SEGUIDORES

jueves, junio 09, 2011

EL FACTOR MAQUIAVELO

 Nicoló Maquiavelo, mucho menos culpable que sus pupilos.

Debido a que hoy se conmemoran las efemérides de la muerte de un político costarricense, en un espacio de Facebook vecino al mío, los amantes del caudillismo y el culto a lo que algunos de ellos certifican como el hombre del siglo XX de Costa Rica, han desatado una ruidosa mojiganga de proporciones lamentables; una fanfarria de culto a la personalidad. De esas que se ven tan bien en Lady Gaga y Madonna -que no han aportado mucho- y tan mal en Stalin y Fuyimori -que han aportado nepotismo, alta corrupción, estafa ideológica, demagogia, fraude electoral y hasta genocidio-.

Lamentables mojigangas porque tratan de tapar el sol con un dedo. Fiestones grasos donde el lobo mayor es cubierto con abrigo de piel de cordero.

Los políticos exentos de culpas graves (incluidos delitos de lesa humanidad) son casi inexistentes porque su profesión no les permite ser gente honrada y decente. El político honrado y decente es tan transitorio como la vida de un niño pobre y hermoso en los brazos de Gilles de Rais. Los políticos "de a de veras" limpian el campo desyerbando todo lo que sea honestidad, ingenuidad, bondad e interés social, hasta que solo quedan los arbustos de la ambición, la soberbia, la mentira y las palabras de una tal Laura Chinchilla.

El expediente Figueres no es menos siniestro:

-Soberbia, desfachatez, descaro y cinismo (además de peculado) en su "Me lo comí en confites". Y este primer factor es sorprendente porque los figueristas (aquellos que son hijos del "liberacinismo" más auténtico) suelen celebrar como ingeniosa esta confesión pública de malversación de fondos y total desprecio hacia el ciudadano de a pie.

-También traición, al no ayudar a quienes sí ayudaron a ponerlo en el poder, es decir a sus aliados de la Legión Caribe.

-Sumisión a los intereses de los EUA en el "Pacto de la Embajada" y en la persecución posterior de comunistas; Manuel Mora y Carmen Lyra, entre otros.

-Corrupción y contacto personal con delincuentes internacionales. (El muy conocido caso Robert Vesco).

-Autoritarismo e intransigencia. (Matonismo patriarcal).

Y a pesar de todo esto, Figueres fue "bueno" en la triste escala de los políticos. Pero no por ello debemos olvidar que fue un completo bastardo si lo medimos con la escala del hombre común.

Y ese es el punto al que quiero llegar con los compañeros de la fiesta caudillista de al lado. Los políticos ya se ensalzan a sí mismos mucho poniéndole su nombre a toda escuela y calle que se encuentran; además de los benemeritazgos que últimamente están hasta repartiendo en vida a nulidades que solo cumplieron con el deber que tenían como mandatarios, como es el caso de la momia viviente llamada Mario Echandi Jiménez.

¿Cuántas escuelas hay en Costa Rica con el nombre de Joaquín Gutiérrez, Francisco Zúñiga, Eunice Odio o Luis Ferrero? Sin embargo, las de José Figueres, Daniel Oduber, Otilio Ulate y Rafael Calderón Guardia ya existen y tienen su plaquita o estatuita de rigor. ¿Cuántos auditorios o calles con el nombre de Max Jiménez, Manuel de la Cruz González o Fabián Dobles hay en el país?

Y las excepciones solo parecen confirmar la regla.

Carmen Lyra quizás porque fue tan importante en política.

Y Jorge Debravo porque el 29 de enero de 2000 fue oficialmente incorporado al canon cultural PLUSC por medio del benemeritazgo. Así toda su poesía contra la injusticia impuesta por los políticos, fue transferida a la cuenta personal de los políticos. Ahora, en los cínicos discursos que pretenden aplacar el escozor del pueblo, los políticos aderezan su blasfemia con versos del pobre Debravo, convirtiéndolo en un monigote más de su insaciable poder.

Y como todo ser humano necesita tener ídolos, yo me adhiero a aquellos que no me causen una profunda vergüenza tanto propia como ajena.

