SEGUIDORES

lunes, septiembre 21, 2009

RITOS FÚNEBRES


Los funerales de Patroklo

En los ritos fúnebres para su amigo, Aquiles hizo un derroche extraordinario de furia personal, de gran desafuero melodramático y de bienes materiales de todo tipo. También sacrificó una piara de cerdos, una jauría de perros finos, una cuadriga de sus mejores caballos y a doce adolescentes troyanos, hijos todos de las mejores familias de la ciudad asediada. Esta costumbre de sacrificar seres vivos en los funerales de un jefe o personaje importante es de cuño muy antiguo. La intención original era sacrificar esclavos para que sirvieran al señor en la otra vida, lo mismo que a una o varias de sus concubinas para que el amo pudiera refocilarse un poquito en el otro lado. Y aunque Hollywood ha popularizado la versión de enterrar al vikingo con un perro muerto a sus pies, lo cierto es que las más de las veces quienes acompañaban al guerrero al tártaro eran sus "thralls", es decir, sus esclavos y esclavas, con la intención de hacer más fácil la vida del muerto durante su muerte. (¿Que qué?)

Visto lo anterior, la intención de Aquiles de sacrificar a los doce chicos nobles a su amigo conlleva una triple función: primero humillar a Troya esclavizando lo más selecto de su joven aristocracia; segundo, darle a su amigo servidores que le atenderían en el Hades; y tercero, asegurarse que los sirvientes de Patroklo fuesen de la más rancia estirpe para gloria y renombre de su amado compañero.

Estación de la cosecha

La Emperatriz de la Guadaña anda ahora por estos barrios secuestrando poetas de toda clase y condición. Mencionemos tan solo los tres casos más recientes: Julio Acuña (junio 18, 2008), Felipe Granados (agosto 26, 2009) y Milton Zárate (agosto 29, 2009).

De Zárate ha dicho Clubdelibros.com: "su obra poética es ampliamente reconocida en el medio nacional, en donde destaca como uno de los escritores más prolíferos [sic] y vigentes". Zárate fue además Premio Latinoamericano de Poesía, "Valle Inclán" 1990; Premio de Poesía Editorial Costa Rica, 1990; y Premio Nacional "Aquileo J. Echeverría" de Poesía en 1991 y de nuevo en 1999. Pero antes de sentirnos impresionados por este currículo recordemos que muchos de estos premios son entregados endogámicamente desde esa benemérita institución de ayuda social (dedicada a la protección y amparo del mal escritor por medio de los grupos de terapia y los incentivos materiales) conocida como Asociación de Atroces de Costa Rica.

El señor Zárate además había publicado seis libros, en tanto que Julio Acuña y Felipe Granados solo uno cada uno.

Ahora también se habla mucho de los recién fallecidos en internet. Googleando hemos hallado más de cincuenta sitios que han dedicado homenajes, noticias y comentarios en torno a Felipe Granados; cerca de treinta con Julito Acuña, y casi cuatro (un link estaba roto) con el señor Zárate...

"Su obra poética es ampliamente reconocida en el medio nacional, en donde destaca como uno de los escritores más prolíferos  [sic] y vigentes..." ... las estultas palabras siguen siseando en nuestros oídos: "...uno de los escritores más prolíferos [sic] y vigentes..." Y nos ponemos a pensar, si tomáramos en cuenta el criterio de la joven poesía actual, de los jóvenes escritores de hoy, ¿cuál sería el o los escritores verdaderamente importantes para esta generación? ¿Quiénes son los que realmente son vigentes entre sus lectores y quiénes un simple zumbido de mosca en el oído? La pregunta habrá que hacérsela a los más de doscientos individuos que hoy escriben poesía en Cost Rica. Porque a mí me puede avalar la Editorial Costa Rica, la Asociación de Atroces de Costa Rica o incluso la Sociedad Protectora de Animales, pero si no me avala el lector, el artista, el amante de la literatura que lucha con y contra ella día con día, pues solo soy "prolífero" y vigente de manera placébica; es decir, soy un paciente más en esa asociación de ayuda al mal escritor y debo esperar mi turno para que quienes manejan dicho nosocomio me den el Premio Nacional por portarme bien.

En resumen, ¿quién es el vikingo y quién es el perro a los pies? ¿Quién es el gran guerreo caído y quiénes los esclavos, la piara de chanchos o el noblecillo infortunado que ahora servirá de copero?

La respuesta la tienen todos los escritores jóvenes de Costa Rica.

Nota:
Dedico esta entrada a tres jóvenes costarricenses que día a día hacen armas en la literatura: Jesús Bedoya, Óscar Fernández y César Matamoros.


55 comentarios:

William Eduarte dijo...

me dan ganas publicar esto en la mala
¿me dejas?

Sentenciero dijo...

Hay que revisar, ciertamente, los conceptos de "importante" y "prolífico": a Zárate se le puede poner el último calificativo, pero el primero es algo muy diferente, que no le calza, porque apenas lo conocen unos cuantos; como anécdota te cuento que yo supe de él cuando hice mi internado clínico en un hospital de la CCSS, en el cual él trabajaba como laboratorista, si no hubiera sido por eso, jamás me habría enterado de la existencia de este señor.
Ahora, analizando aquello de la proliferación, habría que ver si se la deba considerar cuando la cantidad corresponde a la evolución o a un corpus abundante que nos lleve a algo, o si a Camilo Rodríguez, por ejemplo, se le puede catalogar como prolífico, o simplemente como "no tengo nada mejor que hacer con mi plata y entonces publico cada dos líneas escritas".
Cómo no desviarme del tema principal con estos personajes...
Sé que m

Juan Murillo dijo...

Tengo curiosidad de saber quienes son estos tres caballeros: Jesús Bedoya, Óscar Fernández y César Matamoros.

lucho dijo...

Y bue, ¿Vale recordar despues que fue Aquiles quien arrastro el cadaver de Hector, como un perro, por el campamento de los troyanos?

Si, esta muy bueno. Un abrazo Alex.

Juan Murillo dijo...

A mi me interesa saber que significa prolífero. Me parece que es como una feralidad del prolífico, que produce como en un ataque de furia.

