SEGUIDORES

viernes, abril 09, 2010

ADRIANO CORRALES BASUREA A ALEXÁNDER OBANDO POR BASUREAR A BETO CAÑAS


Beto indómito.

La periodista Evelyn Ugalde subió hoy (6 de abril)  esto a su muro: "Por sus 90 años, voy a entrevistar a Alberto Cañas, que le preguntarían ustedes?"

La gente preguntó cosas varias como:

1. ¿Qué mensaje le da a la juventud?

2. ¿Cómo se mantiene tan lúcido?

3. ¿Cuál es su mejor recuerdo? Etc.

Yo colaboro con diez preguntas:

1. ¿Cuándo se piensa morir?

2. ¿Necesita ayuda con la tapa del ataud?

3. ¿Por qué cree que hay tanto imbécil que lo admira a usted siendo un retrógrado, machista, juega de héroe, fascistoide, homófobo, misógino, conservador y, lo más imperdonable, un escritor que tuvo al país políticamente en sus manos, pero literariamente nunca ha sido nada de importancia?

4. ¿Qué tipo de colado come usted después de una de sus rabietas de rosa azul mimada?

5. ¿Por qué no ha seguido el ejemplo de los grandes como Churchill y otros venerables ancianos que se retiraron de la vida pública a los 80 antes de hacer como las vacas, digo, como usted?

6. ¿Por qué se revuelca en el suelo y echa espuma cada vez que en la EUNED quieren publicar un libro que a usted no le gusta?

7. ¿Qué marca de pañal usa?

8. Cuando defeca, ¿le sale algo por las orejas?

9. ¿Por qué cree que usted que es la estrella suprema en una cultura complaciente y chupamedias como esta?

10. ¿De qué trata su literatura? (esta última como cortesía a mi amigo Gustavo A. Chaves)

De inmediato se desató una ola de de injurias y contra-injurias. La periodista Ugalde dijo:

(Sic) Mira, me voy por dos horas del ciberespacio y regreso y mi muro esta caliente, caliente !

Alexander qué falta de respeto para Alberto CAñas al leer tus comentarios, me parece que esconden mucho odio y debe existir algo personal detras de lo que dices, no coincido en lo mas minimo con lo que decis. No los borro por no afectar la libertad de expresion, pero me dieron mucha rabia !

A lo que yo le respondí:

Evey, qué falta de respeto de Cañas para con la literatura nacional, diría yo. Y no leo tu link porque ya llevo más de treinta años sabiendo de este señor y leyendo sobre él.

Respeto a quien merce respeto, no a quien no lo merece,

Beto Misógino.

Pero debo decir que mi amigo Adriano Corrales se puso una flor carnívora en el ojal al basurearme por la basureada que le di a Beto. Dijo el polígrafo sancarleño:

Es bastante provocador y de suyo democrático solicitar cuestiones a una posible entrevista con una figura tan polémica como la de don Alberto Cañas. De hecho me parece nutritivo integrar a otros escritores a una entrevista de ese tipo. Desafortunadamente, algunas personas aprovechan el espacio para hacer sonar la trompeta de sus propias sirenas. Es el caso del estimable y excelente escritor don Alexander Obando. Sus preguntas son provocadoras pero dentro de un estilo decadente y demodé que deja mucho que desear sobre el preguntador. No lo esperaba de un escritor de su estatura. Digo, eso se puede hacer en el círculo de amigos, en esas mesas donde se celebra la chota y la agudeza del chisme y el sablazo, pero hacerlo público me parece atroz e irrespetuoso. Y eso que mantengo distancia estética con la literatura de don Alberto, pero, ni a él, ni a nadie, le lanzaría preguntas de esa índole.

Se puede estar en desacuerdo con otro escritor y se puede problematizar su obra con una crítica contundente, pero de allí al ataque ad hominem, al irrespeto y a la chota, hay un abismo. A don Alberto lo respeto muchísimo como intelectual, es un erudito con una lucidez extraordinaria a su edad, conocedor de la literatura costarricense como pocos, y, a pesar de sus errores y de sus correrías político/ideológicas que, como sabemos, todos cometemos, se le debe reconocer su trabajo como gestor literario y su ayuda desinteresada a muchos jóvenes escritores, por tanto, no deja de ser un maestro, aunque no estemos de acuerdo con su pensamiento, su praxis y su escritura.

Reitero: una cosa es expresar el desacuerdo con una forma de pensamiento, con una obra y un proceder, pero con argumentos y contrapropuestas; otra es aprovechar cualquier ocasión para chotear, envilecer e irrespetar a un anciano de la talla de don Alberto, estemos o no de acuerdo con él.