Arthur Rimbaud, Michelle de Caravaggio, Klaus Kinski, William Burroughs, Francois Villon y Salvador Dalí no fueron castas palomas. Alguno de ellos hasta quedó debiendo una vida o dos. Pero ninguno llegó al odio, a la codicia, a la mentira y la sangre fría que se necesita para gobernar, estafar y abusar de millones. Ninguno fue un Rodríguez Echeverría, un Ortega Saavedra o un Arias Sánchez. Es decir, prófugos, criminales, ladrones, violentos e infumables pendencieros... y aun así fueron mejores seres humanos que nuestro político medio.

Y también hay ángeles... Oscuros y claros:

Marguerite Yourcenar, Anne Sexton, Federico Gacía Lorca, Vaslav Niyinski y Ana Ajmátova son algunos de ellos.

Y sí, bueno, Figueres no fue un genocida. Se preocupó por mantener las reformas que Calderón, Sanabria y los comunistas habían defendido. Promovió la creación y fortalecimiento del estado benefactor. Pero sus últimos años de gobierno fueron cada vez más oscuros, porque pese a lo bueno en él, tampoco dejó de ser un plutócrata, un nepotista, un ladrón y un autócrata con los pantalones del machismo "bien" puestos. Es decir, un político.

Algunos epígonos esperan que estos factores de más y menos den una suma final de más, pero la realidad es la realidad: si ponés veinte manzanas en un canasto y luego quitás veinte, no queda nada. Figueres es un ser común y corriente: Y la burbuja del dios Figueres se tira pedos hasta quedar en nada.

Honor a quien honor merece.

Y horror a quien horror merece.

En el mundo de mis muchos dioses artísticos y espirituales... un político no vale ni para encenderle una vela, menos para alabarlo con mayúsculas en Facebook.

25 comentarios:

Geovanny Debrús Jiménez dijo...

Si considerara a la política como una aberración total, así como a los políticos, me sentiría perdido en una anarquía confusa, delirante y sórdida. Si pierdo esa fe, entonces quizás me dedique mejor a vender todo en el mundo, y pensaría solo en mí.

Figueres Ferrer es un personaje notable, pero además con él estuvieron grandes estadistas de la talla de Rodrigo Facio. Supo jugar las cartas en el momento adecuado, eliminar el ejército, nacionalizar muchas cosas de gran valor que estaban en manos de unos pocos, y muchas cosas más que, en balance, no son para que YO lo considere de ese modo como lo describís. Pero en fin, respeto mucho su punto de vista.

J.P. Morales dijo...

Recuerdo un capítulo de Los Simpson en que Bart lee, en un libro sobre OVNIs, que los extraterrestres se disfrazan de adultos y esperan el momento para atacar. Cuando le lleva la idea a Milhouse, este exclama: "Y si lo dice un libro, es porque es cierto". Es costarrica aplicamos un criterio similar: si sale en tele, en los periódicos o en la radio, es porque es bueno. Y así lo aplicamos por igual a políticos, artistas, deportistas y gente en general. Andar en boca de todos es garantía de excelencia, a menos que se pertenezca a gremios ya de por sí mal vistos como el de los narcos o a minorías poco estimadas como... cualquier minoría (excepto la de los ricos). Así, nadie se pregunta si Figueres será digno de tanta alabanza, puesto que existe la garantía de que sale en los medios. Pero ¿quién se pregunta si Yolanda Oreamuno, Eunice Odio, o peor aún, José León Sánchez, merecen estar en el olvido? ¿Quién supo que Alfonso Chase estuvo delicado de salud? Si no ha ardido lo suficiente, me rajo más, ¿quién sabe algo de la literatura y el arte en general que se producen aquí? ¿Quién oye algo nacional aparte de Escats, Malpaís y Editus? ¿Sabe alguien que aquí hay escultores? ¿Sabe alguien que el ministro de cultura ni siquiera se presentó a la última entrega de premios nacionales? No, porque eso no lo dicen los medios, por lo tanto tal vez sea cierto, pero no importa.

Asterión dijo...

Suscribo plenamente y aplaudo de pie (repetir ad infíntium con fanfarria y coro de mil voces "à la" Mahler).

Celebar a Figueres en grado sumo es sustentar las peores formas del conservadurismo y lo reaccionario.

Saludos

Marco L. Méndez dijo...

