SEGUIDORES

martes, diciembre 20, 2011

MI ESCRITURA / MIS REGLAS: o como autotrolearse con relativo éxito.

El ego de un artista es como el pene: hay que quererlo y mimarlo... ¡pero nunca sacarlo a pasear sin correa!

¡Un mes y dos días sin actualizar este blog! ¡Me doy vergüenza propia! No tengo perdón de mí mismo, o mejor dicho, me voy a perdonar, pero no antes de ponerme las pilas y volver a ser más constante. La verdad es que la depre navideña es fuerte para quienes contabilizamos la muerte de ocho personas cercanas en menos de diez años. Y sin embargo, Ridi, Pagliaccio! Ridi del duol, che t'avvelena il cor!

Por tanto los dejo con esta meditación literaria. No es una lista de reglas para todos sino para mí mismo, porque toda ars literaria, ya se sabe, está hecha para un solo individuo. Y sin embargo, eso no significa que no se puede conmpartir con los amigos y con otros que la quieran leer.

Espero que estas saturnales estén llenas de placeres prohibidos para los que así lo desean. Jojojo, (dijo Sileno montado en el barril).

El escritor es un metamorfo: asume todos los roles y piensa de toda manera posible.


MI ESCRITURA / MIS REGLAS:

1. La literatuta es políticamente incorrecta por definición.

2. Es políticamente incorrecta porque no es moralista.

3. Moralismo vendría a ser Lobsang Rampa, Coelho, Dale Carnegie, Gibrán y otros autores, independientemente de que hayan sido estos muy buenos o muy malos. Algunos moralistas tardíos, como Gibrán Jalil Gibrán, son excepcionales por su fuerza poética. Otros, como Coelho, son excepcionales por su vacío estético.

4. En Occidente la literatura empezó a ser no-moralista hace aproximadamente un siglo.

5. Los docentes de primaria y secundaria en Costa Rica aun no se enteran de que la literatura dejó de tener mensaje edificante, moraleja o enseñanza hace un siglo. (Hacer nota mental de esto cada vez que hable con personeros del MEP).

6. Un escritor que pretende educar a sus lectores es un escritor que terminará siendo educado por sus lectores. (Tengo que "saber" pero con mucha humildad).

7. También tengo que estudiar y leer mucho... ahora, en el pasado y para siempre. "LECTURA 24/7" es el curso donde debo estar permanentemente matriculado.

8. Si dejo de escribir... soy escritor en receso, en pausa, en impasse indefinido.

9. Si dejo de leer... dejo de ser escritor.

10. No existe comentario malo, venga de quien venga. Revisar y revisar.

11. Mi obligación suprema es escribir como un DIOS y corregir como un ESCLAVO ENDEMONIADO.

12. El arte se alimenta del arte... y de otras cosas. Escribo más (y a veces mejor) bajo la influencia del cinearte, los estimulantes, la gran música, y otras literaturas. (Otros cubrirán eso con el reguetón, la trova, el género negro o las filosofías orientales: "a cada cual lo suyo").

13. Cada vez que me sienta un genio literario debo sentarme a leer a un verdadero genio literario. (Beckett, Kavafis, Lezama). Es un manotazo en la pura cara, pero ayuda mucho.

14. ¿Estilo? ¿Moda? ¿Género? ¿Subgénero? Solo es válido EL QUE ME SALE DE LOS PUROS HUEVOS. Lo demás suele ser pose, estrategia de mercado o exigencia inoportuna de algunos lectores.

15. La literatura es políticamente incorrecta por definición. ¿Ya dije eso? Pues hay que repetirlo como un mantra: la literatura es políticamente incorrecta por definición.

16. El juez supremo de mi texto en proceso soy yo mismo, pero nunca antes de haber escuchado todos los comentarios, todas las recomendacioes y visitado la mayor cantidad de opciones posibles. El juez es más justo entre más informado esté.

17. La única parte del cuerpo humano que requiere de un cilicio todos los días es el ego. (La experiencia me sigue enseñando eso a diario).

18. Si como escritor mis límites morales son proporcionales a mi miedo del qué dirán, y esto me llegara a desvelar mucho, podría haber otras opciones en el mundo para mí: traductor, psicólogo, asesor diputadil, músico o poeta místico.