Los orientales, con su cultura milenaria, al igual que las culturas africanas y las precolombinas americanas, celebran, protegen y reivindican al anciano porque es la sabiduría acumulada de sus pueblos. La cultura occidental, leáse europea/colonial, con su crisis general y la obsolescencia del mercado que se convierte en un cultura para la muerte, los abandona en asilos, calles y hospitales. La soberbia nos hace repetir ese esquema antivejez con una saña que no deseo a quien haya preguntado lo que se preguntó. Quiero decir que, ojalá (¡Oh Alá!) nunca al estimado poeta Alexander Obando ningún joven mesiánico, rabioso y con ínfulas de figurar, le aplique el mismo cuestionario.

Adriano Corrales Arias.

Escritor.
"El golpe en honduras es legal". Beto Fascista.

El tema de fondo aquí es el respeto a la autoridad y sus símbolos (la vejez, la "experiencia", la política, los cargos públicos, la docencia, etc.) para justificar atrocidades del pensamiento. Un hombre público (y quizás no una mujer pública) puede salirse con las suyas y ser homófobo, retrógrado, manipulador, misógino, facho, y hasta escritor de pocos créditos si llega a los noventa años. Ese es el mensaje de mi amigo Corrales. Ese es el mensaje del statu quo oficial, y también el mensaje del patriarcado, ante el que todos debemos bajar respetuosamente la cabeza.

Demasiada aspiración de mi parte suponer que se iba a entender un mensaje político-literario en clave de sátira. Demasiada ilusiónn creer que porque los que particiapn de Facebook saben leer y escribir (y hasta decir unas cosillas en "ínglich") iban también a ser entidades críticas.

Todo esto se presta, sin embargo, para un buen análisis de eso que a veces nos cuesta tanto definir: ¿Qué es lo contracultural en Costa Rica? ¿Qué lo underground? Y en definitiva, ¿hacia dónde va nuestra cultura pensante? ¿Hacia ciertos aspectos de la corrección política como instrumento de presión verbal y represión social?... ¿Hacia el Pensamiento Único?...

Muy posiblemente... pero lo claro es claro: ver a Alberto Cañas como emblema de sabiduría y rectitud de la cultura nacional es ideológicamente peligroso. Y estas contradicciones siempre se pagan.

(El resto de esta agria telenovela la pueden encontrar en Facebook en la página de Evelyn Ugalde). 

ACTUALIZACIÓN 7 DE ABRIL.

Esto me llegó como un correo del Sr. Adriano Corrales al Sr. Habib Súccar, sin embargo, el logotipo de firma corresponde al Sr. Amércio Ochoa (?):

Bueno, leí las preguntas, me parece que no hablan mal de don Beto. Hablan muy mal del entrevistador, a ojos vista es adrede que eso sea así. Me deja la impresión un deficit atencional (de grave a moderado diría el psicopedagogo(a) en el colegio); algo así como si alguien se saca el pene en el bus -no porque esté en desacuerdo con las ideas de los pasajeros- sino para salir el siguiente día en El Extra y, de paso, experimentar la sensación de demostrar-se que es capaz de hacer algo impúdico, obsceno ¿o un intento fallido de hacer surrealismo?. O quizá no entendí algún sentido oculto de cordura -o de gracia- que pueda tener.

Como me resulta tan gráfico el asunto, me trasfirió a algunas escenas de La Naranja Mecanica

Esto último me llegó de Melvin Campos Ocampo, hoy día 7 a las 3:45 p.m.

Álex, te mando por correo mi comentario sobre Bon Beto, porque el FB no me deja incluirlo.
Si querés meterlo en el blog, dale. Si querés mandárselo a quien te dé la gana, dale.
Tuanix.
M[elvin Campos Ocampo]

********************************************
Comentario a la telenovela:
EL GORDO VAMPIRO CONTRA EL ANCIANO REACCIONARIO 

 Alex, vi tu entrevista a Alberto Cañas y --aunque creo que algunas preguntas son retóricas (por lo cual no serviría para una entrevista)-- siempre compartiré tus ganas de joder. Te suelto mis reflexiones (incluidas algunas de Tati (ya no sé cuál es cuál)), primero sobre Club de Libros, luego sobre Bon Beto y, por último, sobre la entrevista.