Alex, yo soy vecino de la Finca La Lucha Sin Fin. La misma que colinda con la propiedad de la Sinfónica, la que el hombre en cuestión se comió en confites. Para quienes vivimos en los distritos de Frailes y San Cristobal bien al sur de Desamparados, “don Pepe” tiene una imagen muy inmaculada. No al nivel que los norcoreanos veneran a sus gobernadores perpetuos, pero sí lo suficiente como para tenerlo presente como un Cristo.

El culto a don Pepe acá nos es para menos. Figueres fue el benefactor de esta zona, algo que si bien a la larga sobró aquí, faltaba en el resto del país como usted y muchos más lo pueden señalar. Cuando llegó en los años veinte del siglo pasado esta zona era montaña, cipreses, potreros y cabuyales donde la gente medio vivía. Hoy la empresa que tiene ahí a la orilla del río Tarrazú ya no es en su mayoría de peones de campo. Ahora quienes trabajan son en gran parte operarios de fábrica vecinos del lugar. La gente de acá suele ser despreocupada (cual hobbits de la Comarca) y demasiado indulgente en opinar sobre los casos de Chema y Alcatel. Para la mayoría José María Figueres (padre o hijo) solo es el patrón benefactor que les da casa, el cual les dice cada cuatro años por quien votar. No es tan diferente como en el libro de Carlos L. Fallas.

Poco después de salir del colegio y tras mi primer fracaso en ir a una universidad, acabé operando en la empresa de Figueres en La Lucha pero no siendo maquilador. Sino como ratón de oficina, el cual que se dedicaba a arreglar computadoras y esas cosas. A diferencia de mi papá (que trabajó media vida ahí) yo solo aguanté la inalterable rutina como yuppie en potencia por solo tres años, el primero en el cual coincidió con el centenario del nacimiento del caudillo. Un evento del que no me tenía idea.

El 25 de setiembre del 2006 fue todo un acontecimiento para los rurales habitantes de La Lucha. Me improvisaron como fotógrafo (algo que hoy agradezco) para que anduviera cubriendo las actividades y personalidades que llegaban ese día a la Finca de los Figueres. Mongitos, Carazo, Beto Mañas, Otton, Desanti, Albino, diputados, entre otras ratas y no tan ratas que iban y pasaban frente a mí, un imberbe veinteañero que no tenía la puta idea de lo que era esa gente que se congregaba en el homenaje. Habían además de ex combatientes del 48, alguno que otro académico y la descendencia de Pepe Figueres. Estaba muy caliente lo del TLC, así que Marianillo no perdió ocasión para hacer la porra al NO. Recuerdo que mientras Albino aplaudía a rabiar, Desanti abandonó el salón algo cabreado. Nunca vi y veré tanta gente “ilustre” junta y menos tan cerca como a la pantalla de mi computadora. Hoy me le plantaría a más de uno.

Alex, no sé cuales sean los muros en Facebook a los que se refiere. Aunque no me cuesta suponer que sean los lambiscones de Fuerza Verde, alguna que otra Pájara Pinta, viejos verdes y demás aspirantes a sanguijuelas. Unos se creerán muy machos por saber disparar un arma, de mi parte me limito al flash de mi cámara. Sin hilar fino y muy largo, hoy para nadie es un secreto que el PLN no es ni la sombra de lo que intentó ser en su tiempo. Donde vivo el fanatismo al partido es igual al de la Ultra por Saprissa. La gente mal encara a los que no son liberacionistas envenados. Sobran los que votan siempre por el mismo chancho (o chancha) de cada cuatro años, antes no van a las urnas a que votar por otra bandera. Rastreros como Oscar Nuñez y su ex, la hoy alcalde de Desamparados tienen su circo de focas que le aplauden sin dudar; solo por inaugurar el asfaltado de una calle a dos semanas de las elecciones. Si algo le critico a don Pepe, en hacer la plataforma en la cual esas lacras hacen lo que hacen. Entre tanto domingo siete mejor buscar a los que de verdad inspiran o influyen.

Si algo me fascina de lo que escribe Alex (blog y libros) es no dejar barbie con jupa y ser parejo con todo cuando critica. Reconozco que no soy de aguantar a más de un trasnochado seudo socialista, que no conoce el mundo más allá de la facultad de sociales.

Saludos.

Tatiana Lobo dijo...

La peor herencia que nos dejò don Pepe, es esta mesocracia que nos asfixia.

Solo Debrùs se siente cómodo...

FRANK RUFFINO dijo...

(Cualquier cosa que se fuera bien -el comment-, publicá el último. Gracias, compa!).