Ya aparte de que tan bueno o malo fuera Zarate, que triste triste tiene que ser morirse en un asiento de bus, por la puta que los parió, a mi que me metan un plomazo o me vaya en una sobredosis... hasta con un atropello me conformo, sin tiempo para pálidas y poco memorables últimas palabras, y horririzando a todos los testigos presenciales. La muerte tiene que producir horror y no lástima. Tal vez a eso venían los sacrificios humanos más bien, para que otros compartieran el horror que uno siente.

Luissiana Naranjo dijo...

buena nota del texto y los mencionados!!

Asterión dijo...

"La gloria de un poeta depende, en suma, de la excitación o de la apatía de las generaciones de hombres anónimos que la ponen a prueba, en la soledad de sus bibliotecas."

J. L. Borges

Saludos.

Jesús Bedoya dijo...

Alex, te agradezco demasiado la dedicatoria, me honró bastante.
Y pues respecto al texto, la verdad es que a ese señor (Zárate) nunca lo había escuchado mencionar.
Entonces, si la respuesta la tenemos los jóvenes, yo con mis primitivos conocimientos literarios, no podría calificar a este señor de vigente.
Vigente sería Debravo o Azofeifa...
Igual te reitero mi agradecimiento por la mención.

César Matamoros dijo...

Gracias miles por la mención, de verdad me siento honrado, ahora que siento estoy por comenzar en esto y con suerte entrar en la verdadera vigencia que usted menciona, sé que no siempre seré joven pero espero siempre ser un escritor. De nuevo muchas gracias.

Alshair dijo...

Es cierto, Alexander, todo lo que afirmas. Yo, por ejemplo, tuve la mala suerte de conocer a Milton Zarate, quien me dijo que él me podía enseñar a escribir, me imagino que se refería a publicar en la Editorial Costa Rica y ganar todos los premios que consabidamente se parten y reparten en la Asociación de Autores.

Alexánder Obando dijo...

William:
Con mucho gusto.

Sentenciero:
No hay duda al respecto: ni prolífico ni mucho menos vigente. Tal vez "prolífero", pero todavía tratamos de averiguar qué significa eso.

Juan:
Los caballeros son dos jóvenes escritores y un joven filólogo con quienes mantengo correspondecia. La dedicatoria a ellos corresponde al deseo de que las nuevas generaciones no caigan en la mediocridad y matráfulas de nuestra "cultura oficial".

Lucho:
un abrazo a vos y contame cuándo cafeteamos. Así te podré pedir un libro mío que por ahí tenés... jejeje.

Juan:
"Prolífero" debe ser como "flamífero" o "plumífero"; por tanto, haciendo las asociaciones del caso, debe ser alguien lleno de "prole". Por otro lado, la única muerte parecida que recuerdo fue la de Robert Lowell quien murió en un taxi de Nueva York. Al llegar a su destino, el cabby comprendió que el señor dormido en verdad estaba nuerto.

Luissiana:
Muchas gracias.

Asterión:
Oportunísima cita. Muchas gracias.

Jesús:
¿Cómo que no conocés al "vigentísimo" y "proliferísismo" Sr. Zárate? Jejejeje, creo que en fondo, Jesús, solo su familia y quien lo publicó lo conocía. Yo tuve la mala pata de hacerme amigo de alguien allegado al señor ese. Cuando leí sus textos casi me muero de la decepción. Para un poeta peor que él habría que pensar en alguno de los otros laureanitos.

César:
Con mucho gusto y sé bienvenido a la bloguesfera.

Alshair:
Tu historia se asemeja a la de otro escritor que dice que supe que el Sr. Zárate había llorado pidiéndole a sus amigos el Premio Nacional. ¿Será cierto? Milton Zárate tenía toda la pinta de ser un caballero cabal, pero como poeta... ... Por cierto, Alshair, tus comentarios acá parecen estar reñidos con el poema en tu último post. ¿Cuál es tu verdadera posición?

Germán Hernández dijo...

Que extraño... coincido con Juan, la muerte siempre me produce horror.

En estos días de muertos buenos y correctos, es valiente y noble lo que dices Alex...

Tal vez nos gusta retener lo mejor y lo más amable de quienes amamos o admiramos...

Por eso editamos las vidas... eso me recuerda un film "The Final Cut" con Robin Williams, en que se hacía precisamente eso, la gente grababa una especie de película con los recuerdos más lindos de sus deudos... algo así.

¿Pero qué hacer con los recuerdos malos?

Resulta que todavía no tengo el valor de decir que a quien más he querido y admirado como escritor era también un alcoholico miserablemente patético... o que lo que siempre le reproché en vida a Felipe Granados era ser parte de ese bodrio llamado SOHO... y se lo saco en cara ahora a todos los que colaboran en esa mierda o aspiran a hacerlo...

Los poetas tenemos historias secretas, si alguien nos ama, tratará de ocultarlas, quizás, a la larga, todo llegará a su destino...

al final, cuando las piras humeantes se extinguen después de los sacrificios, queda la pestilencia....

Mesalina dijo...

En vida Miltón Zárate trató de crearse un aura de místico. En varias ocasiones me lo topé y jugaba a darse de esos aires de esotérico, cosa que a mí me parecían de reverendo gilipollas. Y vean ustedes en lo que paró este yerbajo como muchos otros en tiquicia: murió, no en un templo griego, o al pie de una gruta mágica: sino el asiento de un bus de la ruta Heredia-Barva. Por díos!

Mesalina dijo...

Sobre Camilo Rodríguez, quien tiene una veintena de poemarios y otros tantos por publicar, es nada más un "figuriú" o figurón descarapelado. Porque es bien remalito el señor este auto poeta. Léanlo junto a una caja de "alka setzer", y si no les funcionan estos pastillones violentos vayan a que los sobe un indio de Talamanca.

Alexánder Obando dijo...

Guega:
Creo que sin darte cuenta, acabás de decir públicamente lo que pensás de tu admirado amigo. Entonces, sí has tenido el valor. Por demás, aunque no todo alcohólico lleva su adicción como un estandarte de patetismo, sí es cierto que la dependencia es trsite y casi siempre mortal.

