SEGUIDORES

miércoles, abril 27, 2011

WLADISLAUS DRAKULYA: o Vlad el Empalador, entre amigos.

 Vlad Țepeș (el emplador). Copia de un original del siglo XVI. Nótese el complejo tocado constituido de un gorro rumano rodeado de perlas, con una estrella de oro adelante, y un rubí montado en torno a ocho perlas más. La parte superior son cinco gemas adicionales, rematadas en plumas de avestruz.

HEROE NACIONAL, CAMPEÓN DE LA FE, PSICÓPATA IMPENITENTE Y ESTRATEGA BRILLANTE

Desde hace tres semanas aproximadamente, vengo leyendo un hermoso y denso libro sobre la vida de Vlad Drácula, el Empalador. Este príncipe rumano (1431-1476) es el material del que están hechos los mitos. Las fechas, los eventos, las guerras, las decapitaciones y empalamientos se siguen unos a otros sin tregua.  Y en una palabra, lo dejan a uno sin aliento. Aquí unos mordizquitos de pasión:
► La primera concubina de Vlad saltó al vacío desde lo alto del Castillo Poienari (Castillo Drácula) en los Cárpatos; pero no por "amor a su príncipe" sino por miedo mórbido a que los turcos la fueran a torturar.
► El hermano menor de Vlad, Radu cel Frumos (Radu el Hermoso) fue culito real del sultán Mehmet II el Conquistador. La relación comenzó cuando Radu tenía 11 años y su príncipe 14. De hecho, Radu fue uno de los comandantes de jenízaros (soldados de élite) que participaron en la toma de Constantinopla. La rivalidad entre Radu y su hermano hetero (y más sanguinario) sería un pleito de familia de toda la vida.
Carátula del libro Dracula, Prince of Many Faces de Rand T. McNally y Radu Florescu, Boston College, 1989.
► Vlad el Empalador tuvo un educación prolija para sus días. Era un diestro conocedor de matemáticas, lógica aristotélica y el Corán (aunque no dejó de ser cristiano). Además, hablaba con toda perfección el rumano, el húngaro y el turco, pudiendo defenderse también en griego y en latín. (Y para quienes les pueda interesar: en rumano, turco y húngaro Vlad tenía "pronunciación nativa").
► Este "sabio" príncipe medieval fue el asesino (o ajusticiador, si se quiere) de unas 40 000 personas, una quinta parte de la población rumana de la época. (Más o menos la misma proporción de almas que el cólera se llevó durante la gesta costarricense de 1856-57). Su justificación fue sencilla: "Si destruyo a mis enemigos y no mato a sus mujeres e hijos, sería como el campesino que corta la mala yerba pero deja las raíces intactas. Al año siguiente tendría que cortar todo de nuevo".
Los coautores, Rand McNally y Radu Florescu, profesores estadounidenses, y conocidos en los pasillos del Boston College como los "profesores del terror" han tenido gran éxito con este trabajo que les llevó años en preparar. (También en parte debido al profesor rumano Matei Cazacu, quien no pudo ser incluido como coautor por las majaderías paranoicas y pequeñeces intelectuales del gobierno comunista de Rumania).

Los profesores Raymond T. McNally y Radu Florescu. (Atención: no se trata de un fotograma de los estudios Hammer. Los señores tienen esta pinta en la vida real). El primero es nieto de famoso cartógrafo homónimo y fundador de un pequeño pueblo en el sur de California llamado La Mirada; mientras que el segundo es descendiente de un boyardo (noble) enemigo de Vlad Drácula.


El monasterio insular de Snagov, donde reposan los restos mortales de Vlad Drácula.

Finalmente: ¡A leer, a leer que el mundo se va a acabar! Estos libros (en inglés y en español) así como el trabajo también enorme del profesor Cazacu titulado Vlad III el Empalador se pueden encontrar en Amazon y Barnes & Noble. ¡Buena cacería!

9 comentarios:

Sentenciero dijo...

Vos sabés de mi fascinación con Chikatilo, Gein y compañía... Claro, en comparación con el Empalador son aficionados inocuos.
Abrazo.

tetrabrik dijo...

esa foto de los maes lo dice todo. qué miedo.

Mauro "Flamehowl" dijo...

El termino Dracul lo heredó Vlad Tepes de su padre, quien perteneció a la orden del dragón, Vladislav II quién fue conocido como Vlad Dracul (Vlad el Dragon) dicho apodo lo obtuvo al ser parte de la orden del dragon, un detalle curioso es que dracul en rumano significa tanto dragón como demonio, siendo llamado en realidad Vlad Tepes Draculea, donde Draculea significa hijo del dragón, pero posteriormente por sus acciones y el otro significado de la palabra dracul paso a considerarse el hijo del demonio

William dijo...

Bueno Ale, si recuerdas bien nuestros viejos tiempos, era más peligrosa Laso Penácula.
Ferca.

Geovanny Debrús Jiménez dijo...

Interesante, mucho. Gracias por la reseña.

FRANK RUFFINO dijo...

Estimado amigo:

Después vendré con más tiempo a leer tu escrito acerca de este personaje histórico, ante el cual, el Drácula estúpido vampiro chupa sangre de la ficción, se queda en calzones, meado y cagado.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

Martín Garrido Ramis dijo...

He encontrado este blog por casualidad, pero ya que estamos. Si todo va bien este verano ruedo mi guión DRÁCULA.
Y durante tres años escribí sobre criminales en un periódico. Página dominical.

Oinkgasmic dijo...

Este es el Dracula que mató a los de su propio pueblo y sus enemigos huyeron al ver la masacre, se les erizaban los pelos ante un hombre tan malvado..

El que mataba a los niños antes de crezcan y se conviertan en posibles vengadores. Un éxito biologico a todas luces, el dracula de verdad; no el que como dice ruffino, chupa sangre paqueteado, que se mea y se caga ante Vlad el empalador.

Cuidense el culo por que a él le quedó muy adolorido, no solo su culo, si no su mente, y ahora todos van a tener que pagar por su injusticia.

He leído que era un maestro de los juegos mentales, y que era casi imposible salvarse de sus trampas psicologicas, debe ser interesante ese libro, ¿que tanto menciona eso?, ¿llega a poner ejemplos?

Saludos.

Alexánder Obando dijo...

Sentenciero:
No creás, los tres son bastante siniestros.

Tetrabrik:
Esos señores parecen que los acaban de ayudar a salir de sus respectivos sepulcros... bbbrrrrr!

Mauro:
Así es. Drácula hereda el título de su padre. La orden del dragón, era políticamente oscura y solo Drácula se mantuvo fiel a ella.

Ferca:
¿Cómo le va a Laso Penácula?

Debrús:
Con gusto.

Frank:
Siempre bienvenido cuando gustés.

Oinkgasmik:
Todo lo que has dicho es cierto. Un maestro de los juegos mentales; un infanticida; un cruel genio desquitándose de quienes lo violaran posiblemente durante años.