimado Alexánder:

Del tema chino ya casi ni deseo hablar. He publicado como desde hace un año en El Florense (www.elflorense.com) contra esta alianza neoliberal del Cartel de los Arias con los chinos, es más mi último editorial de abril: "Funestas sombras chinas se ciernen sobre Costa Rica" es casi un colorario de mi ideología acerca de este contubernio. Nada más repetirles otra vez: el estadio Chino (que no tiene nada de nacional) es una golosina regalada a los Arias Hnos S.A., mas los chinos se quedan con la fábrica de dulces: puertos, proyectos eólicos, parques nacionales, etc., y los ticos vamos a reducir nuestra calidad de vida sustancialmente por los productos venenosos y contaminantes que tendremos como única opción en nuestra mesa; para qué hablar del daño al ambiente de las chucherías chinas que nos invadirán: esa basura, y conociéndonos, irá a parar a los ríos y al mar, y por todos los rincones de esta pequeña geografía.
Pingues ganancias tendrá el Cartel de los Arias y sus amigotes oligarcas, y todo a costa de un pueblo domesticado.

***********

Alex: te decía ayer que publiqué en mi blog un antipoema en mi último post. Demolí otro "rascacielos" de la literatura nacional, y al colocar las cargas, resultó que la aparente mole era de confeti: de todos modos me lo volé, como hiciste con el otro elefante blanco de la narrativa. Para practicar tal proeza también me fui en la colada con un explícito y público suicidio.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

Alexánder Obando dijo...

La iconoclastia, Frank, cuando es contra ídolos falsos está muy bien.

Y es bueno al menos derruir algunos zigurats de cartón.

En cuanto a la China, da asco el servilismo que su nuevo poder económico a provocado entre los demás.

FRANK RUFFINO dijo...

...Tienes razón.

Mientras unos indígenas están todos preocupados porque no pueden colocar en el mercado 75 sacos de frijoles orgánicos, y por ello de alta calidad para el consumo humano de clase alta, los frijoleros de Costa Rica albergan en sus bodegas cientos de miles de quintales de frijol... Adivina el porqué de esta situación:

Los antipatriotas Arias, para agradecer a los chinos, compraron miles de toneladas métricas de "frijol" chino. No he visto que en el empaque de los frijoles diga "Producido en China", sin embargo, no comeré esos frijoles (espero no los camuflen en la etiqueta como frijoles nacionales, lo que estoy temiendo) por respeto al productor nacional y para no darle gusto a los Arias y los salvajes chinos. Por supuesto: ese grano asiático despierta toda mi desconfianza, y considerando remotamente que no vienen "arreglados" con químicos y exceso de pesticidas, casi seguro fueron producidos bajo el régimen de la esclavitud acostumbrada por el Estado chino (comer frijoles con mala vibra de sufrimiento).

Sálvese quien pueda!

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

P.D. Por decir la verdad acerca de los chinos, Las Crucitas, las montañas de Heredia, etc, deberé dejar El Florense. Ya no lo haré más, se lo dejo a mi socio, quien sí es negociante, no como yo: un idealista. Te digo: no hay medio de comunicación independiente. Es falacia, y la libertad de expresión en este país la pongo en duda. De buena fuente sé que los Arias no desean a un "Sabonarola" en sus mismas barbas heredianas. Pero seguiré en mi blog y por otros medios manifestando mi pensamiento (esto parece a muchos de ficción, mas está pasando en CR y soy uno de los primeros en "caer" por presiones de la "'dictaLaura’ en democracia”, como parodio la cínica y criminal expresión de mono e'cuerda Arias para llevarse entre las patas al domesticado pueblo costarricense). Si no han visto publicidad de gobierno en mi medio desdes hace seis meses (www.elflorense.com), saquen conclusiones. Ahora salgo, ya no haré más (por primera vez en 12 años) El Florense. Tal vez para mayo ya empiece a salir plata de las principales instituciones públicas hacia este medio de comunicación. Jo: causa-efecto.