En cuanto a Club de Libros, creo que la labor de Evelyn es más que loable. Su trabajo de promoción de la lectura y de la literatura es más que urgente en este medio y en esta época. Yo he colaborado con ella en varias ocasiones y lo haré de nuevo cada vez que ella considere que le puedo ayudar en algo. Pero también tenemos que estar claros en que Club de Libros no es un espacio de crítica literaria, sino de divulgación. Evelyn no pretende decir "Beto es malo", "Álex es bueno", "Carlos Cortés es malo", "Juan Carlos Muñoz es bueno". Ella busca que la gente lea; no importa qué, lo importante es que lea. Si le aplicáramos nuestra conciencia crítica, la atacaríamos por promover festivales de Harry Potter o hablar del nuevo libro de Paulo Coelho. Y eso es totalmente injusto, porque ella no quiere hacer crítica; sólo promover la lectura.

Desde esa perspectiva, es lógico que ella no tome partido en cuanto a calidad literaria se refiere. ¿Dónde podría encontrar ella un espacio con las editoriales o con los escritores, si de pronto la emprendiera contra Samuel Rovinski? (Creo que es algo parecido a lo que le pasa a Adriano.) Y, más aún, es comprensible que se ofenda por comentarios, digamos, ácidos que se pueden hacer contra una institución de literatura costarricense como Beto Cañas. Lo cual nos lleva al segundo punto.

Creo que debemos estar claros en una cosa: Beto Cañas ES una institución de la literatura costarricense. Algo así como el INA, el INS, el MCJ, etc. Igual que Magón, Aquileo, Gagini, Calufa, Salazar Herrera, don Joaquín Gutiérrez, Fabián Dobles, Samuel Rovinski y Laureano Albán... (Pausa para los gritos de enojo y blasfemias.) Ahora bien: es justo que a una "institución" como es BC (Beto Cañas, Before Christ (como es una institución, hay que usar siglas)) el ámbito literario oficial de Tiquicia lo homenajee en la infausta ocasión de sus 90 años. Es de esperar que salga en periódicos, televisión, Internet, revistas, universidades, etc. Ése es nuestro medio, para bien y para mal.

Tenemos que estar claros en que eso que llamamos "medio" literario nacional es una amalgama de instituyentes (esos que erigen las instituciones), que buscan establecer una suerte de canon de la literatura costarricense. Y (y acá va mi criterio personal) también debemos tener claro que, en ese ámbito, está incluida mucha gente cuya literatura es mala (Magón, Calufa, Rovinski, Albán (pausa para interjecciones de indignación)); otros cuya literatura es mediocre (Aquileo, Gagini, Dobles); y otros que son buenos (Salazar Herrera, Joaquín Gutiérrez), sin llegar a ser Darío.

Además, no podemos dejar de ver que esos instituyentes no dejan de funcionar con el tiempo y hay muchos escritores recientes que, con razón o sin ella, son incluidos en ese canon. Carlos Cortés, Rodolfo Arias, Rodrigo Soto, Sergio Muñoz, Virgilio Mora, Fernando Contreras, Alí Víquez, Luis Chaves y, en alguna medida, vos mismo. Más allá de la calidad, ese es el Olimpo contemporáneo. ¿Cómo discernir cuáles son los buenos y cuáles los malos? Sólo mediante el gusto, por ahora. En unos doscientos años podremos saber cuáles sobreviven al tiempo.

Digamos que BC, como escritor, es más bien mediocre: a veces hace cosas aceptables y otras hace bodrios. No le conozco un texto memorable. Sin embargo, el criterio que vos esgrimís contra Bon-o-Bon Beto (aunque hay aspectos de carácter literario), está marcado por un fuerte carácter político. Y me parece bien. Personalmente creo que un escritor, para ser bueno, debe ser crítico. Y cuanto más crítico, mejor. Crítico de todos y de todo. Ojalá como Quevedo, satírico, y como Nietzsche, sangrón, sin pelos en la lengua.

Y, en eso, BC es de BC. Es cierto es un misógino, homófobo, conservador, que apoyó el golpe en Honduras... Y eso es, más que criticable, punible. Y comparto tu acto de crítica burlona. Quisiera ver esa misma sorna punzante, para otros escritores que se pliegan al sistema (político y literario), como Carlos Cortés o Camilo Rodríguez (ya le hice el favor llamándolo "escritor"... deberían ser sólo escribanos o "writers", al estilo Stephen King). Esos son los que se instituyen como el nuevo "Olimpo". Dales a ellos también, por favor...

A modo de coda, un pequeña reflexión sobre la literatura y la edad. Mi criterio es duro: creo que la literatura debe ser de ruptura, siempre de ruptura. Por eso, yo criticaría casi en pleno a toda la pléyade de escritores contemporáneos.

