SEGUIDORES

jueves, marzo 11, 2010

ALFONSO CHASE COMENTA LAS NOVELAS DE ALEXÁNDER OBANDO

Alfonso Chase Brenes, Premio Nacional Magón de Cultura

En días pasados, los escritores Alfonso Chase y Rodrigo Soto presentaron la 2a edición de la novela El más violento paraíso, de Alexánder Obando. La actividad, llevada a cabo el 10 de febrero pasado en el Instituto de México y con la asistencia de familiares, amigos y colegas escritores, fue organizada por Ediciones Lanzallamas quien está a cargo esta nueva edición.

En el orden usual, los ecritores Alfonso Chase, Alexánder Obando y Rodrigo Soto,

El documento presentado por Rodrigo Soto ya ha sido colgado en este blog, mientras que los aportes de Afonso Chase se encuentran en La Prensa Libre. La primera participación de Chase constituyó parte de su presentación de la nueva edición, en tanto que la segunda es una reflexión sobre las dos novelas hasta ahora publicadas de Alexánder Obando junto con un fragmento de EMVP.

También pueden leer otros comentarios recientes a esta segunda edición de  parte de los escritores Uriel Quesada y Juan Hernández. El de Quesada se titula El borgeano y el de Hernández Ese oscuro mamotreto del deseo.

Próximamente, Ediciones Lanzallamas estará subiendo además algunos videos de esta presentación en YouTube.

7 comentarios:

FRANK RUFFINO dijo...

Alexánder:

Estaré leyendo todas estas recomendaciones tuyas, y esperando, como el más ingenuo fans de tus escritos, que Juan Murillo suba cuanto antes las imágenes de esa actividad (espero no sea remolón en esto), máxime que suscita mucha curiosidad para los que, por un motivo o por otro, no acudimos a esa importante cita con la literatura y la cultura tica.

Conocí hace como un año a Chase en el Bar Limón. Estaba tomando en la barra como a las once de la mañana cuando entró una especie de nibelungo contando monedillas una por una (parecía un judío tacaño), se dirigió a don Juan Puertas, el asturiano dueño bartender de este emblemático bar donde tomaba hasta caer el gran Otilio Ulate Blanco, puso la torrecilla de chapas sobre la tabla de la barra y dijo: "Cuánto cobra por el uso del orinal?", a lo que don Juan, que por esos días estábamos de tanda, dijo: "Nada, hombre, nada, pase usted".
Espere que traspusiera el salón de la cantina hacia el retrete y le espeté a Puertas:

-Don Juan: sabe usted quién es este señor?
-Ni lo imagino, contestó.
-Pues nada menos que Alfonso Chase, Premio Nacional de Cultural Magón, gran novelista y poeta, de los mayores de nuestra Patria...
-Jo, hombre, me parecía conocido.

FRANK RUFFINO dijo...

Alexánder: esta es la segunda parte del comentario-anéctoda corregida. Por fortuna, veo, no has publicado la primera pues tenía algunos errores.

Segunda parte de mi anécdota:

...A los cinco minutos salió Chase del cuasi orinal, pues el asturiano tenía años de no invertir en mejoras físicas de su negocio.
El enigmático y taciturno vate continuó dirigiéndose hacia la puerta sur, mientras caminada dijo un tímido "gracias". A lo que yo le respondí: "eh, don Alfonso: mucho gusto, le saluda Frank Ruffino, y le extendí la mano".
Alargó la suya deteniéndola tres segundos y profiriendo también con voz queda: “Ah, Ruffino, igual, el gusto el mío”. Y salió del establecimiento como obnubilado, como si tuviera su atención en otra dimensión. Aún salí y lo vi perderse entre la multitud que marcha de la estación de los rápidos de Heredia hacia el centro de la capital. Entré al bar y seguí empinando el codo y hablando sandeces propias de borrachos.

Don Juan todo el día estuvo diciéndole a los clientes habituales: “Este bar no pierde pull, no lo pierde, noooooooooooooooo: entró el escritor y poeta Alfonso Chase, Alfonso Chase! …”. Y mientras profería el nombre de este duende mayor, miraba la foto colgada en la pared donde aparece él caminando por la Avenida Central con el ex presidente Otilio Ulate, entre otras varias gráficas de los setentas. El político, en esos años ya hace mucho ex presidente, salía de su casa, y entraba al Limón, dos casas más al norte.

-Una vez lo sacamos en la camilla de la Cruz Roja. Don Otilio andaba una tanda de la puta madre como de una semana. Joder, macho, aquellos tiempos tan buenos –dijo don Juan. Y seguía, ahora con la mirada perdida, mirando sin mirar todas las pruebas de esa época gloriosa de su vida: mientras un gran hombre declinaba por la bebida rememorando sus tiempos de jefe de la nación tica, para don Juan significó y significaba el honor más grande y el punto culminante de su existencia. Mira que ser amigo de farra de Otilio Ulate Blanco, ex presidente de la República de Costa Rica….

Luissiana Naranjo dijo...

Bueno, Alex como siempre leyéndote através de otros y en este caso, me encantó la forma como Chase analiza tu novela. En la presentación fue un presentador quijotezco que hizo amenísimo el evento.

Y Frank, Chase por sí mismo es el mejor personaje de sus obras. Un ser contrariado de opuestos, lleno de belleza y maldad.jejeje. Yo gozo porque hace unos años guerreamos públicamente y ahora el aprecio mutuo es muy grande. Admiro sus atrevimientos y su amor por la literatura!!

Saludos poéticos a ambos!!

FRANK RUFFINO dijo...

Amiga Luissiana:

Con el permiso del anfitrión, me permito contestarte:

Ya me habían hablado del nibelungo de alto-bajo perfil que es Chase, y todo concuerda con la descripción que haces de él. Solo coincidí con este escritor esos minutos, y si me inspiró esta sencilla anécdota (cosa que no me gusta escribir en forma) es porque el señor tiene su poderoso influjo mefistofélico. Jajajaja!

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

wílliam venegas dijo...

Me duele no haberme enterado de esa actividad... queda el libro.

Germán Hernández dijo...

El viejo Chase conoce su oficio, bien ponderadas sus palabras y sutiles advertencias, creo que obliga a rumear tu trabajo, someterlo a un examen riguroso, de buena fe, sin dejarse llevar por las primeras impresiones ni la emoción cardiaca del quien va saliendo del cine con un algodón de azucar.

Muy bien!!!!

Alexánder Obando dijo...

Guega:

Chase fue y sigue siendo toda una autoridad en su campo. Me halga que le guste EMVP.