SEGUIDORES

domingo, enero 29, 2012

REALITY CHECK (o todo escritor debe acostumbrase a la coprofagia).

La fama es tan transitoria para un escritor de Cost Rica que los quince minutos de Andy Warhol ya son varias vidas para un tico. Hasta María José Castillo ha disfrutado de una fama diez o veinte veces más eterna que la de alguien que hace narrativa en nuestro país.

Uno abre una página de Facebook para hacerse de amigues y comunicarse con les que ya tiene. Yo abrí la mía en la primera semana de febrero del 2010 para poder comunicar ampliamente la presentación de la segunda edición de El más violento paraíso, por editorial Lanzallamas.

Pero haciendo cuentas, apenas unos días antes de que se cumplan los dos años, tal parece que esa no fue la mejor de las estrategias. Tengo muches enemigues allí afuera. Pero eso ya lo sabía desde antes. Lo que no sabía, y sigo sin saber, es qué cosa se dice exactamente de mí. Una amiga de FB me asegura que son "cosas muy malas" y "chismes horrendos" y que por ello mismo muches no leen mi literatura.

Dicen que soy un escritor "talentoso" pero a la vez una persona "horrible" y "calumniadora".

 Con mi hermano Carlos en Disneylandia, 2011.

Tal parece que mi reputación va a contrapelo de El más violento paraíso. Me explico: en la novela la mayoría de los eventos importantes son ficticios, mientras que muchos de los detalles menores son verdaderos, pero la mayoría de los lectores los han entendido al revés. Así, en mi vida mis grandes vicios son ciertos para muchos lectores y mis pequeños defectos son verdaderos. Pero la verdad resulta ser al contrario. Mis grandes vicios son en su mayoría ficticios y mis pequeños problemas son muy reales.
Lo de "calumniador" lo rechazo de plano. Ser calumniador implica de inmediato ser mentiroso. Y ese no soy yo. Cuando digo que Beto Cañas es lastre en la cultura literaria y política de Costa Rica no estoy mintiendo, pero para muchos esa es una conchada que NO se debe decir. Parece que les molesta mi tendencia a ignorar la corrección política.

 
Hay que ser el payaso de la fiesta para caerle bien a todos. Y si Porcionzón llegó antes que vos, estás cagado.

 Se me avisa también que si sigo en mi vida de "chismoso y calumniador" me dejarán de leer. Ese es un derecho pleno que cada une de ustedes tiene, aunque a mí me duela. Es, en definitiva, una elección que todo lector tiene. A veces la reputación o chismes acerca de un autor hace que muchos decidan leerlo o no leerlo. Eso es un clásico ejemplo de "juzgar a un libro por la cubierta".

¿Y qué se es lo que se dirá en concreto de mi persona? ¿Qué arreglo concursos? ¿Que amenazo a los juados (¿con la verdad)? ¿Que violo niños y tortugas ninya? ¿Que enveneno pozos y almas? ¿Que irrespeto las sacrosantas instituciones del patriarcado y de "el juez siempre tiene la razón y todo está divino en Costa Rica"?... ... Vaya usted a saber.

Lo cierto es que también me recomiendan que escriba más (eso está bien) y que cuide más mi salud (eso está muy bien). Pero también me piden que deje de hacer "cátedra".

Lo siento. No creo poder hacerlo. No está en mi naturaleza ver como poco a poco nos roban la casa y el país y quedarme callado. No puedo decir "está bien" cuando yo siento que la cosa "está mal". El premio Aquileo que Gabriel Baltodano, Marielos Castro y Claudio Monge le dieron en 2008 a Carlos Morales por su novela, La rebelión de las avispas, por ejemplo, sigue siento una bofetada en la cara a la literatura de este país y a todos sus escritores series y honestes.

Solo una aristócrata envenenadora como Lucrecia Borgia sobreviviría en el medio tico. A la Mona Lisa nos la cogeríamos entre todos.
Así que seguiré posteando y hablando, aunque quizás me preocupe cada vez menos por ese abstracto común que conocemos con el nombre de "futuro literario de Costa Rica", ya que aquí defender es insultar y expresar la propia verdad es calumniar. Quien sabe, puede que un día de tantos le siga el consejo a la amiga internauta y me desaparezca del todo.

A mal árbol se arrima quien quiera hacer arte bajo la sombra de Costa Rica.

11 comentarios:

Mauro "Flamehowl" dijo...