Ahora, nuestra sociedad tan adultocéntrica en muchas cosas, es también marginadora en otras. Nos enseñan que los jóvenes no tienen criterio para nada: si se oponen al TLC es porque alguien los manipula pero si van con Otto Guevara o Laura Chinchilla es porque son conscientes y serios, sólo se puede ser presidente después de los 40 años y se vota después de los 18, sólo los adultos concentran el saber y el joven es un ignorante. Pero, a la vez, en el sistema capitalista, todo lo que tenga tinte de antiguo hay que desecharlo: si un edificio es muy viejo, bótelo y construya uno nuevo con Bruno Estragno; el socialismo es del siglo pasado y, si sos rojo, estás trasnochado; hay que ser moderno, actual, tecnológico, acorde con los tiempos... Si no aprobamos el TLC, nos quedamos atrapados por el pasado ("¡Suéltame, pasado!") y, por supuesto, los ancianos son marginados por ser improductivos...

Adriano asume --como en la Prehistoria-- que el anciano merece respeto sólo por ser anciano. Eso es tan absurdo como creer que la mujer merece respeto sólo por ser mujer. Son fundamentalismos políticamente correctos. Y está muy mal. Son prejuicios inversos. (Y, cosa rara, ahora en este mundo de ultracorrección política (1), los que fumamos no encontramos un lugar, todo el mundo nos enjacha y nos margina... Pero, si antes era aceptado...)

Asumir que una persona es mejor que otra por su edad, cantidad de conocimiento, preferencia sexual, color de piel... Es fascismo, nazismo, racismo, una actitud marginadora de base. Creo que las personas son mejores o peores según su actitud hacia los demás. Hemingway es un mal escritor, pero muy buena persona. Vargas Llosa es un nazi, pero sus novelas anteriores siguen siendo buenas (desde LA FIESTA DEL CHIVO, su primera novela colectiva con su actual equipo de escritores, no me gusta). Por eso Barthes y los Tel Quel proclamaron la muerte del autor, porque persona y textos no se deben mezclar.

Son dos críticas que pueden coincidir en una sola persona: el ser un mal artista y ser una persona despreciable. Y, aunque a veces BC suelta comentarios con alguna lucidez y no tan fachos (cosa rara, es como un arroz con mango este señor), concuerdo con vos: Beto Cañas merece ser criticado frente a frente por sus posiciones reaccionarias. Como Jacques Sagot, Camilo Rodríguez, entre muchos otros...

Mis preguntas habrían sido más directas: ¿Con base en qué criterio le parece que el golpe de Estado en Honduras es legal? ¿Por qué afirma usted que exiliando a las mujeres de la política se arreglan las cosas? Y cosas por el estilo... A ver si el viejo sobrevive el paro cardíaco de una entrevista verdaderamente confrontativa.

Un abrazo,

M y T
 ________________
(1): La ultracorrección es un fenómeno lingüístico que lleva a la gente a cometer un error por generalizar incorrectamente una regla gramatical u ortográfica. El ejemplo más claro es el de la Chilindrina, cuando critica al Chavo por decir "gaviota", pues según ella se dice "gaveota". Esto lo asume tras haber sido corregida por decir "lión", en vez de "león" (o algo así).
____________________________________________________

POSLUDIO (de A. Obando)

Estoy muy impresionado con muchas de las reacciones. En algunos casos me fui a la caza de atunes y pesqué ballenas. Jamás habría imaginado que izquierdistas de larga tradición y perorata, personas de avanzada y enemigos de la mediocridad institucionalizada, se encontraran de repente enredados en los cables que lancé. He perdido amigos, no hay duda, pero como me señalara el Sr. Adriano Corrales en un correo de ayer, "Hay veces que se debe considerar la amistad con algunos por motivos de moral". (Las ideas son suyas y las palabras mías pues lo cito de memeoria). Vistas así las cosas, no me queda más que hacer recuento de lo mio y seguir adelante. Pero... ¡a cuántos el discursito de yo estoy al margen de la oficialidad se les ha caído hoy!

Por cierto, los aporte en los comentario son sumamente valiosos. Gracias a todos.


20 comentarios:

superpoeta dijo...

¿Ya vieron esto?
http://elaviador00.blogspot.com/

Sören Redux dijo...

La periodista está haciendo una pregunta abierta y por lo tanto está expuesta. Las preguntas siempre se las quisimos hacer, por dicha todavía existen héroes a la larga.