Messalina:
Jimmy Hendrix se ahogó en su propio vómito durante una sobredosis; Elagábalo murió violado y decapitado después de esconderse en una letrina... obviamente llena de mierda; a Barthes lo levantó un carro de lavandería (dry cleaning) mientras leía cruzando una calle de París; a Rilke se le enconó una pinchadura de espina de un rosal y murió envenenado por su propia sangre; Camus vertió los sesos en una autopista, mientras que los de Daría cayeron al suelo y se desperramaron durante una riña familiar por ver quién era dueño de los mismos. Pocas muertes son realmente glamorosas, y todas, absloutamente todas llevan a lo mismo.

Alexánder Obando dijo...

Messalina:
Camilo Rodríguez, poéticamente hablando, equivale a vergüenza ajena; y como figura pública, bueno, la vergüenza no cesa. ¡Pobre muchacho!

Mesalina dijo...

Otra perla amigo Obando porque aquí, todos los escritores o poetas que la pulseamos cojonudamente, debemos, por lo menos, reírnos de tanta estulticia, cobardía y corrupción presentes en la cultura nacional, copada por grupitos, cenáculos literarios que se reparten los premios del arte como jugar voleibol. Nos queda el humor, hermano.
Un día de estos en un bar josefino conversé con uno de los jurados de los Aquileo que no premiaron su excelente novela “El más violento paraíso” y me confesó, entre trago y más tragos, que ella se llevaba el premio, pero que el tema no encajaba con las buenas costumbres! Menudos gilipollas dignos de llevarlos al paredón; y esto por un doble crimen, porque en poesía ganó un libraco del superclón de Albán: Rónald Bonilla amigo íntimo de uno de los integrantes del jurado, el llamado “manco del espanto” (bautizado así muy atinadamente por nuestro recordado Felipe Granados).

Quería decir aquí, que otro que va por el mismo camino de poeta "místico" es José María Zonta. En una fiesta en Alajuela, hace pocos años, precisamente cuando Casarsa ocupaba el primer lugar en un concursillo municipal en España (hay más certámenes poéticos en España que estrellas en el cielo josefino de estos días medio nublados) el poeta manudo tomó asiento lejos de la concurrencia (“en el ángulo oscuro”) y sacó una “enciclopediadelasmaravillas”desu autoría. Para la manada de ticos ahí presentes el hombre era imponente, casi como un semidiós (si existen, no lo sé): ataviado de prenda negra no identificada, adquirida, seguro, en la ropa americana del barrio San José o en una tienda china, leyendo para sí con mucho donaire y atención sus increíbles yeguadas poéticas de esa etapa "creativa", solo de vez en vez alzando su mirada para ver qué atracción infringía a la concurrencia de analfabestias ajenos al mínimo abc de la literatura. Bueno: “en el país de los ciegos cualquier tuerto es rey”, y a Zonta ya se le va bajando de esa nube de mierda en que estaba tirándonos frijoles mal digeridos (entiéndase por frijoles negros sus poemas de esos libracos).

Alexánder Obando dijo...

Gracias, amiga/o Messalina. Veo que usted tiene más anécdotas de lo que su tocaya tenía orgasmos e infidelidades.

Sus perlas, cuales cebollitas moradas, me han sacado las lágrimas de la risa.

La anécdota de qué argumentos fueron utilizados para descalificar EMVP del Premio Nacional ya me habían llegado desde antes de que se diera el fallo. Imagínese pues lo patético de quienes manejan y otorgan ese premio.

Lo malo no es perder pues ello conlleva aprendizaje y experiencia. Lo malo es perder ante trabajos inferiores. Eso sí duele.

Mesalina dijo...

Estimado Alexánder: va primero el siguiente comentario, seguro no le llegó. Si ese orden el último comentario no se entiende (lo envío en dos partes pues es muy largo):

Eso es hermano: “cebollitas moradas” (más caras en los tramos) que nos hagan llorar, pero de la risa, que creo y repito, es lo que nos puede salvar en este, “el más salvaje paraíso” de mediocres, aunque se llevan nota 10 en clientelismo cultural, incluso, muchos de ellos indistintamente sean jurados o escritores, dependiendo del turno que les toque en la fila a dedo, podrían dar asesorías estupendamente a otras naciones y extender la mano peluda (mafias culturales) y ganar más en metálico, porque fuera del “prestigio” de estos premios, el cheque que se llevan estos angurrientos arrabaleros con corbata apenas les sirve para sacarse la goma dignamente en la cantina del barrio o comprarse un semidiario en Palí para medio matar el hambre.

Aprovecho este espacio de tan magnífico blog para decirles a todos los poetas “consagrados” o que desean ser garroteados por la mano peluda, o aspirantes a poetas, que si por la víspera se saca el día, en el Certamen Literario Brunca 2009 ya debe, y supongo, estar todo cocinado de lo lindo. Menú: filete de corvina al ajillo con vegetales de Hortifruti, acompañado de cerveza Imperial o guaro Cacique (hay que estar pendientes de todo: el 30 de setiembre se cierra la convocatoria y el 30 de octubre dan el fallo del que han dicho los organizadores “es el más importante premio de poesía después del Aquileo en Costa Rica”. Qué bruticos son madre mía!).

Mesalina dijo...