19. Los libros son amigos y maestros de primera, pero no menos que mis buenos amigos. Los que saben con humildad; los infinitamente bien informados que no te restriegan el conocimiento en la cara. Café, cerveza y una noche de buena tertulia literaria puede enseñarme tanto como un buen libro. Pero eso dependerá de la calidad de amigos que yo escoja.

20. Para escribir hay que haber vivido, pero debo recordar que "haber vivido" siempre significará cosas distintas para gente distinta. LA VERDADERA REGLA DE ORO PARA ESCRIBIR BIEN... aun no ha sido redactada.

14 comentarios:

Adriana Jiménez Quesada dijo...

Los puntos 14, 16 y del 18-20 para mi opinión son los más importantes. *14 y 20 los +
Me gusta más la palabra "hijueputados" en el punto 18.
Y me dolió mucho el 8, puta estoy padeciéndolo por ¿indisciplina? -distracciones- Un abrazo Alex.

Yami dijo...

Me gusta esta parte "El escritor es un metamorfo: asume todos los roles y piensa de toda manera posible", y el punto 13 creo que es muy importante y es muy fácilmente olvidado por algunos escritores. Ya casi termino de leer "El más violento paraíso", es un libro increíble lo he disfrutado muchísimo :)

Antonio Jiménez Paz dijo...

No sé por qué carajo, señor Obando, no encuentro algo en cualquiera de los puntos expuestos para llevarle la contraria. He ido asintiendo a medida que he ido leyendo cada uno de ellos. Me da que en un supuesto debate a usted y a mí nos tendrían que presentar a algún o alguna discordante, decirnos "helo/a aquí". Siento mucho no servirle para debatir... Ah bueno, ahora que lo pienso, creo que es culpable de una imperdonable omisión: repetir por tercera vez eso de “la literatura es políticamente incorrecta por definición”. Pero bueno, también un descuido de este tipo lo puede tener cualquiera.
Un abrazo.

Jag Lake dijo...

Es cierto lo del maldito ego... (de hecho desde algún punto de vista, es cierto todo el artículo) pero si no alimentamos el ego ¿que nos queda? ¿humildad? ¿mediocridad? en mi caso soy menos que mediocre, eso lo reconozco, pero al parecer es mi estilo... es un trabajo difícil, pero alguien tenía que hacerlo... en fin, yo nunca escribo comentarios en entradas de blogs a menos que me hayan gustado mucho, es todo, saludos!

Mauro "Flamehowl" dijo...

Demonios me esta afectando el punto 8 a mi, a ver si cierro el año mas activo en escritura

juan murillo dijo...

Muy bien, me parece que te retrata fielmente.

Ojo que solo se puede decir de un escritor que dejó de escribir o leer una vez que ha muerto. La literatura es como el tabaco, dejarla es muy fácil, lo difícil es no volver a ella.

Marco L. Méndez dijo...

Como un compa me dijo no hace mucho: "no hay mayor síntoma de ego creativo que elaborarse y pregonar un decálogo"

sOren vargAs dijo...

Álex, este ha sido uno de los mejores regalos de navidad que recuerde. Y llega en la mejor hora, pero creo que mi comentario me lo arrebató Antonio (aquél que mira hacia la lava de El Hierro).

Me acompañarán todos los días de mi vida.

Un abrazo fuerte, Álex. Pasá navidad en el barrio chino, a lo Blade Runner.

Daniel Quirós-Cruz dijo...

Alex, tarde pero seguro. Realmente este texto me parece una información imperativo e ineludible. Algo así como una clase magistral que uno debería salvaguardar no solo en el disco duro de la compu, sino en un papel en la billetera, para recurrir a ella cada vez que se precise de guía y/o iluminación en esta laboriosa y dura faena del escribir.

Pecaré de poco original pero hago eco de las opiniones de Toño y de Soren y las hago mias. Yo apenas soy un amateur en este ámbito y quizás no podría tener bastante bases y elementos para discrepar de tu lista de reglas. No obstante, mi intuición y sensibilidad me dictan que tenés "todo el hocico llena de razón".

Me llegó especialmente el punto 14, debido a que en algún momento reciente dialogamos (intercambiamos correos) sobre ese tópico que me suscitaba dudas. Sabias palabras güevón, vos sos pura lucidez en cantidades hecatómbicas.