Pues bien Alexander, la verdad y a mi propio criterio, preferiría ser llamado calumniador e insultar, siempre que esto, a como usted lo expresó sean venido a cuenta por dar a conocer las verdades tal y cual son, mejor mil veces ser odiado por la verdad que terminar con la lengua hinchada de lamer botas.

Germán Hernández dijo...

Pero también hay los que te queremos y admiramos. Sigue escribiendo, cuida tu salud por los te seguimos con devoción...

Abrozototote

Daniel Quirós-Cruz dijo...

Querido Alex,

Que entrada más contundente y afilada. Estremece la honestidad arrolladora y la carencia de reparos con la que contás a la hora de exponer tu postura y de despojarte de cualquier lastre que quieran adjudicarte.

La difamación que puedo constatar en lo que expresás no es tu discurso claro y corrosivo contra la hipocresía moral tan extendida y aceptada en Tiquicia, sino las pestes que algunos susceptibles, mojigatos y puritanos vociferan sobre vos. Tengo certeza de que cuantos te valoramos en sentido integral, es decir, como persona y como escritor, tomamos tus acotaciones y divagaciones como lo que son, el producto de una mente en constante labor y criticidad respecto los vicios nefastos del mundillo de las letras y otros ámbitos de la mal llamada "Suiza Centroamericana" (aunque muchos que se tragan ese cuentazo desearían retirarle el adjetivo regional a ese cliché patético).

Sonará a frasesita típica de aprobación, pero en este caso aplica, te aliento a seguir siendo tal cual sos: un cabrón dispuesto a mostrarle su propia porquería a los beatos de mierda que manejan alguna cuota de poder dentro del quehacer literario.

Fuck them all! (no literalmente, dudo que la experiencia sea placentera, jajaja)

Abrazos desde el Cono Sur,

Daniel.

El Ornitorrinco dijo...

Hay un detalle importante por considerar y es que el deporte nacional de Costa Rica es triatlón caribeño: vinear, chismorrear y serruchar pisos. Estamos tan cerca de esas nobles disciplinas que haste hemos inventado léxico especializado desconocido en otras comunidades de habla hispánicas, como la ya mencionada vinear, además chepiar y samuelear; que un país tenga que inventar e institucionalizar palabras para poder expresar su realidad ya dice mucho del alma nacional.

Yo espero que sigás opinando de lo que te dé la gana, en la medida en que todos tenemos derecho de hacerlo y sin olvidar una gran ventaja que vos tenés y, por lo visto, también Daniel Quiró-Cruz, no están en Costa Rica, en principio es casi imposible que algún resentido los escupa por la calle por pensar diferente o, mejor dicho, por atreverse a pensar. Aunque yo no me confiaría: en cuanto el triatlón caribeño se convierta en pentatlón: escupir y zancadillear, ya nadie estaría a salvo, en ningún rincón del mundo.

sOren vargAs dijo...

Yo estoy esperando la reseña de los premios, por acá. A mis oídos han llegados muchas cosas... estos vientos alisios que soplan desde la meseta entre mis polvorosas huellas...

Justo Poe, seudónimo del poeta Frank Ruffino dijo...

Estimadísimo Alex amigo:

