SEGUIDORES

sábado, octubre 16, 2010

UNA MIRADA A LA MIRADA Y OTRA A POE.


 Parque Regional de La Mirada, una tarde de neblina.

Hoy 16 de octubre, por fin parece que el invierno quiere hacer su entrada autumnal. Y después de un setiembre cálido donde hasta se rompió el récord de alta temperatura en Los Ángeles*, el cambio es más que bienvenido. El frío de esta mañana fue particular. Ahora está a unos 20° C., pero en la mañana estaba a 12° C. Agréguenle a todo esto neblina y la defoliación progresiva de los árboles estacionales, para dar un delicioso paisaje gótico a lo Edgar Allen Poe... solo me falta un sabroso ataúd forrado en franela color vino... y una cobija con orejas.

El Parque Regional de La Mirada está a 25 metros de mi casa. La parte que visito, la del lago de ánades, es de 40 hectáreas, aunque todo el complejo con canchas de basquetbol, tennis, tetherball, handball, play y gymnasio ocupan un total de 174 hectáreas**. Ir a ese parque y encontrarlo bañado en neblina verspertina me hizo sentarme en una banca y leerme una buena historia de terror. Solo me devolví al rato porque no andaba bien abrigado. Pero el par de cuentos de vampiros que me leí en esa banca, valieron la pena***.

Notas:

* El termómetro escaló hasta los 45°C. el 27 de septiempre de 2010. El récord anterior (en los años noventa) había sido medio grado menos.

** El Parque Metropolitano La Sabana es de 72 hectáreas.


*** LOVE IN VEIN, Tales of Vampire Erotica. Edited by Poppy Z. Brite. Harper Collins, 1994.


El Parque Regional de La Mirada a principios de otoño. La banca más cercana a la persona de la izquierda es uno de mis sitios predilectos de lectura. Por cierto, mi cuñada me obliga a darle un par de vueltas al laguito todos los días, por aquello de hacer un poc de ejercicio.


El Parque de La Mirada desde mi casa. Foto tomada por Meritxell Serrano el 25 de julio de 2010.

9 comentarios:

Juan Murillo dijo...

Anduve dandome una vuelta por tu barrio, es increible lo que se logra hoy en día con google.

http://maps.google.com/maps?f=q&source=s_q&hl=en&geocode=&q=La+Mirada,+Calif,+United+States+regional+park&sll=33.903787,-118.01312&sspn=0.013393,0.019398&ie=UTF8&hq=regional+park&hnear=La+Mirada,+Los+Angeles,+California&ll=33.902621,-118.007283&spn=0.025753,0.038795&z=15&layer=c&cbll=33.902638,-118.007408&panoid=fXQFl2bcw3z0XHV5aTfs-A&cbp=12,353.65,,0,19.63

justiciapoética dijo...

Estimado y recordado Alexánder el Grande:

También fui por ahí y me topé con el espíritu de Juan Murillo: "Y diay... Juan, que andás buscando donde nada se te ha perdido", le dije. "Nada, hombre, nada, asustas con tus ojos amarillos y tu piel azul; te me pareces a un poeta tico bien bizarrito. De dónde sos vos?", espetó el buenazo de Juan..."diay muchacho de ahí mismo de Tiquicia; pero creo se nos perdió un gran amigo y escritor, y nos topamos tú y yo por este lago que nada tiene que ver con el de La Sabana", le expliqué a lo que Murillito respondió: "Ah, ya veo, ya veo", esfumándose a como vino, nada más que él no se acuerda de este encuentro. Acto seguido coloqué a la par de la banca preferida de Alexánder mi termo con agua dulce, y una pequeña hielera conteniendo unos gallos de picadillo de arracache, también una cajita con ricuritas ticas: miel de toronja, cajetas de leche, arroz con leche. Encima de ella una nota para Alexánder, el gran escritor y amigo que buscábamos. La próxima vez que vaya el misterioso escritor, cuando el frio verdaderamente sea intenso y siniestro, pues tendrá la sorpresa deun rico desayuno dejado por este ángel.

