SEGUIDORES

viernes, abril 24, 2009

EL LIBRO DE LILIT Y DE LOS PERROS ASIRIOS


LETANÍA A LILIT

Lilit señora de la noche
Amante de Caín y esposa de Adán
Madre infecta de todos los lilim

Primera entre las vampiresas
Madre nutricia y
Diosa en el viento
Alas dulces de murciélago

Oh, bella Lilit,
Paria ejemplar y sucia
Sirvienta de la Diosa Madre y
Enemiga de los hombres
Demonio infanticida
Némesis de las nupcias
Amante dilecta de los hombres y
Bebedora
de todo el semen de la tierra

Verdugo de los primogénitos
Lamia nocturna
Diosa Hécate y Diosa Luna
Dueña de todos los bosques negros

Señora del Mar Rojo y
Señora de toda la sangre
Meretriz de los perros asirios

Madre de los saturnales
Madre de los vientos huracanados
Negrísima sombra del día

Oh, Lilit, mujer fatal y ánima fracta
Dueña de sueños y pesadillas
Cáliz de toda la sangre
Colmillo iracundo de los lobos hambrientos

Gran señora de las torturas
Reina de mi noche
Droga del tiempo y asfixia del día
Madre tan imprudente
Madre tan afectuosa
Madre homicida

Flor de los crepúsculos y
Ninfa del bosque
Nanna iracunda y poderosa
Tiamat de las aguas furibundas y
Monstruo de los mares perdidos

Tú, Lilit,
Ishtar en los altares de lirio
Señora de todas las cosas
Enemiga de Eva la esclava
Enemiga del fétido rex mundi
Enemiga del Padre Judío Solopoderoso

Gran duquesa de las asesinas
Dueña de las estrellas
Principio de Venus
Fuerza de Marte y
La noche en Urano
Princesa de la Luna Negra
Señora y reina de los vampiros

Madre impúdica
Madre pudorosa
Madre de la muerte
Madre de los hombres
Madre de las hembras
Madre de todas las madres

Madre insignia pavorosa
Reina de todo lo que fluye, se mueve, respira,
Reina de las sombras y gran dama de la Luz
Lilit impertérrita,
Crista mía,
¡Bendíceme, señora,
con la sangre de tus pechos
Y bautízame,
Oh, Lilit,
con la dulce ambrosía de tu pus!

Tomado del grimorio EL LIBRO DE LILIT Y DE LOS PERROS ASIRIOS, Barcelona, 1937. Autor no consignado.

5 comentarios:

Alexánder Obando dijo...

SIENDO MI DOMINIO DEL CATALÁN MENOS QUE MÍNIMO, TUVE QUE VOLVER A SUBIR ESTE POEMA, ESTA VEZ CON UNA MUCHO MEJOR TRADUCCIÓN GRACIAS A LAS HERRAMIENTAS DE INTERNET Y DE UNA AMIGA CATALANA. SIN EMBARGO, NO QUERÍA PERDER LOS COMENTARIOS QUE ASTERIÓN Y JUAN MURILLO YA HABÍAN ANOTADO. POR ESO, LOS COPIO A CONTINUACIÓN:

Asterión dijo...
¿Dónde se consiguiera este grimorio?

Una vez tuve una versión traducida al francés, en una librería de Chicago, pero por andar corto de plata al final me decidí por la versión abreviada del Necronomicón, que resultó ser una mala versión hecha por algún aficionado.

Saludos.

22 de abril de 2009 08:05 AM


Juan Murillo dijo...
El neopaganismo sincrético de esta letanía me hizo sospechar cuando la leí de que el autor podía no ser tan desconocido como la cita hace suponer. Lilith es la encarnación de lo negativo femenino en la cultura judeocristiana y grecolatina y en esta letanía vemos el intento, acuerpado por muchos, de subvertir los arquetipos tradicioneles que soportan el status quo de una sociedad deformada por una ética nacida de la mente de pastores del desierto. Lilith es tradicionalmente un estandarte de batalla feminista, pero me parece que aquí la batalla que se prefigura es otra.

22 de abril de 2009 10:12 AM

Juan Murillo dijo...

Ve que en esta traducción salieron más lineas, pero ya bien decía Chaves que toda traducción es reescritura.

Asterión dijo...

Ciertamente la traducción se ha beneficiado. Es más fluida y el ritmo más frenético. El final, también, es mucho más poderoso.

Solo un detalle menor: buscaría la forma de que el último verso también fuera grave, igual que todos los anteriores.

Saludos.

Gustavo Adolfo Chaves dijo...

¿No hay más de esto? Qué bueno está...

Alexánder Obando dijo...

Juan, las líneas de más obedecen a versos que "quebré" para atender mejor al ritmo de la lengua castellana. Luego, los versos de demás al final se deben a que en primera instancia no logré decifrar las últimas líneas y dejé el poema inconcluso, pero ya le voy entrando mejor. Una nueva versión definitiva, todavía es posible, pero no voy a jugar con la paciencia de ustedes subiéndolo otra vez.

Asterión, muchas gracias. Para mí no es fácil hacer armas de traductor porque siempre me he resistido a ello. Sin embargo, como dice Adriana Ñaña, aquí estamos, "al pie del cañón".

Gustavo Adolfo, gracias por el comentario. Trataré de traducir algo más de este extarño librito. Cuando lo tenga lo verás.