Yo de don Beto todavía no he leído ninguna obra inmortal, tampoco una "Crítica de la Razón Lúcida". Si sé que me hace gracias a ratos, si lo tomo en el sentido gracioso. Pero un hombre que se sienta con el otro pianista y el periodista que escribe libros en garrafas y un viejillo-que-no-se-quién-es a resolver los problemas del país en una televisora nacional, coño, nada que decir. Nada que pensar.

Si hay que respetar la vejez, entonces respetemos a Kim Jong-il.

Muy bien lo del patriarcado, excelente. Eso casi nadie lo piensa, porque está inserto en la voluntad sin razón.

Juan Murillo dijo...

Muy divertido todo el asunto, definitivamente.

Creo que la reacción se sucita por la confusión de escenarios. En vez de poner la basureada en tu diario personal pero público (tu blog) fuiste y lo pegaste en la fuente en el centro del pueblito, con lo cual lo leyó gente que no entraría ni amarrada a un lugar que con sólo ver la imagen de encabezado ya uno intuye que lo van a asustar, o sea tu blog. Imaginate esta escena: alguna señora bien pone un comentario cursi en facebook sobre la pregunta que le haría a Beto Cañas -estilo Peruchi o Camilo-, pero al rato cuando revisa a ver si alguien comentó su comentario -presumiblemente esperanzada de que la tílden de simpática o perspicaz- se encuentra que un vándalo con pinta de colacho dejó un graffitti estilo baño del Pulpo en su muro... en su muro! Donde sus amigos lo pueden ver. Entonces no le queda otra que oponerse para no parecer que uno apoya al terrorista con su silencio.

Esto trae a colacción otro asunto interesante que es la etiqueta implícita de los diversos espacios de comunicación. Aquí lo que más te reclama Adriano es que uses palabras feillas como defecar y comentarios hirientes sobre el ataud de Don Beto -pobrecito Don Beto, debe estar llorando-, que no le gustan a los escatofobos, y por lo tanto no lo ven como una humorada o una sátira, sino como una cochinada que ellos no quieren tener en su muro. Fuchila.

La pregunta que me salta a la mente es si este ataque impactará el divertido y pulcro estilo de sátira de nuestro más dilecto autor, Don Alexánder. En la tradición de Swift, la respuesta al ataque debería ser diez veces peor que la intervención inicial. Pero bueno, eso ya es cuestión de gustos y de fortaleza para sobrellevar la chota.

Heriberto dijo...

Alex: suscribo completamente las preguntas... (dame para ver) 9 y 10. Nadie me lo ha preguntado y a nadie le importa pero no estoy de acuerdo en incorporar alusiones personales o a características físicas o si es infante, adulto, mujer, anciano,etc., en un ámbito eminentemente literario. También me es indiferente e intramuscular la ideología de un escritor (este Sr. Cañas debe
serlo, escribió obras como "La soda y el F.C", paradigmática novela donde las haya de la cultura hispanoamericana de por lo menos los
últimos 3 siglos). Concentrándome en las preguntas 9 y 10 y en tu réplica a los comentarios del otro señor, siempre he pensado que si el "cluster" literario de un país se regodea en la complacencia y en ensalzar facílmente a sus mismos figurones de siempre, sin una pizca, no digamos ya de rebelión sino hasta de un mínimo de cuestionamiento crítico que pueda incomodar la estadía en el olimpo patrio de sus ilustres figuras patriarcales es muy predecible el camino por el que las creaciones literarias de esa nación y que es precisamente la dirección contrario por la que en mi opinión debe dirigirse la literatura crítica, vibrante y libre. Perdón por el comentario tan largo, pero no tuve tiempo para uno corto.

Fabio Zoroa dijo...

Hace poco me quisieron censurar por cagarme en J. Sagot (en la revista paquidermo), y uno de sus moderadores o columnistas, quien parece ser profesor de filosofía en la ucr, decía que el espacio no era para insultar (prohibidos los insultos de estadio, algo así dijo mr borraja), sino para argumentar. De lo que no se da cuenta este señor filósofo, censurador (me cuesta creer que enseñe filosofía en la ucr, quizá en economía tendría más credibilidad), es que hay gente contra la que no es siquiera necesario argumentar, porque sus argumentos son la tradición, el oficialismo, el clientelismo, están montados en la galleta voladora del estado (beto cañas), afiliados a los partidos "progre" que no son más que los fascistoides disfrazados (tipo PAC). Son gente que aplaude a los gorilas cuando los mandan a garrotear a los manifestantes de cualquier causa. Con esa gente no se argumenta: ME LES CAGO! Así de frente hay que decirlo. Yo no creo en poner la otra mejilla, eso no lo hacen ni los cristianos, solo los cobardes. En la real, nada de argumentos, no es con Helio Gallardo o con Jorge Jiménez que están hablando. Es muy preocupante que exista gente en CR que considere a estos kalañas como referente de la "cultura" nacional (o sea, la estética del establishment).