Por otra parte, el día que entregaron el Premio Lisímanco Lloraría Palma a finales del mes pasado (leer buenísimo y ciertísimo comentario de una señora en la sección dedicada a la poeta Leda García en Afinidades electivas, también, porqué no, lean sección de comentarios de mi buen amigo y poeta Juan Antillón, y si desean reírse de lo lindo aprovechar y visitar la de Juan Carlos Oils y la del poeta Adriano, pues hay una mano chistosa que conmocionó ese blog en lo que ya se llama el 6S o 7S porque todo quedó bloqueado por esos días de setiembre ya que esa extremidad gloriosa estaba indicando con su dedo todo muy claro), en vez de irme al Centro Cultural José Figueres de los Confites, no más llegando a la ciudad de los poetas que nunca veo, honren esa distinción, me fui al bar que no podría llamarse de otro nombre en esa tierra donde todo mundo es trapichero del sentimiento: “Bar El Rincón Del Poeta” (así, abusando de las mayúsculas). Pues bien: sin importarme en quién recayó semejante premio “Lisímanco Albán García Bonilla Oils” (aunque iba para ahí), pues estaba tomando desde la una de la tarde en dicho establecimiento que debería llamarse “La Casa Del Sobado Rebozado Con Dulce De Leche Coronado”, al ser las siete de la noche y previendo esa situación que no fue tan hipotética, llegó el poeta Rónald Bonilla con el feliz ganador de la torta chilena: el poeta Alexander Alvarado, al que no conocíamos y por ello fue premiado como poeta de trayectoria (¿?). El laureado laureneado vate con cara de visco asombrado por asestar al gordo tan fácilmente (100.000 colones) tomó asiento en la barra con el distinguido jurado que iba con pantalones vaqueros y una camiseta estilo de las que usa el Chavo del Ocho, calzando tennis Olimpic, y pidieron sendos tragos. Eso observaba estupefacto, pues tratándose de premios y publicaciones del Estado, en tiquicia la realidad le gana a la ficción, cuando salió no sé de dónde el “manco del espanto” (quién ganó en 2007 el tercer lugar, segundo Leda y primero el clonitico de Albán, el vate Juan Carlos Aceitunas, o algo así. En 2005 ó 2003 se llevó la bolsa la hiena carroñera de Bonitilla ó también algo así).
Los whiskies que venía procesando mi maltrecho y carretoneado hígado desde la una de la tarde se me subieron al cogote como darle un mazazo a una máquina de esas de las ferias para los más fuertes. Ante semejante aquelarre de brujos espantosos y abominables le di una propina anticipada y desmesurada a la salonera con tal que me trajera la cuenta y salir corriendo de la “La Casa Del Sobado Rebozado Con Dulce De Leche Coronado Y Las Tres Rameras Poetas Zopilotezcas” (gorrones descarapelados es lo que son).

Mesalina dijo...

Quien tenga dudas de la veracidad de este relato llame al Bar El Rincón del Poeta y comprueben la cosa sin despertar sospechas: “Mire: yo estuve la noche en que don Rónald Bonilla y su pupilo Alvarado celebraron informalmente el premio Lisímaco Chavarría Palma 2009, junto al poeta manquito, sí: el de traje entero y bigotes en espiral sostenidos con brillantina. Nos gustó mucho el ambiente esa noche y quisiéramos que nos coticen una actividad un poco más formal, un recital…”.
De mí, eso sí no pregunten, pues estaba de incógnito (“Mesalina” le llamó a una parte de mi cuerpo), y al portador de semejante meretriz muy pocos conocen, solo de nombre pues nunca ha sido mi afición ser de alto perfil, a lo Camilo, Zonta, entre otros figurones faranduleros que se equivocaron de puerta al entrar a la sagrada casa de la literatura donde los humildes, sentados atrás, muy atrás, serán al fin llamados a ocupar la primera fila definitiva de sillas Luis XV que va acomodando el gran juez del tiempo, lento pero justo.

(Ahora sí, sigue este):

Olvidaba decir, que además de Bonilla, el jurado estuvo (des)compuesto por Leda García, y me extraña, Adriano Corrales (tan crítico que sos y ya te estás bajando los pantalones. Corrije el rumbo, Adriano, no te juntés con tanta chusma, chusma, purrrrrr...) quienes no llegaron a dar los galardones para no darse, seguro, el color de los colores. Ya en esta lides, Bonilla es lagartón curtido y desvergonzado.

Saludos, Mesalina.caliente

Mono dijo...

Hablando de lo mismo más en frío:

"La revelelión de las avispas" de Carlos Morales me pareció situación igual al "Más violento paraíso". Otra vez te la hicieron, Alex, porque esa "novela" es un avispero de chivas desquiciadas que solo se puede leer tomando Lorazepan 500 milagramos. "Canciones a la muerte de los niños" es otra obra de arte echada a un lado, por lo mismo. La envidia nacional te tiene el ojo puesto. No hay punto de comparación con tu novela y la del chivo Morales: otra cochinada premiada fraudulentamente.

Alexánder Obando dijo...

Estimado/a Messalina:
me tomé la libertad de borrar los comentarios que se repetían, por aquello de llevar un mejor orden.

Gracias por todas sus perlas. No hay duda que en Costa Rica hay una mafia literaria proveniente de la llamada corriente trascendentalista. Claro nos son todos los que están ni están todos los que son, pero es evidente que operan escalando posiciones administrativas del aparato cultural del estado, y desde ahí se premian de manera endogámica.

De nuevo muchas gracias.

Alexánder Obando dijo...

Mono:
Muchas gracias por tu solidaridad con "Canciones a la muerte de los niños". Yo también pienso que no es una mala novela, jejeje. ("Vaya, ¡qué coincidencia!", dirían Les Luthiers).

A como van las cosas en Costa Rica ya no se puede concursar en nada. Pero no se trata en lo fundamental de concursar, sino de ESCRIBIR, Y DE HACERLO BIEN. Esa es la gran regla dorada que esta pandemia de laureanitos ha olvidado.

De nuevo gracias por tus palabras.

Mono dijo...

Olvidada decirlo:

Esas perlas de "Mesalina" o “Mesalino” realmente me han sacado hasta los pedos de tanta risa; ya mi diafragma va a soltar los menudos y cagarme en plena pista de baile en la cara de todos, porque esa es la sociedad literaria costarricense: un montón de mis congéneres pegando brincos a ver cuál se hace el más chistoso y vistoso a ver si lo premian o publican (tipo Carlos Morales, parafraseando: “el chivo del espanto”, tanto como persona que como escribidor de rompecabezas literarios en los cuales también se pierde porque su obra es un arroz con mango indigerible, tan repugnante como lo es él). Y como somos monos, terminamos todos cagados, vomitados y meados.
Lo que sí sugiero, estimado amigo Alexánder, es sacar esas gemas de ese contexto y publicarlos como artículos: críticas literarias chistosas de la sociedad cultural tica, tipo crónica rosa. Porque ahí, como simples comentarios, pierden: póngalos en la vitrina de su blog y verá que todo mundo se va a cagar de la risa con tan ingeniosas y cómicas crónicas. Lo serio del caso es que todo lo dicho por esta meretriz romana es cierto, o casi cierto: pues se queda corta: hay muchísima más mierda oculta, es decir: ya el cerote está a la vista de todos, falta destapar el tanque de los excrementos verdes para que salgamos todos pegando gritos de espanto.
De seguro el hacedor (a) de tan magníficas piezas cómicas estará de acuerdo con este mono.