FRANK RUFFINO dijo...

Señor Escritor Alexánder Obando (Comentario en dos partes):

Yo, G.W. Villalobos digo:

No se asuste de este espanto: el poeta Frank Ruffino, quien fue el último en entrevistarme en vida allá en Tres Ríos, ha servido como médium y esto digo desde la dimensión cósmica que me toca:
Cuando vivo fustigué duramente a este enano miserable y cínico de Pepe "tacones" Figueres Ferrer, a todas luces un déspota a quien nadie debería reconocer ni un ápice: realizó lo que cualquier político haría en su coyuntura histórica. Si él no abole el “ejército” (ejército tienen los gringos o los ojitos de alcancía) otro lo habría hecho: tal medida estaba en el ambiente, no fue una de sus ocurrencias de sanguijuela oportunista. Mas sus "obras" las pagó con creces el pueblo costarricense porque "Tacones" se enriqueció e hizo rico a muchos pericos corruptos: que le guarden tal pleitesía de dios, se debe, y a como él lo dijo, pos que vamos domesticados y felices al patíbulo. El mandril de Óscar Arias es hijo espiritual de este pigmeo ocurrente y mandón como el que más. Y pare de contar: Rodrigo Arias, Gerardo Villanueva, Viviana Martín, Antonio Álvarez Desanti (ahora con la estrategia de los programitas de consejos al ciudadano por televisión, no entendiendo que él, con semejantes cápsulas, se ha convertido en un vomitivo, una rata más desesperada y despreciable tras el poder); Francisco A. Pacheco, Bernal Jiménez, Rodrigo Carazo, etc., todos basuras que ya la historia no podrá reciclar porque en pocos lustros habrá un despertar de la consciencia en ese planeta, y solo los trascendente hará mella en el individuo.

FRANK RUFFINO dijo...

Hacer hincapié en la amistad del "caudillo"
con Robert Lee Vesco,
más bien parece engrandecer al enano,
repetir "la plata me la comí en confites"
más bien parece engrandecer más al enano,
decir que "abolió" al "ejército",
más bien parece engrandecer más al enano...

De este lado solo puedo comunicarles a través del antipoeta Ruffino que lo mío no fue muerte natural: cuando baleé la casa del infusorio verde y podrido de Figueres ya tenía la vida comprada. La mafia verde, que ahora se transformó en una dictadura de partido neoliberal de la más espuria naturaleza, puso precio a mi cabeza despachándome de este mundo al mejor estilo de Agripina con quien se le atravesara en su pérfida campaña para poner de emperador a su hijito Nerón; y aquí estoy desde 1995, esperando, no por justicia, sino por verdad (la justicia no existe en la Tierra).

Sin más,

G.W. Villalobos,

Las Eráltidas.

FRANK RUFFINO dijo...

Alexánder escritor y poeta amigo:

G.W.Villalobos comienza a entrar en pánico al no ver su comentario en "El más violento paraíso" (su blog predilecto desde el más allá cósmico). Amenaza con tirarse en paracaídas y empelotado sobre Laura Nichilla, no sin antes dejar amarrada a su mítica yegua "La gitana" al parquímetro en las afueras de la "Presidencia", en Zapotes, y echándole una peseta al aparato inservible (en eso está desactualizado nuestro . G. Jajajaja!

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía vedaderas,

Frank Ruffino.

Alexánder Obando dijo...

SEGUNDA PARTE DEL COMENTARIO DE FRANK RUFINO QUE ÉL NO PUDO SUBIR DIRECTAMENTE:

Hacer hincapié en la amistad del "caudillo"
con Robert Lee Vesco,
más bien parece engrandecer al enano,
repetir "la plata me la comí en confites"
más bien parece engrandecer más al enano,
decir que "abolió" al "ejército",
más bien parece engrandecer más al enano...

De este lado solo puedo comunicarles a través del antipoeta Ruffino que lo mío no fue muerte natural: cuando baleé la casa del infusorio verde y podrido de Figueres ya tenía la vida comprada. La mafia verde, que ahora se transformó en una dictadura de partido neoliberal de la más espuria naturaleza, puso precio a mi cabeza despachándome de este mundo al mejor estilo de Agripina con quien se le atravesara en su pérfida campaña para poner de emperador a su hijito Nerón; y aquí estoy desde 1995, esperando, no por justicia, sino por verdad (la justicia no existe en la Tierra).