Un abrazo, y un deseo sincero de que disfrutés a más no poder de esta época de fiestas.

Daniel.

FRANK RUFFINO dijo...

Joder Maestro Escritor amigo Alexánder Obando Bolaños:

Esta entrada es para secuestrarla y degustarla lentamente como lo hacen las cabras con las biblias, talmuds y coranes, entre otros libracos moralistas que citas en tu publicación.


Hablando de leones y canciones como tú, que junto a José León Sánchez, sois los más grandes escritores vivos de Tiquicia, aprovecho esta gran bitácora electrónica de literatura y de tu vida y obra, para poner esta anécdota.

Deseo a nuestro escritor José León Sánchez pueda vivir con salud óptima este año, fatídico para muchos tullidos espirituales y mentales, del 2012. Ha escrito su novela "Domingo en primavera", cuyo escenario se sitúa en la zona del Volcán Arenal cuando este explota y barre con una especie de Pompeya a la tica (viví todo eso en 1968 con tres años, mi familia tuvo que huír a España por un año). No he hojeado el libro porque no lo he visto. Tal vez nunca lo leeré, conociéndome. Solo les digo algo que José León me relató hace unos tres años o por ahí.

Joder: esto parece el Parque Bolívar cuando habitaba el viejo león: vivía en barrio Amón (1994), costado norte de la Alianza Francesa, en la casa de Niña Mae. Todas las madrugadas sus rugidos estremecían los cristales de mi habitación y se me desmontaba la plancha de dientes del gran susto. Sobre Niña Mae, otra vieja leona: ella murió con 93 años. Era solterona, inteligente, de mucho carácter pero muy buena. Había trabajado por muchos años en la Agencia de Viajes Costa Rica Express, ahí, cerca de su casa. Cuando murió sus sobrinas pérfidas y acaparadoras me sacaron junto con Consuelo, la señora zarcereña que cuidó por veinte años a Niña Mae. A la semana no quedaba piedra sobre piedra ni madero con madero de la vieja casona señorial. Sufrí mucho. Luego hicieron un parqueo, que creo, aún está ahí.

Consuelo habrá muerto, porque estaba cerca de los 70 años. Jugábamos los tres dominó y reían ellas a mares con mi yeguadas de periodista y vate loco. Trabajaba yo en el extinto periódico El Heraldo.

Ah memorias las mías: todo nombre, todo apellido, evocación o cosa da pie a un cuento o una novela. Ya veo que mis días de antipoeta están contados. Nunca he leído un libro en mi vida. Debería hacerlo y pulirme, al rato me convierto en escritor.

Abrazos, discupen estos pensamientos y evocaciones en voz alta, me estoy haciendo viejo, eso creo,

Abrazos,
Santos Paniagua

Este comentario-anécdota va bajo mi seudónimo: "Poeta Santos Paniagua". Solo así pude escribirlo.

Jenaro dijo...

Como dicen por ahí: para moralistas hasta el menos... Igual yo qué sé, pero se me ocurre que Thomas de Quincey, que es un reconodisísimo moralista de un excelente gusto, tiene unos pasajes que, en rigor, no se alejan mucho de los evangelios al revés de los izquierdistas o de algún seudo nihilista de esos que cambió el padrenuestro por los poemas de Rimbaud...

Sobre lo último que dice ese señor, Frank Ruffino (cuyo castellano, por cierto, parece un remedo lastimoso de los soliloquios que pudo urdir un Leopoldo Alas Clarín isquémico), creo que le está concediendo mucho a un vivazo y a un fantoche como ese tal José León Sánchez

"Justo Poe", seudónimo del poeta Frank Ruffino dijo...

"Jenaro" el cobarde:

Me quedo corto con los insultos justos lanzados por nuestro amigo Alex contra el cuervo engreído, carrasposo y cascarrabias de Beto Cañas, mas soy efectivo, ya verás en qué mundo invisible y poderoso reino!):

Más fantoche es usted sin decir sus apellidos y calidades para saber a qué cobarde me enfrento. Para tratar a José León "como ese tal...", bien deduzco es usted un frustrado escritor de pacotilla. Imagino quien puede ser: un monstrillo más que no da la cara, de hecho muy posible opina aquí mismo: el mi sueño una voz luciférica me dirá su nombre para lanzarle a "Jenaro" una maldición tan grande y potente que se le va a caer el pelo para empezar su calvario agonizante en este 2012! Soy ateo, y mis maldiciones son verdaderas porque no pierdo energías creyendo en dios o dioses ni en tontas creencias! Un rayo ya le está dando directo en sus neuronas. Trataré de desquiciar a "Jenaro". Al término de año, si es que llega con bien, será un triste remedo de lo que es ahora, parecerá más una cabra chamuscándose fatalmente y amarrada del pescuezo con una cadena a un poste de acero en un granero incendiándose.