Hace unos días me enteré del porqué no me publicaban en La Nación. Y eso se lo dijo el propio encargado al crítico William Venegas: "Frank Ruffino le pega a las mujeres y es un borracho". Lo primero es falso, lo segundo es ciertísimo. Está visto que este tipejo de La Nación no le publicaría nunca a carajos como un tal Arturo Rimbaud, Paul Verlaine, Rubén Darío, Carlos Martínez Rivas…. Está visto, también, que la envidia y la serruchada de piso en Costa Rica esgrime las razones más tontas del universo! Pero también se dicen muchas cosas inciertas de mí por solo usar, como tú bien ejerces, el arma más poderosa de la libre expresión y la franqueza (delitos en CR). Joder: escritores como tú y yo somos los más vapuleados en la historia de la Costa Rica reciente (no más estos añitos del siglo XXI). Soren Vargas sabe eso, y creo, también mi amigo poeta Daniel Quirós-Cruz (aunque radique felizmente en Argentina), que sabemos aquí amigo Alexánder, lo que apunta el refrán: "Cría fama y échate a dormir". Al final valdremos por nuestra obra vista desde el exterior por otros seres más propicios y altos. En Tiquicia es tan desconcertante todo que escritores o artistas políticamente correctos o incorrectos son olvidados o traídos al presente con bombos y platillos, esto cuando a algunos se les da la gana, esos algunos parece que manejan muy bien la comunicación abierta y bajo cuerda. Así mira tú el caso de la resurrección que le practicaron hace como año y medio al poeta Billy Sáenz Patterson, poeta célebre por ser el autor de la "Oda al Márques de Sade", vate que muchos creían miraba el zacate por la raíz desde hace muchos años, pero ahí está mi apreciado Billito, y hasta se echa siempre sus “wiskazos” en el bar Buenos Aires, cerca de su casa de barrio Escalante. Claro: haces varios meses, después de esta resurrección de15 segundos hecha para el autobombo de un escritor y poeta cincuentón, Patterson cayó más duro a su sima o nebulosa. Por lo que podemos hablar de zombis (tipos como el poeta Billy y el 95% para no traerlos todos aquí y se nos haga esto como el video de nuestro querido Michael Jackson en 1982 o por ahí) y pellejos con ganas de vivir, como nosotros. Jolines: dime tú si no tiene uno ganas de vivir y de ser reconocido! Por supuesto: pellejos nos desean hacer, más somos pura carnita literaria y de hecho si pueden nos practicarán también el canibalismo. Y ya no seremos nada, solo un nombre de vez en vez, cada muerte de obispo, siendo mencionado únicamente para respaldar alguna crítica destructiva o para situar lo peor que ha dado Costa Rica. Al fin y al cabo nos nombrarán como cualquier lugar para dar una dirección a la tica: "Del vertedero donde botaron un sillón verde y comido por la polilla, 100 mts norte, 100 sur, 100 este y oeste, ahí están sentados Alex y Frank en espera del juicio final”. Y amigo, aún así, situados en ese infierno dellos, no sabremos qué hemos hecho mal o bien para yacer en esta dimensión cultural de Tiquicia. Solo existimos, aunque ya seamos cadáveres literarios desde antes de nacer.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank Ruffino

P.D. El bandido de Germán al menos es sincero: reconoce que están los pro Alex, y los reaccionarios contra Alex, deplorablemente la mayoría. (Alex: montá mi comentario en tu facebook. Si ya todo lo tenemos perdido aquí, por lo menos nos queda el derecho al berreo!).

Antonio Jiménez Paz dijo...

Me ha encantado el comentario del amigo El Ornitorrinco: certero y clarividente.

En cuanto a lo que expones, Alex, decirte que no te deben asustar los aullidos de los lobos, teniendo en cuenta que cuando lo hacen es señal de que están arriba, en las montañas. Cuando no los oigas, o te extrañe tanto silencio, entonces sí, preocúpate por tu rebaño de cabritas.

Bernardo Corrales dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Bernardo Corrales dijo...

Alex: si lo que busca es aprobación en el mundillo literario CR, simplemente no sea Alex y hable con pudor, báñese con agua bendita o juegue a no perder, a lo pansista, repitiendo el discurso oficial cuando se debe y haciéndose el maldito cuando se pueda...
Quien habla de literatura en este país? se habla de lo que se hace en San José y en el centro o lo que llega al centrillo ese, no sé ve más allá de esa nariz,
los que leen en este país o son escritores o quieren serlo o lo quisieron y los argumentos son: si me gusta es bueno, si no es malo.Cada cual echando pa su saco a costillas del otro.
Sin lectores no hay escritores, Así que mejor no esperar nada, además cuesta tanto ganarse los frijoles en todo sentido que esas payasadas ni volverlas a ver.
Así que no espere que lo aprueben aún siendo del yet set literario tico y ni espere que los de afuera le digan que hay escritores buenos en este país para reconocer la buena literatura en CR.
Un abrazo escatonauta, "porque vendrá la muerte y tendrá tus ojos"...

Bernardo Corrales dijo...

a tomar agua bendita Alex!

Justo Poe, seudónimo del poeta Frank Ruffino dijo...

Nueva entrada amigo Alex, nueva entrada!

Vine a ver si había algo nuevo, jolines, ahora me devuelvo todo vapuleado por estos caminos de Satanás, a quien oré hoy como tres horas para que se acabe todo lo bueno en el mundo que solo disfrutan unos pocos hijos de la chingada grande. Jajaja!

Abrazos y feliz semana,

Santos Paniagua