SEGUIDORES

martes, julio 07, 2009

CONTRADANZA


―As I have trod rumorous midnights, too.
— Hart Crane —

Me decía que su casa estaba
lejos,
ya no sé dónde.

Si hubiera dicho que Puerto Montt
o Aquisgrán
sería indistinto para lo que me
queda de recuerdo;
un cuerpo desnudo, como el suyo,
no tiene otro domicilio sino
yo mismo.

Y esa noche,
hospedado en el vino
bailaba constantemente junto a la ventana.
El overol y el calzoncillo en el asiento
me recordaban a Mille e tre,
a los obreros adolescentes en
los cuartuchos de Verlaine;
Lucien Létinois volteando paja
en una pequeña granja del sur.
[1]

Si yo recordara de dónde es,
podría quizá prejuiciar el recuerdo con
el danzón, el trepak o la milonga;
pero no recuerdo su origen
al igual que siempre he supuesto
que lo suyo / era una contradanza,
un baile deshaciendo los pasos hechos;
una forma de viajar hacia atrás
en el amor o la caricia,
como esa noche
junto a la ventana.

Un beso leve en el vaso de licor
que yo sostenía
y luego otro en la pequeña boca;
apenas un suave contacto de labios,
apenas una caricia
sobre la humedad del vino.

Volvía a su danza en medio de las
cobijas y la ropa esparcida,
hasta que horas después,
como un gato ebrio,
se acostaba exhausto sobre mi pecho
a dormir.

Y esa madrugada,
mientras él maullaba suavemente
sobre el lomo gris de la soledad,
yo cerré la puerta por última vez.

_____________________________
.
[1] Tras la excarcelación y el abandono de Rimbaud, Verlaine se enamoró de otro joven muchacho, Lucien Létinois. El poeta compró entonces una finca en el mediodía francés y ambos se dedicaron a vivir como granjeros. Pero con tan mala suerte para el escritor, que el chico, a los pocos meses de iniciado su bucólico idilio, contrajo tifoidea y murió en los brazos de Verlaine. De ahí en adelante el poeta se dedicó a vivir el resto de su vida borracho en un putero de París.
.
Tomado del poemario ÁNGELES PARA SUICIDAS de Alexánder Obando, en prensa.

15 comentarios:

Lau Fu dijo...

"una forma de viajar hacia atrás
en el amor o la caricia"
Bellîsimo!!!

Gustavo Adolfo Chaves dijo...

Maravilloso ejemplo de una nota a un poema que en lugar de echarlo a perder lo engrandece. Incluso antes de leer la nota al final, me cautivó la natural ternura (y la final tristeza) del poema. ¿Cuándo va a salir este poemario tuyo a las calles?

Asterión dijo...

Buen poema de un buen libro. Álex, mové esos "árboles", a ver si acaso este año tenemos doble celebración.

Alexánder Obando dijo...

Lau Fu:
Gran placer de verte por este barrio. Y muchas gracias por el comentario; me chillaste. ;)

Gustavo Adolfo:
Tu comentario me quita un peso de encima. Siempre me había preguntado si esa nota aclaratoria era o no un desatino, pero parece que a ninguno de ustedes tres los incomodó mayor cosa.

Asterión:
Gracias también a vos por el comentario que, viniendo de tres poetas, me confirma que el poema no es tan débil como en algún momento sospeché. Y bueno.. ustedes saben... uno siempre tiene que estar ojo al santo con lo que escribe. La autocomplacencia siempre es un (t)error.

En cuanto a Ediciones Arboleda, sigo tras de ellos para saber qué ha pasado con la edición. Parece que han tenido muchos prolemas de tipo logístico pero que ya los están resolviendo.

Un abrazo a los tres.

Avilio's Island dijo...

Alexánder,

Me ha conmovido mucho tu poema; con ganas de más, después de releerlo, tuve que pedir auxilio a dos poetas queridos: Jaime Gil de Biedma y Constantino Cavafis.

¿Aludes con Mille e tre a Don Giovanni? (...cento in Francia, in Turchia novant'una... Ma in Espagna...)

Saludos,

Avilio

Luissiana Naranjo dijo...

Ale hace rato no leía tu poesía...
desde el inicio logras sostener de manera abrupta al poema cuando arguyes ..."no tienes otro domicilio sino yo mismo" un contenido sinuoso e intimista.
Siento que a veces se te escapa elementos descriptivos muy cercanos a la línea narrativa pero como que te das cuenta y de pronto, le das un giro interno al poema. También, hay una velocidad irregular, de pronto jadeante y se corta...pero suena muy bien.
Ese final es grande,sensual, armonioso y lleno de percepciones sensoriales. Sin duda, un bello y significativo poema!

Alexánder Obando dijo...

Avililio:

La alusión es doble; es decir, se trata del intertexto de un intertexto. "Mille e tre" es por supuesto el alarde de las conquitas de don Giovanni en España, pero también, y más cercano al tema de marras, es el título de un poema de Verlaine (citando a su vez al libretista de Mozart) en "Ouvres Libres" (cito el título en francés de memoria) donde Verlaine también hace "el catálogo" de todos los chicos que han pasado por sus brazos. Me hace gracia que pillaras el intertexto porque eso solo lo podría hacer alguien como vos, es decir, un amante del bel canto.

Gracias por tu comentario. Me alegra que el poema haya gustado porque tenía mis dudas al respecto.

William Eduarte dijo...

de mis poemas favoritos

Alexánder Obando dijo...

Luissiana:
Muchas gracias por tus comentarios. Tendré mucho en cuenta lo que decís acerca de la tendencia hacia la línea narrativa, aunque te prometo poco, pues ya sabés que en poesía siempre he tendido a la prosa y en prosa siempre he tendido a la poesía. Es como una mini maldición de mi estilo: no puedo invocar uno sin arrastrar el otro. Tal pareciera que los géneros muy definidos tienen la capacidad de desequilibrarme... (¡Caramba, eso parece ser cierto en mi vida en más de un sentido... jejejeje!). ;)

Gracias y me alegro de verte por este barrio.

Malasombra dijo...

esperamos el libro con gusto

tené paciencia con los "arboledos"

Juan Murillo dijo...

Delicado, como tantos de tus otros poemas de Angeles, tan complementario a tu narrativa. Tengo que confesar que cuando lei el título en el feed pensé en la Contradanza de las langostas de Lewis Carrol y venía preparado para la risa, pero fui agradablemente defraudado.

Alexánder Obando dijo...

William:
Muy agradecido por tu comentario. Gracias por pasar.

Malasombra:
Un consejo sano y que nunca està de màs. Aprecio mucho el trabajo de los "arboledos" pero ya estoy arañando las paredes de impaciencia. Este poemario se està trabajando desde el año pasado. En fin, como vos decìs: paciencia.

Juan:
No recuerdo dicho episodio pero no estaria de màs entrarle. Gracias.

Germán Hernández dijo...

Es un poema tan hermoso... creo que ya te había comentado cuanto me gustan tus poemas de amor...

Creo que también te dije, que no valen la pena etiquetas como "homo erótico" blablabla, calacala...

Lo único importante es la imagen que evoca en cada lector o lectora... cada quien suspirará recordando el objeto de su amor...

tetrabrik dijo...

salú

Alexánder Obando dijo...

Guega y Tetrabrik, gracias por pasar. Siempre bienvenidísimos.