SEGUIDORES

domingo, septiembre 19, 2010

DE MAC-EMPLEOS A LA MAC-POESÍA




En los años ochenta comenzó en los EE.UU. la costumbre de usar el prefijo patronímico Mac o Mc como partícula peyorativa. Un mac-empleo es entonces un trabajo malo, rutinario y sin futuro. Esto se debe a que en la cultura yanqui trabajar para un restaurante de comidas rápidas se considera el peor empleo posible, haber llegado al fondo de la cadena alimenticia, estar totalmente listo pa’ la foto mortuoria. La cadena de comida chatarra McDonald´s reaccionó de inmediato y se fue a los tribunales… pero las cortes gringas consideraron que prohibir esa palabra era limitar la libertad de expresión ­—o algo así—; tal como cuando Microsoft intentó patentar la palabra inglesa Windows… … ¡Duuuhhh!

Así pues, un mac-empleo siguió siendo un trabajito de mierda, un mac-novio el noviecillo que ocupaba dicha plaza y un mac-ego lo que viven algunos trascendentalistas, etc., etc. Las autoridades de McDonald´s simplemente se limitaron a callar y a seguir pagando sueldos de hambre.

Ahora revisemos el término mac-poetisa. Se refiere a una mujer de alta alcurnia, nombre y abolengo con poco talento y que se dedica a escribir poesía. En El más violento paraíso se las conoce como El Comité de Abuelitas Escritoras y de sus Nietos Eventualmente desalmados, nombre que también usan en el bajo mundo. Estas señoras tienen el mal hábito de pretender dominar la escena literaria nacional con sus malos textos, y si fallan con este enfoque, entonces tratarán de seducir al escucha masculino con sus magras y muy arrugadas… eh… costumbres. Si este plan B tampoco da frutos, generalmente recurren a sus Nietos desalmados, por medio de quienes casi siempre logran imponerse.

Una buena mac-poetisa es por definición una mala poeta. Dos ejemplos claros son Rosita Kalina de Piszk y Lily Guardia Oreamuno, ambas Premio Nacional de Poesía y ambas miembros activos de la alta sociedad costarricense, (c.c. oligarquía nacional). Rosita Kalina era miembro de la comunidad judía inmigrada tras la Segunda Guerra Mundial y Lily era pariente dos familias económicamente poderosas, tanto los Guardia como los Oreamuno. Se enorgullecía particularmente de ser prima de Yolanda Oreamuno, sin entender (la pobre estúpida), que Yolanda llegó a ser quien fue gracias a que rechazó a todos los primos y primas como Lily.

Pero para mac-poetas se necesita mac-blogs y mac-blogueras. Para Lily Guardia (a quien, lamentablemente, conocí personalmente) está esta entrada:


Y para Rosita Kalina está este otro:


Salva de Responsabilidad: Nada contra las mujeres, solo contra la gente tonta. Lily Guardia y Rosita Kalina eran la versión abuelita oligarca de Camilo Rodríguez o Rónald Campos (c.c. Laureanito Pink). También es justo agregar que la vida privada de estas damas no es de mi interés ni de mi incumbencia. Pudieron ser buenas personas y buenas docentes, pero donde verdaderamente brillaron como grasa de KFC, --su verdadera mac-gloria-- fue en la poesía.

Si usted quiere leer poesía de estas doñas, búsquela usted mismo.

End transmission.


11 comentarios:

Wílliam Venegas dijo...

Yo odio el Mac,
pero el del McCartismo, macartismo. La imagen de Jesús con la M está genial.

Juan Murillo dijo...

Con razón los que aman los Golden Arches ahora le dicen Mickey D y no McDonald. Eso también explica la aparición de términos como McGurgles y McGag y McTurd, que se producen luego de consumir los productos McDonald. McDonald entonces sería lo contrario de The Real McCoy.

justiciapoética dijo...

Grande conquistador Alexánder:

A estas dos señoras que no tuvieron nada importante que hacer deberían llevarlas a Irán y pegarles de pedradas por autodenominarse poetisas, esto porque agravian a la Poesía (sabemos que digo una caricutura, jamás aceptaría la lapidacion ni siquiera a un perro).
Simplemente estas viejas no fueron más que oligarcas a las que se les dio cosas por tener monis (soñaban con ser la versión femenina del genio Max Jiménez Huete, pero no le llegaron ni a los yuyos de este Maestro). No fueron Mc-poetisas, ni Mc-antipoetisas, simplemente, para desencanto de ellas mismas, sus Mc-seguidores y sus familiares que seguro en algo serán Mc, nada más podría endilgárseles la etiqueta de Mc-No poetisas. Perdonen mi sinceridad y mi justicia, pero a eso vine a este planeta.