C.A. Fallas dijo...

Si fueras vos el entrevistado yo preguntaría:

1. ¿Cuando piensa bajar de peso?

2. ¿Usted va al super, o el super viene a usted?

3. ¿Revisa el límite de peso de los elevadores cada vez que sube a uno?

4. ¿Esa jueputa barba es de verdad o se la pega para parecerse a Samuel Delaney?

5. ¿Cree usted que es muy contracultural andarse cagando en los viejitos?

y cosas por el estilo, yo digo que por lo menos nos reímos un buen rato. Abrazos.

FRANK RUFFINO dijo...

Alexánder y amigos: a las 11:43 a.m. de hoy miércoles 7 de abril el camarada Fabio Zoroa me sorprendió en mi blog con el comentario que sigue después del punto y aparte. Jolines amigos: ya este post de Alexánder suscitó reacciones, aunque, a mi pesar, tal tribu hace "un arroz con mango" de motivos oscuros que aún no desentraño y la enfilan más contra mi persona. Esa lista en vez de negra es una LISTA DE ENVIDIA de una recua envilecida de holgazanes y don nadie! Iba a ponerles correo con la dirección para que pincharan y ya, mas pensé que era pérdida de tiempo. El que desee colóquela en la barra de direcciones y vea con sus propios guachos.

Fabio Zoroa dijo...
Mae vea este basurero, you´re in the black list, algún anónimo...

http://elaviador00.blogspot.com/

No sabe cómo me he reído de las sandeces del Mamador, eh digo, del aviador...

7 de abril de 2010 11:43

Óscar Fernández dijo...

Parte de mi opinión sobre ésto, la he dejado expuesta en la pregunta hecha por Ugalde en el Facebook. Llama la atención, en definitiva, que gente del ámbito literario que se siente muy irreverente, librepensadora y “mente abierta” perpetúe servilismos hacia figuras como Beto Cañas; todo en nombre de la tradición y poder que ha ocupado Alberto en este país.
¿Y qué si Obando criticó a Cañas, y qué si lo criticamos? O mejor, ¿y qué si se critica a Adriano Corrales o Alexánder Obando? Desde cuando acá estos ciegos respetos y falta de sentido del humor. A Don Alberto no le va a importar, como nunca le ha importado, ser considerado un intelectual anacrónico. Las risotadas no le impedirán seguir creyéndose el civilizador de la aldea costarricense.
Ánimo Álex, a muchos todavía nos gusta ese humor crítico sin censura y directo, sin subordinaciones y concesiones.

Alexánder Obando dijo...

Superpoeta:

Interesante enlace. pero tu posición se ve oscura y ambigua. Tu desdé por Frank Ruffino es evidente, pero lo demás se ocuta en una niebla de pseudoaislaamiento un tanto oportunista.

¿De dónde obtuviste esa lista del Santo oficio? ¿Cuál es tu posición?, si es que hay una.

Alexánder Obando dijo...

"Alexánder:
Me interesó la polémica que se desató en su blog, no obstante no tengo cuenta para participar. Por eso le ruego que incluya, este comentario a ver que le parece a la gente:

"Muy interesante la polémica, pero yo descalificaría a todas las preguntas que excedan una cuestión: la calidad del escritor y su trabajo estrictamente literario.
Me parece que otras preguntas (si el escritor es feo o bonito, conservador o progre), no tienen relevancia.
Guardando las evidentes distancias: a estas alturas, a quién le importa si Dostoievski era un eslavófilo lavaguevos (disculpen no encuentro la diéresis) del zar o si Borges abrazó a Videla y Pinochet? Dentro de ese marco, cualquier persona con un gusto literario, le puede mentar la madre a quien le de la gana, pero más allá, no le veo utilidad. No sé que les parece....?

"Muchas gracias, y disculpe la molestia"

Jonatán Canales Hernández 1jcanales@gmail.com

Juan Murillo dijo...

Comparto muchos de los puntos que elaboran Melvyn y Tatiana, pero estoy en completo desacuerdo con esta idea: "persona y textos no se deben mezclar", que se repite además en el comentario de Jonatan y que la he oido repetida ad infinitum por todos los amigos que parecen haber pasado por la Escuela de Letras.

Los discursos no existen en el vacio, nacen de un interlocutor específico en un contexto histórico social determinado y esas claves son indispensables para su apropiada comprensión y lectura.