Mesalina dijo...

HOMBRE MONO:

Sí aceptaría trasladar a otro contexto mis comentarios, como los suyos, que son inspiradores para una buena risoterapia, sana y esclarecedora. Mas no soy el autor del blog y ya es mucha la generosidad del escritor Alexánder Obando en atender con tanto esmero a dos sombras más francas que sus propios dueños.


ACERTIJO para quien desee saber qué hay detrás del lema “Mesalina”, en cuenta usted, estimado Alexánder que así me lo exige:

LIBERTAD DE EXPRESIÓN BAJO SEUDÓNIMO*

Voy en el lugar entre el 35 y 60 de la lista.
Mi apellido desafina en esta centuria.
Nunca había subido a un tren así.
De los compañeros de viaje algunos (as) son divertidos, otros serios como estatuas comunistas cuando estaban en pie.

Me di la licencia de llamarme
como le llamo a mi polla
(mas ese nombre me lo endilgó
una puta erudita más reciente,
de este siglo XXI, ahí en el Hotel del Rey): “Mesalina”, pero no porque sea mujer, gay o travesti (nada tengo contra ese gremio),
sino porque ella es así de puta
y lésbica tras los coños rosaditos
y perfumados del rico orín
de la mujer.

No digo más: ya lo he dicho todo y si no dan conmigo sois todos seres de poca velocidad.
Aunque sé que llegarán si no han llegado.

Cuando alguien me enfrente cara a cara y me pregunte si soy “Mesalina” diré que sí,
que lo soy, que para eso se estableció la licencia del seudónimo hasta con la libertad de variar el género,
pero no soy extraterrestre,
fantasma ni Jorge Debravo reencarnado
(cosa que odiaría ser).
Si no entienden: péguense un tiro.

*EL día que diga algo falso fusílenme. El concepto de libertad debe, y es, más grande que la propia identidad. Pero no me escudo en un seudónimo por cobardía, porque no he dicho mentiras en mis comentarios como tampoco en mi poesía. Mis comentarios y poemas son como soy yo. No podría ser de otra forma. Consecuente seré en todo hasta el día de mi muerte, en que sí, trataré de engañarla porque ya le tengo mala gana a la oscuridad.

Alexánder Obando dijo...

Estimados Mono y Mesalina:

Atendiendo su amable solicitud, al menos en parte, muevo esta entrada a primera fila para que algunos curiosos le echen ojo. Hacer más sería cambiar la tónica general del blog, que no está mal pero que tampoco es el fin último de este espacio.

Saben que siempre tendrán en este paraíso un territorio libre donde berrear a conciencia, algo que todos necesitamos hacer; pero me late que ustedes funcionarían muy bien como tándem de un nuevo blog dedicado específicamente al escarnio del mundillo este que muy bien se lo tiene merecido.

Piénsenlo: ambos están protegidos por el anonimato; ambos son inteligentes y ambos saben muy bien de lo que están hablando. Pienso en un blog como "El infierno en Costa Rica" donde su autor, "el Chamuko", delata y destapa cada lata de gusanos que va apareciendo por este país. Lo suyo sería algo parecido pero dedicado a la literatura.

Si no es así, sepan que siempre tienen un espacio en este blog.

Saludos.

Mesalina dijo...

Gracias, hermano, de veras gracias. Un blog así llenaría un vacío moral porque es tanta la desvergüenza de las distintas tribus antropófagas culturales de este país, que hay que combatirlas con información objetiva y veraz.
Efectivamente: el poder combinado de Mono y Mesalina sería como una bomba de hidrógeno que les va a explotar en el culo a los intrascendentes y otros yerbajos que ya deben estar afinando su artillería pesada contra este sagrado blog y tratando en los próximos días de ver quiénes somos nosotros. Tal vez salga algo, pero eso sí: debería primero conocer a Mono (a). Un bar de la capital estaría bien para el “histórico” encuentro.

Al entrar a este blog siempre me quito los zapatos, por respeto.

Buenas noches amigo Alexánder, y al monito (a) que ya debe de estar acomodado en su ramita bien alta, por si acaso de la hienas carroñeras.

Mono dijo...

No, no Mesalina, no puedo dormir esta noche porque tras la hierba veo unos ojotes como faros nunca vistos! Serán ellos que vienen a por mí? Los leones ya estarían tratando de subir al árbol sin tanta cautela ceremoniosa, mas los carroñeros solo esperan la oportunidad propicia para cogerme en la alta hora cuando esté dormido, y ahí sí: estaré entre verdaderos ritos fúnebres.

Duerman, pues, que yo pelaré el ojo por todos ustedes.

Juan Murillo dijo...

Yo digo que Mesalina es Frank Ruffino.

Mono dijo...

Sí, señor “Mesalino” (ya casi sé su identidad: no soy tan lento): Si Hitler se reunió con todo mundo antes de darles bomba (el pendejo y tarado de Chamberlain el más ingenuo de todos), aceptaré este “histórico” encuentro en un bar capitalino. Sugiero Rayuela, Bar La Embajada o El Salón París (frente a la parada de Mozotal: como decía un día el ya Magón Charpentier en ese “bar luz”: “a mí me gusta la chusma, ella inspira mis poemas con sus giros particulares del lenguaje”), es decir, territorio neutral por aquellos de las moscas. No los concito en un templo, primero, por mi ateísmo desvergonzado que me ha generado más de un pleito en las cantinas josefinas, y segundo, porque no me gustan los batidos de fresa (soy diferente a Pancho Villa, que era abstemio y fanático de refresco tan nice).