Abrazos,
Justo Poe.

Rossi dijo...

Alexánder:

No hay duda de que este es un violento paraíso. En los últimos comentarios de su último post que le hace Frank a Roncahuita salen un montón pringados, digo yo no sé, así me parece. Y está de lo más gracioso el encuentro que tuvo Rufino con el vate Leo Zelada. Qué chismosa me he vuelto!

Besos,
Rossi.
p.d. Alex: lindo lugar La Mirada. Aunque me quedo con nuestro pais.

Esteban U. dijo...

Mae, se ve muy tuanis, estoy seguro de que te dio cabanga del parquecito de La Trinidad... ¿O no era también un cuento de terror? Gracias Juan por el enlace, yo me maravillo todavía con estas varas tecnológicas, todo polo, como si no hubiera nacido con ellas. Ah, es que no nací…

Alexánder Obando dijo...

Juan:
Gracias por el enlace. Ya me había dado un par de vueltas con este sofisticado instrumento. Sigo impresionado como buen tico.

Justiciapoética:
Gracias por un comentario tan genuinamente poético. Cda vez me asombro más de tu capacidad para narrar. Deberías explotar esa veta más a menudo.

Rossi:
Yo no sé si me quedo con S.J. o con L.A. Ambas ciudades tienen virtudes innegables.

Stavros:
¿Parquecito de la Trinidad? No recuerdo eso. Solo recuerdo "La Trinidad" como el manicomio enzacatado donde viví treinta y dos años. Estoy solo, mi hermano, muy solo... pero tranquilo. Los pequeños colerones que me pueda llevar nacen de la diferencia en como mi familia y yo vemos el mundo, pero nunca es algo serio al punto de la angustia. "La Trinidad, por otro lado, fue el lugar donde "casi" me vuelvo loco.

Abrazo nostálgico.

FRANK RUFFINO dijo...

Tú me conoces bastante bien, blogueramente hablando; mas sabes soy tremendo vago para la narración: me gusta la formulita facilita del poema libre, y aún así tampoco escribo con la intensidad que debiera y que se espera de mí. Aún así te agradezco tu estímulo: quién sabe, tal vez algún día me dé por hacerme un escritor de verdad.

Abrazos,
Frank.

P.D. Metí las patas, jajaja! Pero nada que tú no sepas.

FRANK RUFFINO dijo...

Estimado Aléxander:

Pues también ese es mi problema con mis tres hermanas que se me antojan ahora como las hermanas de la Cenicienta, yo, el vate ceniciento. Tengo cuatro años de cuidar a mi madre (mi padre murió hace cuatro), he perdido relaciones amorosas, la última con la madre de mi hijo; en todo este tiempo, no podía salir a tomarme algo, pues estaba al pie del cañón cuidando a mi anciana madre. Ahora que abrí mi pulpería consiguieron a una muchacha nica para que medio la cuide (aunque corro con todos los gastos principales), y aterrizan a casa a cada rato a lanzarme filazos por esto o por lo otro, sin ver la esencia, mi sacrificio. Solo deseo salir huyendo de este país y de mi familia! (el único que me detiene es mi pequeño hijo Octavio de 1.8 meses).

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

P.D. Creo en el karma: estas brujas tendrán lo suyo por preferir yacer empolladas bajo las bolas de sus maridillos que para nada componen matrimonialmente hablando. Madres, solo una.

Germán Hernández dijo...

Pues lo de las caminatas me parece exelente... necesitamos que ese músculo sentimental se mantenga vigoroso y palpitante... pare que el otro siga funcionando (me refiero al de arriba, pero el abajo también) para que permanescas un rato demás con nosotros...

¿Me pregunto cúanto le costará mantener ese parque tan lindo a la comunidad anualmente...?

Abrazote!!!!!

Alexánder Obando dijo...

Guega:

Debe salir caro, pero vale la pena.