¿Qué importancia puede tener un autor (persona que escribe), si no que para mejor comprender sus textos? Uno asume que la gente habla de los escritores por lo que escriben, y no por su status de celebridad. Esta es una posición algo contradictoria que nunca he entendido. Por un lado se promulga la separación del texto y el autor, pero por otro, el autor mantiene una importancia (en este caso Beto Cañas) en la discusión que se vuelve incomprensible al tenor del primer supuesto.

La inclinación política de un autor, su actuar en la realidad en la que se desenvuelve, lo que escribe en los periodicos o dice en internet todo gravita sobre la ficción que escribe, porque de esa misma cabeza es de donde nace ese discurso. El autor que decide escribir a favor del liberalismo en el periódico es el mismo que escoge luego los temas y tratamientos que dará a su ficción. ¿Cómo puede dejar de ser eso importante a la hora de leer?

Este punto no es para mi una simple mini cruzada teórica. Este punto es indispensable porque esa concepción de la literatura como arte aislado en una burbúja sin aire, en su definición más mercantil del capitalismo tardío de producto, la roba de toda la ingerencia que puede y debe tener en el espacio político en el que incide. Si el discurso se separa del interlocutor entónces la interpretación sólo depende del que la lee, eso la relativiza, la neutraliza políticamente y la convierte en entretenimiento, como le sucede a muchas otras manifestaciones artísticas.

No sorprende entonces que la literatura esté marginada en nuestro país. Si los profesionales que la estudian están de acuerdo que es un artefacto y objeto de estudio, en vez de ser un discurso vivo emitido por un actor político, entonces que más se puede esperar.

Pelele dijo...

No me parece que Adriano Corrales te basuree, el título de la entrada es como esos encabezados de La Nación que venden una interpretación viciada de las encuestas, o los de la Extra tipo "Vaca viola a niña de 12 años"

Firmo lo que apunta Melvin Campos en ese correo que te envió.

Ciertamente lo que sorprende de esas preguntas no son las palabras "feillas" como dice alguien en alguno de los comentarios, sino el despropósito que hay en ellas que están muy alejadas de ser una sátira (en la que se presume alguna dosis de agudeza)y están más emparentadas con esas comedias fáciles que abundan en los teatruchos nacionales en las que se dice cacaculopedopis para mover a risa al personal.

El cuestionario de CA Fallas, ubicándose en el contexto de estos dimes y diretes, es un lujo. ¿Me vas a decir que no te cagaste de risa leyéndolo?

Por último
Una estrofita de Quevedo
para Obando y para Cañas;
cada cual a sus malas mañas
que huele feo y no fue un pedo:

"Que el viejo que con destreza
se ilumina, tiñe y pinta,
eche borrones de tinta
al papel de su cabeza;
que enmiende a Naturaleza,
en sus locuras protervo,
durmiendo blanca paloma,
con su pan se lo coma"

filosofiapop dijo...

A mí todas estas polemiquillas me parecen tiernas. Me recuerdan el pleito reciente entre Fito Páez y Ricardo Arjona.

Jenaro dijo...

A mí se me hace que ese presunto estilo satírico (en este caso particular, ya que lo respeto muchísimo como escritor)que tanto prodigan sus allegados y allegadas es muy semejante al traje invisible del emperador. Yo la verdad sólo veo mala literatura en su intervención sobre Beto Cañas(quizás porque soy muy parco de espíritu). Igual no creo que tenga mucho sentido imputarle al señor Cañas (con su ya reconocido conservadurismo) el no ser André Gide o el no tener los años de un efebo.

saludos

Sören Redux dijo...

El último comentario de Juan Murillo es muy importante. Cuando se habla de la muerte del autor o el nombre que se quiera dar es para evitar juicios basados en la interpretación de su personalidad - que siempre es circunstancial - en la lectura de sus textos, que siempre son hijos de una época más que de un marciano.

Sin embargo las autopsias de los extraterrestres arrojas mucha información complementaria siempre y cuando nos ubiquemos como montados en el mismo platillo. O sea, no es una excusa para lavarse las manos, sino para que el análisis literario no dependa de una pirotecnia emocionalista. Pero que es parte, es parte.

Nadie está aislado, y hasta los aislantes tienen su fábrica, y la fábrica su ciudad, y la ciudad su historia.

Luissiana Naranjo dijo...