Sí, "Mesalino": Vamos a combinar nuestro poder de la palabra espinosa para clavarles bien adentro de sus frías y casi inexistentes conciencias sicópatas el súper aguijón a los súperclones, clones, clonitos y cloniticos intrascendentes, y a otros indígenas de tribus afines (el Aquileo consecutivo en poesía a un indio de éstos ha sido doble golpe bajo porque hay que leer esos poemas para darnos cuenta, que más que poemas, son mierda filtrada en las páginas directamente de las cloacas que nos proponemos abrir -disculpen mi “queísmo” ex profeso-. Ya el poeta Adriano escribió excelente artículo en internet sobre la concesión de los Aquileos, en poesía, al indígena Gil Salas y en la categoría de Mediocre Novela, al chivo Morales). Nada que tenga que ver con violencia física. Eso es burdo y nica: será todo como venimos trabajando: abrir bien los ojos, fiscalizar pormenorizadamente hechos y situaciones denunciando a estos adefesios caníbales descarapelados gorrones que desean devorar a perpetuidad el tesoro público cultural de Costa Rica, y que, nosotros, como ciudadanos y artistas, debemos proteger a toda costa utilizando el más poderoso medio de comunicación nunca visto en este rinconcito olvidado de la Vía Láctea: la internet.

En las próximas horas le indico hora y lugar para esta cita con el destino.

Mono se ha pronunciado. Buenos días (un día más sobreviviendo a la mierda!)

Frank dijo...

Estimado Alexánder:

Gracias por el correo que envío a El Florense. En cualquier momento le pido permiso para reproducir algo de su blog en mi medio alternativo, que imprime 7000 ejemplares certificados cada mes por La Nación y cuenta con la versión digital más ágil de Tiquicia (www.elflorense.com). Ahora en la mañana me di una vueltecilla por él (su blog) y al menos me sentó bien el desayuno leyendo los comentarios vertidos al pie de "Ritos fúnebres" (intervenciones divertidas y veraces de sus agudos amigos o colaboradores). Está la cosa que arde. Es importante que se digan verdades por cualquier medio disponible. Y es una certeza: hay que revolcar más mierda a ver qué sale!

Saludos, Frank.

La Escafandra dijo...

A ver qué les parece esto

http://revistalaescafandra.blogspot.com/2009/09/encuentre-las-diferencias.html

Alexánder Obando dijo...

Messalina y Mono:
Creo que "La escafandra" ya está abriendo ese sitio de crítica mordaz que ustedes andan buscando. Puede que yo no comparta su más reciente contenido pero admito que es un esfuerzo por darle voz a las formas alternas de pensar. El enlace está en el comentario anterior.

Juan:
Tengo tantos candidatos para el lugar de messalina que no los puedo contar.

Mesalina dijo...

Para estimado Juan:

Gracias por relacionarme con Frank Ruffino, quien creo, y conociéndolo, hubiera dicho mejor las cosas que yo.

Para Alexánder:

Excelente revista digital de La Escafandra, por eso desde ella incito a sus editores a secuestrar todas las perlas que han brillado gracias a este espacio, que veo, está levantando roncha en las conciencias turbias.

Para Hombre Mono:

Ya ve usted: vasos comunicantes... La revista de la Escafandra promete por el contenido ya expuesto, y no más empezando.Al rato no tendremos que hacer un blog de Mono y Mesalina. La mesa está servida. Claro, las fuerzas siempre combinaremos como dos espadachines feroces defendiendo los valores culturales de las tribus depredadoras de egocéntricos megalómanos (“espero cita con la historia”).

Aunque ya tenía el nombre del nuevo blog escarnecedor, y usted me lo proveyó en su último comentario:

Tiquicia Cultural: “Un día más sobreviviendo a la mierda”

Mono dijo...

Juan: yo digo que Frank Ruffino no es "Mesalina".

Sospecho del propio Juan Antillón o de Joan Bernal, pero, creánme: ahora sí estoy confundido al punto de caer de mi rama.

Mario dijo...

Estimados señores y con el permiso de tan distinguido anfitrión que es Alexánder Obando:

Ya visité la Revista La Escafandra, pero nada qué ver con el blog de Alexánder Obando. Es muy seria, teórica, académica y cuanto adjetivo pueda usarse para publicación tan disecada. Doy gracias a un amigo escritor que me invitó a leer los comentarios de Ritos Fúnebres y no he podido más que desternillarme de la risa, por certeros y humorísticos. No creo que “Mesalina” (o), o “Mono” puedan ocupar un espacio ahí donde no podrían decir las cosas con tanto desparpajo y gracia.
Me da igual la identidad de estos dos exquisitos señores o señoras, claro: a uno le queda el morbo...
Felicito a Alexánder por el resto del Blog que es una pieza genial de artillería cósmica, pues cuando la tribu de los clones y otras lean esto van a ir por la calle con paraguas de acero o plomo por miedo a que les impacte algo desde el espacio. Se los digo: se van a traumatizar por verse en el espejo que les provee gratuitamente este grandioso blog y sus geniales comentaristas!

Mario dijo...

Ah, el morbo, el morbo...

Tengo una teoría: no sé quién pueda ocultarse bajo el seudónimo de "Mesalina", más, creo, teniendo en mi cogote un doctorado en filología, que "Mesalina" y "Mono" provienen de un mismo emisor (autor).
Espero puedan considerar esta humilde propuesta.

Atte. placebo.feliz

Alexánder Obando dijo...

Mesalina:

Efectivamente, "la mesa está servida". Ojalá ese proyecto prospere porque tiene mucho que decir.

Alexánder Obando dijo...

Mario:

lo de Mesalina-Mono como una sola persona ya lo había meditado. Comparten lo siguiente:

-Vocabulario culto

-Giros lexicales ingeniosos, tanto en el registro culto como en el vernáculo.

-Conocimientos de historia del S.XX.

-Ira o enojo ante la barbarie cultural que se ha impuesto.

-Algunos ramalazos no costarricenses como usar doble proposición en la frase "ir a por...", etc.