Quién sabe qué gallina puso el huevo de donde salió el tal "Jenaro" o el que se oculta tras ese feo nombre salido al paso. Jajaja!

Justo Poe.

P.D. Habrase visto semejante bestia sombreada insultando sin ton ni son, únicamente movido por la oscura envidia y quién sabe qué otras cosas!

"Justo Poe", seudónimo del poeta Frank Ruffino dijo...

En virtud de los gratuitos y súbitos insultos de un tullido, ya se equilibró la cosa, gracias amigo Escritor.

Ya ubiqué al tal "Jenaro". Ahora empieza lo lindo: el gran circo psíquico abre sus puertas y mis leones y fieras despellejan a un cristiano más (cómo gozo de la contentera al escuchar con mucha antelación, pues ni él muy confiado se percata por tarado, los aullidos sarnosos de "Jenaro"!). Tal cosa es mucho peor que ir a darle en persona una paliza a este alfeñique mental, y seguro disminuido físico. Don José León Sánchez construyó su literatura desde el infierno humano, no puede ser cualquier "tal" ni menos un "fantoche". Si pusiera a "Jenaro" un día en los zapatos de aquel ser en "La isla de los hombres solos", se hubiera medido su hocico de come mierda que cree en la falaz "Negrita", y mejor le va. Está visto que hay animales para los que dañarse el karma así porque así es un deporte.

Frank Ruffino.

P.D. Zanjo aquí esta triste situación para no llenarte, amigo Alex, tu templo de basura.

FRANK RUFFINO dijo...

Alex y amigos: SOBRE EL DECESO DE LA ESCRITORA CARMEN NARANJO:

Creo, hoy todos en Tiquicia somos deudos y nos afligimos como corresponde tratándose de Doña Carmen Naranjo, una dama de las letras nacionales que incursionó en varios géneros literarios con éxito. Del siglo XX nos queda ya el recuerdo y la obra de importantes escritoras, poetisas, e incluyo también como artista a Chavela Vargas. Así brillan con luz propia en esa centuria pasada: Carmen Naranjo, Luisa González, Carmen Lyra, Julieta Dobles, Eunice Odio, Yolanda Oreamuno, parnaso literario de lujo, todo un reto para las jóvenes escritoras costarricenses y las que ya llevan carrera en estas lides, en cuenta a mi amiga poetisa y ex compañera de periodismo, Lussiana Naranjo, sobrina de doña Carmen.

De esta pléyade citada, dejo a Odio y Oreamuno como un dúo (OO) insólito en nuestra literatura, esto por la calidad literaria de ambas, una poetisa, otra escritora, y por la similitud de sus vidas que se dieron a un tiempo, signada por la tragedia y muertes tempraneras. A México marcharon en forzado autoexilio a causa de una Costa Rica puritana y machista que les quedaba pequeña para sus aspiraciones intelectuales y artísticas, sistema binario estelar con luz propia que difícilmente veremos surjan de esta factura en las próximas décadas. En su estilo, junto con Chavela componen una triada de mujeres desconcertantes que repito, tuvieron en común el autoexilio a México y la gloria que les negó nuestra amada Tiquicia de aquellos años oscuros donde la Religión Católica y la doble moral iban de la mano. Eunice atendió en su casa hasta su deceso a Yolanda, luego a ella nadie la socorrió, años después: fue encontrada fallecida a los diez días en su bañera.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank Ruffino.

P.D. No olvidamos, Alex, que esta tragedia del autoexilio por una causa o por otra, te ha afectado también a ti, como a varios más del género masculino. En tu caso es lo más decoroso que pudiste hacer: que un escritor de tu talla reciba unos cochinos pesos de pensión eso dice mucho de este país, donde las hienas políticas o los maestros o profes "con patas" se recetan autopensiones de lujo.