Abrazos,
Justo Poe.
p.d. Genial entrada como sos vos. Saludos por La Mirada.

Óscar Fernández dijo...

La imagen de la poesía costarricense es una señora high-class-hiper-maquillada-que-usa-palabras-de-domingo-cree-en-un-demiurgo-y-solo-conoce-la-posición-del-misionero.

FRANK RUFFINO dijo...

Estimados amigos:

Mas seguro estoy que Willey no odia el Mac-chifrijo del bar El cruce, en tu tierra, ahora lejana e irreal, amigo Alexánder, a donde te invito cuando vengas: solo avísame con tiempo y que sea en día sábado para llegarle al Cruce a las 11 a.m. Ese día, pues la pulperiilla que tengo en "Náralit" la abro de lunes a viernes. También podría estar el amigo Juan, Óscar y los -as- que lleguen a esta entrada.

Sobre las señoras poetisas, pues cada quien se creerá las cosas, otro asunto es que crean que uno es poeta, por ello, y estoy de acuerdo con mi entrañable Justo Poe, me autonombro antipoeta temiendo, inclusive, no serlo.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

Asterión dijo...

Volaron cabezas, qué bueno.

Óscar, ¿estás seguro de que conocen al menos esa posición?

Saludos

justiciapoética dijo...

Alexánder el Grande:

Sigue, sigue así querido amigo escritor: desmitificando a las vacas sagradas de Costa Rica, degeneradas y corruptas que se adueñaron de la cultura (artes) en esta comarca de gentes buenazas, ignorantes y tranquilas. La lista es gorda, hombre, por pasos, despacito, pero lapidariamente como lo estás haciendo con gran valentía. Imagino que el ronquete cuervo de Beto Cañas fue el primero, pues sabemos éste se coloca en la cúspide de la cadena alimenticia en Tiquicia Cultural. Esas viejas engreídas de helio: Guardia y Kalina, son apenas unas hienillas chupando pulgas en las bolas de Beto Cuervo que a todos nos sacó los ojos! Pero a todos éstos les llegará su hora de la verguenza (excúsame la diéresis). Karma puro.

Abrazos,
Justo Poe.

Luissiana Naranjo dijo...

no hay duda que hay doñas MCpoetas que se juntan solo para tomar el té como otros Mc que solo se juntan para tomar cerveza, contrastes que no me dicen si hacen o no buena literatura, no creo que alguien porque tenga o no plata me diga si tienen calidad literaria!
lo que sí me suena es denunciar que en ambos bandos hay círculos cerrados donde se categorizan por su género, estudios o estilos y logren obtener beneficios sin importar su mediocridad!

saludos Alex

justiciapoética dijo...

Hay poetas que ganan prestigio con sus obras y algunos premios y no son de ningún círculo. De cuál bando, poeta Lussiana, son ellos, estos bichos raros (valga decir), o también es censurable que sean así?...

Abrazos,
Justo Poe.

Alexánder Obando dijo...

William, a mí me gustan los bigmacs, pero eso es solo parte de mis perversiones.

Juan, The real Mcoy es un buen perro caliente con mostaza picante, cebolla y relish.

Justiciapoética, mejor no me des más ideas porque me voy a vonvertir en asesino macpoetas.

Óscar, creo que esa es la imagen, al menos en lo concerniente a las mujeres.

Frank, abjurar del chifrijo jamás.

Asterión, ¿te apuntás a unas cuantas decapitaciones?

Así es, Luisiana, en todos los canastos hay manzanas podridas.

Gracias a todos por sus comentarios.

sOren vargAs dijo...

Qué pereza con esa gente, pero yo insisto, eso se ve en cada estilo. La poesía chatarra abunda en todas partes.

Mi experiencia con las maestras liberianas supera todo lo que pueda decir por acá. Yo quisiera olvidar a todas éstas doñitas, pero... ¿no sería mejor olvidarse del feudo?

¿Y si en lugar de matarlas creamos un personaje similar, le escribimos todo y la hacemos famosa a como creamos una iglesia virtual?

Después de todo a esa gente la corroe la envidia (de lo poco que pueden comprender).

Saludos Álex.