-Pese a la cultura del individuo hay descuido ocasional en la ortografía y la redacción. ¿Adrede?

-Un discurso que revela que el hablante no es muy joven, es decir, hay madurez.

-Y también podría haber un espacio común, como Puntarenas, por ejemplo.

Por último existe la posibilidad de que Mario, Mono y Mesalina sean los tres una misma persona. Los tres nombres empiezan con "m", y ninguno de los tres muestra su perfil en la bloguesfera.

A ver, Mesa, si he pegado tenés que decírmelo. ;)

La Escafandra dijo...

Gracias, Mesalina, por considerar nuestro espacio.

Ahora bien, si Mono y Mesalina fuesen una y la misma persona, hay elementos que igual deben señalarse.

Aparte de que utilicen todo el bgaje lingüístico para expresarse, lo cual está bien,y más allá de que la gente concuerde o no, sí consideramos reprobable las manifestaciones despectivas de "indígena" y "nica" que aparecen en un comentario de Mono.

Estimado Mario, ¿realmente usted considera que La Escafandra es seria y académica? La crítica puede hacerse desde muchos frentes, con muchos matices, puede ser teórica, irónica, sutil, chabacana. A veces resulta y a veces no. En Tiquicia, difícilmente alguien puede escribri crítica de calidad, profunda, compleja, filosófica. Seguir repitiendo que esto es un ierdero realmente no cambia nada. Es decir, todos estamos de acuerdo en la cantidad de mierda que emana feliz de neustras cloacas literarias, pero ¿cuáles son las propuestas?

Y volvemosd, ¿seria? La entra sobre Áncora, aunque no es "chistosa", apunta contra lo adocenado, aburrido y anquilosado de nuesta cultura. Y la entrada sobre los dos "anos", ¿qué me dice?

En cuanto a Juan Antillón y Joan Bernal, sinceramente no somos capaces de imaginarlos como Mono o Mesalina. Más bien, ¿no han pensado quiénes están detrás de La Escafandra? ¿No será un proyecto de Mono y Mesalina?

En todo caso, igual seguimos invitando apra que la gente envíe sus materiales. Si hay una crítica seria, esta puede ser todo lo irónica que gusten.

Mesalina dijo...

Estimado Alexánder:

Para verdades ocultas el tiempo. Aunque estos comentarios míos y los del “Hombre Mono” buscan nada más el escarnio público haciendo reír al lector que se lleva tamaña sorpresa al descubrir que hasta en una simple sección de comentarios es dable lanzar dardos tan impregnados de certeza.

Nada más sé que por algo sos tan buen escritor de novelas: hace honor a su portentosa inteligencia, rebosante, con capacidad sobremanera para donarle unas cuantas migas neuronales al cínico de Moral(es) y encuentre éste al fin las piezas del rompecabezas que ha dejado incompleto en su seudo novela “La rebelión de las avispas”, que todavía así, se hizo con el Aquileo 2008.

Tiene usted razón al sentir malestar cuando un trabajo inferior ha sido puesto encima de uno con sobrada calidad literaria. Porque haciendo un examen a conciencia, si fuera al revés, uno aprende y trata de superarse a sí mismo sin ni siquiera buscar competir con nadie. Mas es peor estar del lado de este señor y ya su alma, si aun siente, estará sufriendo, cosa que le amargará el resto de la existencia, tanto a él, como al jurado que arregló esa farsa, tan baja como la presentación de la chinita bonita cantando con voz de ángel y la menos agraciada físicamente, el verdadero ángel, oculta tras bambalinas (Ceremonia de apertura de los últimos juegos olímpicos). Esa es la situación en su caso y aquí, sabemos todos, el común denominador.

Nuestra innata capacidad de auto regeneración espiritual y mental deberá dejarnos superar estos baches negros en el camino que nos ponen adrede (por eso mi insistencia en estar vigilantes y criticar por cualquier medio posible). Suficiente son estas pequeñas constancias de la verdad y no haber dicho nada sería legitimar a este sistema mafioso corruptor que busca a cualquier costo hacerse de las recompensas en prestigio y metálico que el Estado tico le otorga a sus “mejores” artistas y escritores.

El punto, al fin, es no quién es “Mesalina”, “Mono” o el señor filólogo, el misterioso don “Mario”, sino lo que estas sombras han dicho con sobrada verdad, ese es el quid.

La flecha ha dado en el blanco. No llevaba veneno, como acostumbran las armas de los malos, suficiente con su punta, limpia y de feroz agudeza. En ellos, y otros que no se han nombrado en este foro, yacerá clavada hasta el fin.

Juan Murillo dijo...

Mesalina es Carlos Morales.

Mono dijo...

Juan sin Miedo:

Mesalina es Mesalina y punto (aunque tratándose de Calichillo Moral -es- pudiera ser el tejedor de toda esta interesante trama que hasta el mismo Alexánder está pensando en usar de materia prima para su próxima novela) la esposa del cornudo de Claudio César, aunque a decir verdad: cómo hubiera deseado que fuera la mujer oficial del poeta Laureano Albán!
Pero bueno, le tocó Julieta y él nunca fungió como Romeo. Este poeta consorte, el más ducho explorador y conquistador de premios en la Madre Patria (creo, no hay poeta latinoamericano con tantas preseas, hasta Zonta desistió después de ganar varios premiecillos municipales en Europa), también le gana a todos los vates de Costa Rica en mondongo: tremendos jamones maneja el neanderthal, perdón, el trascendental!

Sobre el último comunicado de Mesalina, bueno, la cosa ya va tomando un sentido más serio en sus palabras. No significará este cambio de tono una despedida, porque suena su discurso como a epílogo? A mí, que me han tildado de Mesalina, también entonces debería ser el poeta Ruffino (quien acaba de meter unas fotos en su blog muy vacilonas e interesantes). Lo mismo me están achacando, entonces, que soy el chivo manso de Moral (es) y alguien dijo por aquí que soy el pobre santo de Juan Antillón que ya no está para estos encargos, o cáiganse o cánguense de lo lindo: el poeta Joan Bernal.
Ya esto es un río revuelto, y sí, quizá, un cabro este echando la cuerda a ver que saca de todo esto.