No concuerdo con el miramiento estático de quiénes hoy dicen analizar a un escritor solo por sus textos. Me da ascuas el análisis basado en rasgos puramente técnicos, estéticos o por sus contextos históricos, se pierden valiosísismo aportes cuando no se interioriza al ser desde sus idealismos, sus percepciones y actitudes hasta de sus malas decisiones. Sí... debe mezclarse el estudio de texto y la persona, concuerdo con Juan, el cómo, no lo sé pero sería un tipo de crítica más congruente, humanista y realista.
Del Sr. Beto Cañas sería tonto obviar que no está ligado su vida pública con lo que escribe y quién lo estudie tendrá mayor percepción si analiza esos detalles. Claro a quién le interese estudiarlo.
A un simple lector -no crítico- tal vez nada más le interese lo que produce su obra. Y a otros, solo le interesará su polémica vida o su lengua de víboras.
Saludos.

FRANK RUFFINO dijo...

Alexánder:

Tú entrevista sincera, y que demuestra que todavía hay lugares en CR para libertad de expresión (Gracias "Evey"), al señor Cañas está causando sensación, fuera y dentro de la bloguesfera:
me llamó mi amigo, el poeta Alberto Fonseca anunciándome que le habían mandado un mail con "toda esa sarta de veneno y de envidia".

-Definitamente, cuando vea al gordo, le voy a retirar el saludo, y si pregunta porqué, pues por haber insultado al más grande prócer de las letras patrias -dijo el vate con evidente malestar.

-"Prócer": ¿de dónde salen esos?... -le refuté.

-No me diga usted también Ruffino... El fue el primer ministro de Cultura de Costa Rica, un gran escritor! -argumenta A.F. alzando la voz hasta casi dejarme baldado el oído.

-Bueno, pero seguro hasta de su tumba va seguir jodiendo y mandando. Fantasma será en las instalaciones de la EUNED. Y si nos publican algún día a tipos como Alexáner, usted o yo, también seguro el viejo espectro de Beto va a echar algo a las tintas y los libros se parecerán más la tablilla donde mezcla los colores un pintor surrealista que a una publicación digna. Imagínate su voz de cuervo desfasado riéndo de lo lindo por éstas y otras travesuras betonianas desde el más allá, -le espeto con humor.

-Usted es otro caso, Frank, Frank, no puede tener uno con usted una conversación decente, -dijo por último.

Piiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, -respondió el teléfono.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

P.D. Mae: terrible, ahora qué vas a hacer si el manco te retira su "amistad". Jajajaja!

Alexánder Obando dijo...

Las cosas que se oyen... ¿acaso el Sr. Fonseca aun no se ha enterado de que yo le retiré el saludo en el 2002?

Vaya anacronismo.

Germán Hernández dijo...

El Venerable Bom Beto (¿Se vale así con "m"?)ya es una figura pintoresca y risible, los que recordamos "la Patada" del desaparecido Parmenio Medina, nos desgajábamos de la risa cuando lo arremedaban madreando y haciendo rabietas... jejeje, y de eso hace mucho tiempo.

Pero derrepente, entramos al ámbito de las letras y hay quien siente que no se le puede cuestionar, incluso se le quiere entronizar y no nos dejan a la manera de la "malicia indígena" hacer chansa, de quien al fin al cabo, no le debemos absolutamente nada literariamente hablando, por que literariamente no ha aportado nada.

Sobre lo del Bom Beto misógeno, y facho... jejeje, esas salidas hasta se las perdonaría, por que esas sí me parecen chocheras... jijijiji, son tan absurdas que ni me las puedo tomar en serio, y creo que ni sus apologistas.

Finalmente, y para no dejar de lado un tópico que tanto cacareaba Bom Beto, su pasión por el cine, tanto así que se sentía crítico de este, tampoco se salva, siempre fue un pésimo crítico de cine.

Al venerable anciano mis reverencias por su respetable posición, al sujeto concreto mi "mirala"

Post escriptum:

Juan, siempre afilado y completamente acertado en sus comentarios... pero siempre traemos los mismos ejemplos, que Borjes, que Vargas Llosa... ¿que pasa por ejemplo con Kafka? Resulta que era prohibida su lectura en la antigua Checoslovaquia por que las autoridades decían que era "literatura pequeñoburquesa".

Post Post Escriptum:

Sobre la Lista del Santo Oficio, yo sinceramente me siento halagado de pertenecer a ella junto a muchos queridos amigos blogueros...

Siempre quise ser de los malos!!!!

Alexánder Obando dijo...

Guega:

Muchas gracias por todos tus aportes, que aunque un poco extemporáneos dentro de la lógica del "blog", siempre enriquecen estos espacios. En estos días de terrible calor, has sido una ventisca muy bienvenida.