Sin más,

G.W. Villalobos,

Las Eráltidas.

FRANK RUFFINO dijo...

DISCULPEN LECTORES DE "EL MÁS VIOLENTO PARAÍSO":

Un poco de interrupción interestelar propició un error en la comunicación entre este servidor y G.W. Villalobos, así corrijo un dato del siguiente párrafo:

"...a través del antipoeta Ruffino revelo que lo mío no fue muerte natural: cuando baleé la casa del infusorio podrido de ROBERT VESCO ya tenía la vida comprada...".

Abrazos,
Frank.

ring dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Alexánder Obando dijo...

Estimado "ring":

He borrado su comentario debido al discurso ofensivo que dirige al autor de este blog. No es asunto suyo mandarme a callar porque no comparta mis puntos de vista, mucho menos usar lenguaje tagencial para insultarme sin aparentar hacerlo.

Debido a que sé quien es, Jorge, también lo borro de mis listas de correos y de mi página FB, para que usted no se deba rebajar a leer mis "novatadas".

Buena suerte.

Roncahuita dijo...

Magnífico.
Compartimos sus ideas.

Visítenos en
http://generacionrebelde-roncahuita.blogspot.com/

Marco L. Méndez dijo...

Creo que así como hay por dónde acusar a don Pepe, hay también por donde reconocer. Aunque a la larga no todos queden contentos por muchas razones.

Pienso que entre toda las luminarias que se han regido o impuesto por el continente latinoamericano, Figueres quizá ha sido el menos malo de esa especie animal que son los gobernantes. Bueno, talvez el Proyecto de Estado de Allende en Chile pudo haber quedado bien arriba si no le hubieran serruchado el piso... aunque como un columnista "objetivo e imparcial" de Paquidermo me foreó no hace mucho: "la historia no se basa en suposiciones, sino en hechos". ¿Qué se le va a responder a quienes restriegan el título de historiador en la cara de los demás? (sarcásmo a esto último)

Le valgo mucho el hecho de mantener las políticas sociales de los cuarentas y sobrevivir para contar el cuento (aunque no necesariamente lo escribiera él). Hilando fino y objetivo en sus movidas, más que hacer un bien común al país (quitándo el ejército) buscaba salvar su pellejo. A la larga resultó en algunos beneficios colaterales, impensables en los países vecinos.

Pero ya más de lado al arte, me atrevería a afirmar que primero le dan el benemeritazgo a los primeros tres ex presidentes que se mueran, antes que alguien como Chavela Vargas. Si bien la Chavela tiene sus buenos argumentos para no querer el paisanazgo de tiquicia, pienso que vale tenerla presente en esa lista de ticos odiados por los de arriba; que a la hora de morir son los primeros en dejarle flores para robar cámara.

Si antes no se conspira en olvidarlos, hay quienes prefieren manipular a los artistas muertos que a los vivos.

FRANK RUFFINO dijo...

Dices bien. Mi amiga Chavela es muy grande! Con ella deambulé tomados de la mano por las calles de San Joaquín, ahí entre la Morgue y el cementerio. Hacía ejercicios por la mañana y yo me le pegaba como sanguijuela, algunas veces aún borracho y de resaca. Ahí escribí mi poemario Quetzalcoatl-Padre, un desdoblamiento de mi alma en Chavela, como si ella cantara esos versos: te pego aquí un texto de estos poemas chavelinos que todo mundo pisoteó en libro allá en Flores (nunca me perdonaron esa osadía). El libro fue enterrado y no sale de su tumba atómica que le hicieron, va contenido en "Diablos alucinados" -2002-, Edidión Sociedad Editora Alquimia 2000. No quiero darle gusto a nadie y echo esos textos por doquier para que todos constaten lo grande que es Chavela. Ahora los pego, me estoy cayendo de borracho contra el mostrador y ya le di un cabezazo a al monitor. Upipiaaaaaaaaaaaaa!

FRANK RUFFINO dijo...