A La Escafandra:

NO hay nada malo en llamar a alguien indígena si lo es o tiene buena cuota de sangre nativa, como es el caso del patético vate Erik Gil Salas. Rubén Darío era casi indio, por eso no podemos llamar ni al gil (ipollas) ni a Darío chino o caucásico. Si lo digiera en sentido peyorativo sí podrían calificarme de mono racista.

SOBRE el término “a lo nica” ellos se lo han ganado pero no porque sean malos per se como nación, sino porque muchos pagan a machetazos y por la espalda (parte de su idiosincrasia). Esto es culpa de tanta dictadura y violencia vivida por ese noble pueblo. La ignorancia en que está sumida la nación del norte hace que mucha de su gente utilice la vía rápida para dirimir conflictos (machete Corbeta o Tramontina 28, hacha de mango largo a dos filos, garrote, leño o lo que salga al calor de los tragos, los celos o la venganza –o todo revuelto-).
Jamás Ernesto Cardenal le pegaría a uno un filazo en la nuca, ni Rubén, ni Carlitos Martínez con todo su alcoholismo desgarrado, ni la bestia peluda de Gioconda Belli, ni Mamanda, digo Amanda Rivas. Es cuestión de nivel educativo y en Nicaragua no son muy parejas las posibilidades de estudio entre su población. Solo vean a Daniel Ortega chupándole los cojones a Hugo Chaves a ver si le sale petróleo de la polla.

Mono se ha pronunciado. Buenos días (un día más sobreviviendo en este lindo jardín de paz y justicia!)

Juan Murillo dijo...

Mono es Juan Quirós.

Alexánder Obando dijo...

Mono, Mesalina y Mario son Fuenteovejuna, señor.

Mesalina dijo...

Mesalina es Juan Murillo carajo!

Mario dijo...

En la sección de comentarios de Afinidades electivas, en la parte dedicada al dueño de este atractivo blog, “Mono” y “Mesalina” dejan sendas claves para que nadie les robe sus antipoemas: la de “Mono” es:

“enaliedtaptor”

Según el primate, quien acomode las letras correctamente tendrá la clave o la pista que revela su verdadera identidad, porque estos señores deberán tener cuerpo y alma!

Secundando a “Mono”, quien pareciera ser el líder de esta "novela de suspenso", la tal “Mesalina” acude al llamado que el peludo le hace y vierte ahí otro antipoema dejando también su clave “tipo Vatimono”, como firma el mono en ese blog. Esta es la clave o pista de “Mesa”:

“isebarecidilis”

Quien decodifique esa reunión de letras sabrá la identidad de cada uno de estos personajes, que pareciera ya se están haciendo notar en la bloguesfera. También se podrá saber si ellos dos son una misma persona. Lógicamente si hay un fuerte sospechoso seguro usó una palabra o frase identificable con su nombre, oficio, procedencia, etc, y aquí se podría despejar todo.

Mario dijo...

Esto se está saliendo de cause y de toda proporción: hay uno por ahí con la teoría de que "Mesalina" y "Mono" es Alfonso Chase para sacarse viejos clavos con lso (in)trascendentalistas!
Qué diosititico nos agarre confesados!

Mono dijo...

Los invito al novenario de "Mesalina" el primero de octubre. Como era atea tienen que poner la cara al mejor golpe de viento, y ya, listo. No recen ni digan ni picha. Solo piensen que vino a rescatar algo. Mi sentido pésame a sus familiares y esposo, si los tiene.

Vatimono abatido.

Mario dijo...

No importa preguntar de qué murió una fulano o fulana: todo mundo muere de muerte (así: redundante).

Cómo murió? Eso es lo importante: me dijo la mascota de "Mesalina" que murió escuchando la canción "Alfonsina y el mar", versión Merceditas Sosa.

Y ella que no era tan dulzona. Bueno, pobrecilla, al menos sirvió para rescatar a unos extraños. Hay amigos que sin serlos son de verdad, because Mesalina nunca conoció a sus defendidos.

Estas palabras cobrarán sentido cuando lean último comentario de "Mono", y si alguien tiene una pizquitita de neuronas inteligentes se preguntarán cómo quien suscribe estas líneas supo esto...

Alexánder Obando dijo...

A todos, vivos y difuntos, gracias por aportar humor, ideas e inteligencia a este blog.

Álex... .. .

Mono dijo...

Lugar: Bar Rayuela.

Dia: Miércoles 30/09.

Hora: A partir de las 12md

Precio: Entrada libre, barra libre.

Mono dijo...

...olvidé decirles que se celebra el novenario de una amiga...

Mono dijo...

Amigo Alexánder:

Tengo entendido que si sos el dueño de un blog, debes, entonces, hacer moderación de los comentarios editando las partes que puedan herir la susceptibilidad de las personas, o bien suprimiendo totalmente la opinión. Yo seguí remitiéndole mis intervenciones chistosas y como observé que los publicaba tal como se los remitía, seguí con ese tono irónico y burlesco (mal)entendiendo que no había problema, de ahí el “abuso” que se explica al tenor de las circunstancias y de todo la Tomografía Axial Computarizada (TAC) que haces del autor inventor de “Mono” y del psicoanálisis exhaustivo acerca de mi persona.

Bueno, es cuestión de enmendar el rumbo y pedir disculpas, primero al señor de este blog, como también a las personas en las que cayeron mis hachazos.

Muy rudo para esta cultura usar siquiera un formato abierto (espacio) con licencia para burlarse de los que sean y de quien sea, eso lo hacen todos los seres humanos en la intimidad de sus vidas o tertulias de amigos, y más bien uno se queda corto. Simplemente mi estilo chistoso y de confrontación con la realidad de las personas y cosas, expuestos en su blog, no es asumible para la mayoría de la gente por sincero y porque huye de una doble moral.
Lo del seudónimo ya lo había explicado en otro comentario en Ritos Fúnebres (“Libertad de expresión bajo seudónimo”).

Dilucidadas las cosas de su parte, creo, ya no hay más juego ni fuego.

Buenas tardes.