Alexánder amigo:

Así, ensopadito en alcohol fui ahorita donde mi peluquero de infancia y de toda la vida a desyerbar el alma mía, estuvo cortando y cortando largas plantas oscuras, carnívoras y venenosas. Mientras hacía esto me habló de cuando tenía una propiedad por el río Santa Rosa, aquí en Tilarán (mi “Náralit”), un lote que le había vendido el bueno y pujante don Domingo Flaqué Montull, catalán fundador del Tilarán moderno para quien mi padre trabajó por muchos años administrando su hacienda y el servicio eléctrico y de agua para el pueblo. Pues un día, relata él, estando en esa propiedad adquirida, cerca de la quebrada, escuchó limpiamente el sonido de una ocarina, diáfana, celestial! Regresó a su casa y le contó esa visión sónica a Élida, que así se llamaba su esposa, ella le recomendó cavar exactamente donde había apreciado la melodía ancestral. Eso hizo y a medio metro de profundidad encontró una tinaja, dentro de ésta otra, al abrirla estaba el bello instrumento musical como acabadito de hacer con su esmalte original y todo. Don Fernando Zúñiga, el peluquero que ya hace 85 años, asegura que cerca de las huacas o estos sitios arqueológicos moran los espíritus de los indios. Mientras don Fernando atendía a alguien afuera, pues vende yerbas medicinales, abusé de su confianza: puse la ocarina en mis labios y con fe la soplé quedamente y comencé a escuchar el ancestral sonido, mi cuerpo se estremeció y la silla de barbero empezó a moverse por sí sola hasta girar 360 grados, dejé te soplar y quedé otra vez en la posición anterior, exactamente cuando el viejo peluquero y agricultor entraba a terminar el corte. Amigo: el espíritu del indio estuvo conmigo. Han dicho siempre que viajar es un placer, abordar un avión y volar a nuevos rumbos, conocer sitios y gentes especiales. Te digo: esta tarde he viajado en la música de la ocarina. Experimenté algo especial que deseaba compartir en "El más violento paraíso".

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank Ruffino.

Alexánder Obando dijo...

Evidentemente, Geovanny, tenemos puntos de vista diferentes. Mi interés es sobre todo no permitir que la fugura de Figueres se manipule en beneficio de una clase política que ha optado por la traición y el usufructo más voraz. En ese sentido sí puedo visualizar lo de "anarquía confusa, delirante y sórdida".

Alexánder Obando dijo...

Geovanny, ya estamos en una "anarquía confusa, delirante y sórdida". Solo le falta que sea total, pero el poder (los políticos) se apartan y viven y nos gobiernan desde La Ciudad de Dios (Escazú). Todo esfuerzo humano nuestro es valorado por ellos como bueno o malo para sus intereses. Nada más importa.

Alexánder Obando dijo...

JuanPa: eso que afirmás es como el estadio infantl del desarrollo intelectual. "Si sale en la tele entonces es cierto". "Si los libros de historia liberacínicos dicen que fue lo mejor entonces es lo mejor". Muy trsite.

Alexánder Obando dijo...

Asterión:

"Celebar a Figueres en grado sumo es sustentar las peores formas del conservadurismo y lo reaccionario".

Ya lo dijiste todo, mi hermano. Y si bien Figueres no fue un gran monstruo, por nada del mundo nos podemos dar el lujo de tratarlo como un dios. ¿Por qué? Porque entonces toda la basura política que vive de su memoria se nos mete por los pulmones.

Alexánder Obando dijo...

Marco:

Tus propias palabras lo definen muy bien: "Si algo le critico a don Pepe, en hacer la plataforma en la cual esas lacras hacen lo que hacen".

Y no se trata de que el viejo se opusiera a estas mañas. No. Él mismo las inauguró y él mismo empezó a darle el tiro de gracia a la socialdemocracia liberacionista.

Alexánder Obando dijo...

Tatina:

Avisado y cumplido: nos llamó "domesticados" y se valió de esa crónica discapacidad política nuestra para construir un pueblo gris y estúpido que se cree "el más feliz del mundo".

Alexánder Obando dijo...

Frank:

Gracias por traer de visita el fantasma de G. W. para aclarar algunas cosas. Ciertamente la sombra de Figueres Ferrer se está transformando en su legado de mediocrcia (como dice Tatiana Lobo) y hay que estar muy alertas para que esta sombra y este legado no siga siendo el maná del que se alimenta el liberacinismo actual.

Alexánder Obando dijo...

Roncahuita:

Gracias. Y no se trata de anarquismo o algo así sino que estamos conscientes de que apoyar un mito criminal es convertirse en cómplice de ese crimen.